Juego Incontrolable | 1era parte

Cuento enviado por:Hakeil Dhles. Han pasado bastantes años, desde que empezé a ver lo positivo de la vida dándome cuenta de que había todavía esperanzas de dejar atrás esa vida que me ahogaba con recuerdos del pasado.

Quedaba poco para reencontrarme con mi primo Leo, hacía 7 años que no lo veía, seguramente trás 7 años casi nos reconoceríamos, pensé.

Se me ha olvidado si fue una o dos semanas lo que esperé a que llegasé a mi cuidad, durante este tiempo fui al colegio, tenía muchas ganas de ver por fin a leo, por desgracia era un chico que se fue convirtiendo en antisocial y cada vez iba aumentando mi tímidez.

Quedaba poco para el baile de fin de curso y la verdad es que no me importaba quedarme solo en el día del baile, no es que ninguna chica me resultase atrayente, todas tenían las mismas tendencías y valores a los cuales no encajaban conmigo, lo único que podía ver eran chicas pijas teniendo sexo a todas horas con los abusones del colegio,realmente los envidiaba pero pensándolo fríamente busco resultados a largo plazo y de díficil acceso como el hacking, sino no le doy ningún valor.

realmente todo esto es un círculo vicioso que se asemeja mucho al incesto. Debí haberme metido en un colegio público en vez de un colegio religioso, me metí porque todo era más fácil y tenías más posibilidades de aprobar en esta gran secta Mundial llamada religión.

Cada día deseaba que entrase alguien que encajara conmigo, indudablemente por todos estos años no encontré a nadie diferente, ni siquiera nadie que utilizará mucho el ordenador como yo. Cada díame sumergía en mi mundo
de Hacking, me metí gracias a una organización llamada Código abierto, los seguí porque siguen mis mismos principios ayudar al prójimo de manera anónima.

Cada día al venir de clase para no sentir la soledad del patio traía mi ordenador y me escondía en los baños para chatear con una chica muy especial para mi, me alegraba mucho hablar con ella y ver que no era como los demás siendo la única que me entendía y era especial.

Estábamos en la recta final del curso, como de costumbre iba a clase
amargado y sin apenas ganas de vivir, pensaba que cada día de mi vida sería una tortura hasta que que en un día todo cambió.

Al salir de clase me estaban esperando Claudio y fabio para pegarme una paliza, pero una extraña sensación me impulso a ser más fuerte y tener coraje para acabar con todo esto, esa fuerza sobrehumana saco de mi insconciente todo mi poder vengativo a base de todos los desprecios, palizas y sentimiento de desdén que me inculcaron.. realmente me sentía como un supersaiyan 4 escorias humanas, DB GT fue una de mis mayores motivos para seguir adelante
e ir cada mañana con una resistencia de guerrero.

Estaba hartó de la situación, miré fijamente los ojos de los dos uno por uno con frialdad mientras estos me subestibaman. Al instante me pegaron entre los dos y me vinieron esa sed de poder que saqué, utilizé todos los recursos que tenía para hacer justicia, utilizar llaves judokas muy mortales pegando una patada en la cara a fabio y un puñetazo al otro dejándolos inconscientes y apretándoles el cuello con maldad hasta matarlos delante de sus padres.

los profesores me llevaron al juzgado desde del homicidio, por suerte no tuve ningún problema con delictivo al ser menor de edad y matar a unos abusones de 19 años, teniéndo yo dos años menos.

Al llegar a casa no vi a mi hermana Luz, pensé que seguramente estaba en cla se de piano y me fui a pensar a la azotea como siempre, metiéndome en mi mundo observando el cielo noté una extraña esencial floral delante de mi que se desvanecio al instante, extrañado no pude darle muchas vueltas. Mi hermana entró por sorpresa a la azotea viniendo con Leo.

Leo no parecía el mismo había cambiado mucho desde entonces, su heterocromia avazó tanto que su ojo verde se convirtió en Azul cielo, está anomalía única, los médicos no comprendían porque se propagaba tanto, me alegraba de que para Leo le fuése indiferente
a veces algunas enfermedades son buenas y beneficiosas y todo tiene su lado bueno. Con tímidez le empecé a preguntar cosas sobre él y el a mí, desconocía por completo que mi tio Hatche le enseñara a jugar a juegos de mesa y llegase a trabaja de croupier en el casino de su pueblo y que iba de pequeño.

Luz, aunque no tuviese una relación tan buena como quisiera conmigo se esfuerza por hacerme feliz, por mi tímidez me cuesta mucho abrirme ante alguien y menos si delante tengo a una chica en persona, creo que por eso no me ve como alguien cercano.

Mi primo Leo era más dos años mas mayor que yo, el fue el que llamo al taxi. Mientras llegaba al pueblo me fijaba en cualquier detalle del recorrido gracias a la ténue luz que desprenden los faros del taxi, viendo el paisaje sentía nostalgia recordando los tiempos en que iba de pequeño con mi difunta madre. Quedaban casi 15km para llegar a Kias Lovfreiv, casi dormido vi unas extrañas manchas en la carretera que parecían ser sangre, pensé que era de un animal pero no podía estar más equivocado.
images

Llegué al pueblo y salude a mi tio Hatche, Cler, su esposa me acogió encantada en su casa y me dijo que no me preocupase
por que mi tio no me salude, dicen que tiene la costumbre de dormir con los ojos de par en par y no recordar nada de lo que ha visto en este estado por las Ondas Alpha. Notaba extraño a Leo, enseguida me dijo que lo acompañase hasta nuestra habitación. Cuando mis tios se fueron a dormir jugamos a un montón de juegos de mesa enseñándome también lo necesario para ser croupier: Saber barajar y aprender las características y la jugabilidad de los juegos.

El primer juego al que jugamos fue al poker, luego al Blackjack y otros más como ochos locos y el juego de la botella.

Cuando nos fuimos dormir, no podia coger el sueño no me adapto fácilmente a un sitio en el que no he estado o no he estado desde hace tiempo, antes de curiosear dentro de la casa observé bien a Leo por si estaba dormido y ver un poco su habitación, me destapé poco a poco y saque los pies de la cama hasta ponerlos lentamente sobre el suelo, lo único que escuchaba de fondo nuestras respiraciones.

Con cuidado me fui a las escaleras del segundo piso y fui al cuarto de baño para lavarme la cara, busqué alguna toalla con la que secarme pero no queria llamar a mis tios ni a Leo por una toalla asi que me la sequé con la camiseta. Al bajar las escaleras, noté una sensación extraña, es como si algo estuviera observándome
bajando con miedo vi unas gotitas de sangre detrás de mi, decidí no mirar atrás por si algo me sucedía, llegué al cuarto y vi que leo estaba hablando solo.

| 1 parte

Autor: Hakeil Dhles

Esta es una de las primeras partes
Es la primera vez que escribo una historia de terror, espero que os guste y no dudar en comentar que os ha parecido

Actualización: la 2da parte la puedes leer aquí.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (42 votos, resultado: 8,79 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Hakeil Dhles

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (5) ¿Quieres dejar un comentario?