Juego Incontrolable | 7ma parte

Si quieres leer la 1era parte de este cuento, haz clic aquí

Pensando y pensando no me queda claro cual escoge, ninguno me queda claro menos uno el de anagrmo, es sospechoso que el único que no tenga descripción sea este, sin tenerlo claro lo escogí y me adentré poco a poco en aquel túnel narutal, aquel túnel de flores violetas, blancas y azules me resultaba familiar, es como si hubiese estado antes allí. Recuerdo el característico olor de las blancas flores, de pronto,  vi un pequeño banco en el que me senté 5 minutos. ¿Cómo me resulta tan familiar este lugar? realmente no lo recuero pero si me suena tiene que sonarme por algo, mirando cavizbajo encontré una llave en las hojas secas, tenía inscrito “12” ¿Doce?, dejando las comtemplaciones me levanté y seguí el camino, seguramente ya aquello tenga alguna pista y seguirme el rastro.

A medida que caminaba el paisaje cambiaba: las flores se volvían cada vez más oscuras, el blanco se volvío gris, el azul violetta y el violetta rojo.
A lo lejos del camino veo unas extrañas figuras borrosas, no lo puedo diferenciar bien.., parece que esas manchas se mueven y están en movimiento, como si se tratase de niños jugando a la comba y otros juegos.
Sabia que no podía ser cierto, a estas horas de la madrugada no debe de haber ningún niño despierto, con desdén me alejé y volví al principio del camino y regresar a casa.
Entré la maleza escucho un extraño sonido, NININIOPS ZUUUUP es como si se tratase de un sonido metálico o robótico, el objeto del cielo un poco más adelante de las figuras.
Me escondí detrás de un árbol cercano, cerca de unos arbustos y me puse a investigar que eran esas manchas y que podía hacer para acercarme al walkie.Con sigilo fui arrastrandome por el suelo con lentitud, mi nervios me pasaban una de mis peores jugadas, ahoras vereís el por qué.
Terminé de arrastrarme cuando pude ir un a una distancia más lejana y poder verlos, no me lo podía creer….
Mis ojos empezarón a lagrimear de la angustia y terror que esta imagen sacudía mi mente: los niños no tenían rostro, sus caras arrugadas estaba impregnadas por gusanos que se metían por las perforaciones de estos, no era un juego sino una matanza. Vi como a una de las personas la descuartizaban. Tenián a dos niños encerrados en una jaula de madera salpicada con la sagre de las victimas, la maldad de estos espiritus no era negociable ni mucho menos para desprestigiar, a los presos les clavaban agujas en partes sensibles como : Los ojos, el escroto, el párpado, la nuca la ingles, después cogían un cuchillo de bronce y quemaban las mejillas y las orejas con lava. Dejándoles vivir a cambio de sufrir dolores inhumanos, jamás se me olvidarán esos llantos de desesperación intentando luchar por sus fráfiles y puras vidas, solo eran niños. No los salvé porque podían hacerme lo mismo a mi, al fin de alcabo todo el mundo muere de peor o mejor manera.
saltando_a_la_comba_4 rosa-azul

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (5 votos, resultado: 10,00 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Hakeil Dhles

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)