La niña y la muñeca

En un triste mundo donde no hay nada,
una pequeña niña se siente olvidada.
No tiene amigos, nadie con quien estar,
se siente muy sola y rompe a llorar.

El hermoso atardecer es su único consuelo,
lo mira con emoción, sentada en el suelo,
la cautivan los bellos y cálidos colores,
borran sus lagrimas y calman sus dolores.

Aquella noche sombría y serena,
escuchó una voz dulce y buena:
ya no estarás sola me tienes a mi,
una vieja muñeca rota, solo para ti.

La niña sonrió con mucha alegría,
tiene una amiga que le hará compañía,
mas su amiga dijo con profundo dolor,
antes tienes que hacerme un favor,
el sitio se tiño de tonos muy rojos:
solamente pido una cosa, dame tus ojos.
Los míos he perdido en la oscuridad,
hazlo, y te acompañaré por la eternidad.

Con mucho dolor sus ojos arrancó,
con hilo y aguja en la muñeca coció.
Sin ellos no puede el atardecer mirar,
sin embargo, nunca sola volverá a estar

Escrito por: Bryan Steven

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (311 votos, resultado: 7,85 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Un Fan del Blog

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)