El Gallo

Cuento enviado por:Joel Millache (lector y fan del blog)

Más de alguna vez te has  preguntado si existen sucesos inexplicables que no son ciertos pero tampoco falsas, la ciencia lo trata de  desmentir  pero no logra dar una explicación certera, si me logras entender a lo que me refiero, pues te felicito porque entenderás lo que te voy  a relatar, y si no me entendiste  no importa, todo a su debido tiempo:

Había salido con mi tío Segundo y mi primo Samuel a una fiesta que se realiza en el campo cada cierta fecha con el motivo de cuidarlos solamente, porque ellos se portaban mal al regreso de cada fiesta cuando estaban con unas copas de más o como se dice en el campo tenían “mala cura”, llegaban siempre regañando a mi casa o a los demás familiares que viven no tan lejos de mí. La fiesta fue en una tarde y no tardó en caer la noche. Segundo y Samuel  bebieron como condenados , pareciera que el mundo se iba acabar en ese instante, mientras yo no pude hacer nada por evitarlo ellos estaban alcoholizados y no pasaban ningún día viviendo como una persona común y corriente que tiene responsabilidades, obligaciones que cumplir ,sino se la vivían deleitándose con su carpe diem. Se me ocurrió una brillante idea que quizás puede darle una solución y ponerle fin a sus adicciones por el trago ¿Cuál fue? Pues disfrazarme de un huaso de alta estatura que en aquel lugar representa al diablo, aquel hombre misterioso se comentaba a menudo en donde vivía, generalmente se aparecía por las noches pero no necesariamente a las 12 que se suelen contar en las típicas historias de fantasmas, espíritus, etc. No fue difícil planearlo, mi vestimenta de huaso lo tenía en casa y me quedaba cerca de la fiesta, no demoraría nada en buscarlo ni tampoco en vestirme.

Así lo hice, pero me plantee una pregunta en ¿Como me veré mas alto? , pues como lo habrán notado intentaba asustar a Segundo y a Samuel  para darles una buena lección de que ya deben dejar  de  llegar borracho y molestarnos con el mismo show de siempre e incluso que dejaran de beber alcohol aunque lo veía muy difícil. Encontré un buen sitio en donde esperarlos procurando en no mostrar mi rostro y en cuanto a mi estatura lo solucioné subiéndome a un tronco de altura considerable para asustar. No tardó el momento de regresó de ambos individuos que venían tambaleándose de aquí para allá hablando puras incoherencias y temas de no importancias que no se  necesitan detallar ya que conocen a los borrachos. Su conversación de detuvo bruscamente al observarme parado completamente de negro en silencio y sin movimiento alguno, ambos quedaron congelados por un instante como si no tuvieran respiración ni vida alguna, el silencio se hacía presente dejándolos amarrados de manera burlona  en aquella situación aprovechando ese breve lapso de tiempo teniendo en conocimiento de que unos de ellos pronto va romper su instauración en aquel lugar de noche no tan oscura de luna llena con los árboles cubriéndonos de la iluminación, unos de ellos lanzó un grito y el otro no tardó en acompañarlo, ambos gritaron ¡El diablo! ¡El diablo!, se largaron a correr olvidando su borrachera como unos verdaderos atletas perdiéndose de vista por el camino.

De Regreso a mi hogar no paraba de reír de lo sucedido pues había funcionado a la perfección e incluso mejor de lo esperado con la certeza de que por lo menos su alcoholismo desapareciera por un tiempo. De pronto todo aquello cambió drásticamente a una sensación de culpabilidad teniendo el presentimiento de que alguien me seguía pero no había nada al momento de mirar a todas partes, ¿Que será todo aquello? , mi duda se fue desapareciendo al observar que alguien venía detrás de mí cabalgando en su caballo con lo cual me imaginé de una persona común y corriente de regreso a su casa, pero al momento de girar cual fue mi sorpresa, un hombre misterioso vestido de huaso con un rostro que no se hacía notar, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo y como saludo de aquel sujeto tan misterioso me mostró su sonrisa pero había algo en particular en  ella, brillaban como oro puro de manera irónica y  como pude salí corriendo de aquel lugar, no tenía fuerzas para correr , pues el susto me había debilitado, mi corazón no dejaba de latir, acaso ¿ Quién no reaccionaría de esta manera al vivir aquella situación tan espantosa en la noche? Esto no son acontecimientos que viven todas las personas a diario.

Quería llegar a mi hogar pero el camino estaba diferente esta vez, no sabía a dónde ir, estaba todo opaco como si de pronto hubiera aparecido en otro lugar, no saben la desesperación que sentía en ese momento pero todo acabó cuando pude reaccionar y observar que había llegado a casa. Encendí la chimenea  me preparé un buen café e intenté dar explicación de aquel misterioso hombre, podría ser cualquier persona jugándome una broma de mal gusto, y en cuanto a su dentadura no lo sé, pero el caso es que no le daré más vuelta al asunto porque en esta vida todo se paga ¿O no? .Todo aquel cuestionamiento fue interrumpido por un canto de un gallo, que me pareció muy raro por la primera razón que no tenía gallos y porque ¿ No debería estar durmiendo en su corral o cualquier parte en donde los cría? Son las 1 de la mañana, no me quedaría con la duda, entonces salí a inspeccionar afuera y cuál fue mi sorpresa, estaba allí parado mirándome fijamente con unos ojos que reflejaban el mismo infierno, si más de algunos de ustedes creyeron que era aquel huaso o hombre misterioso déjenme decirles que no, se trataba de un gallo, el animal empezó a dar vueltas en círculos y a correr en todas partes como un duende que te queda molestando sin parar, pero que animal tan raro ,pues tenía entendido que no ven en la noche , rutina que se repite una y otra vez , a partir de entonces no dejo de escuchar ese canto tan demoniaco , encontrándome  encerrado en el manicomio, solamente acompañado de la triste soledad que me visita todos los días teniendo la certeza de acompañarme hasta mi último suspiro.

Es una loca historia ¿verdad?, espero que lo hayas disfrutado mucho, cualquiera se puede volver loco ¿O no? , un día de esto escucharás el canto de este animal y entenderás lo que digo.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (50 votos, resultado: 7,42 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Un Fan del Blog

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (6) ¿Quieres dejar un comentario?