Retratos

Cuento enviado por: Natalia Olivares

Hace muchos años en el Japón de 1945,a las afueras de la ciudad de Hiroshima, vivía un viejo cazador viudo…era un hombre muy ocupado y la caza realmente era su pasión, pero cierto día se entretuvo mucho rato en un bosque lejano acechCuento enviado por: Natalia Olivares

Hace muchos años en el Japón de 1945,a las afueras de la ciudad de Hiroshima, vivía un viejo cazador viudo…era un hombre muy ocupado y la caza realmente era su pasión, pero cierto día se entretuvo mucho rato en un bosque lejano acechando a sus presas, que si ciervos, o patos con tan mala suerte que al anochece se perdió, no sabia volver a su hogar.

Al poco después empezó a llover y el pobre hombre, ya cansado solo deseaba un lugar para cobijarse por una noche y al día siguiente sería mas fácil volver a su casa.

Andando y andando vio a lo lejos una cabaña en medio de un claro del bosque, pasado un río poco caudaloso, que al parecer estaba abandonada….

Llegó casi sin aliento ya caía con fuerza la lluvia, golpeó la puerta dos, tres y cuatro veces, sin respuesta alguna, entonces decidió entrar a una solitaria cabaña bastante amplia y acogedora por dentro…después de cenar una buena pieza de carne asada en el fuego de la chimenea de la cabaña de un venado cazado anteriormente, el cazador dio un rodeo para observar que esa cabaña solo disponía de una habitación con cama matrimonial, el hombre no se lo pensó dos veces….solo le importaba descansar y regresar al alba.

De madrugada se despertó al sentir un viento helado cerca de su cuerpo y al despertar se horrorizo, apenas pudo seguir durmiendo el resto de la noche…

13262104_10201621248769143_1560572993_o

Resultaba que solo veía a su alrededor algo así como grotescos retratos de personas de todas las edades, feos, e incluso deformes, mirándolo fijamente con odio; el cazador no sabia que hacer solo rezaba e incluso decidió ponerse boca abajo en la cama para estar mejor pero no pudo dormir…odiaba esa sensación de sentirse observado y siguió rezando, colocando un poco la almohada en su cara para no verlos

Por fin el ansiado día llego más al volver a esa habitación para recoger sus cosas y comenzar el viaje de regreso vio con sorpresa a plena luz del día que ya en el cuarto no había ningún retrato como anoche pero si muchas ventanas dando al exterior.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (14 votos, resultado: 8,36 de 10)
Loading...

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Un Fan del Blog

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (2) ¿Quieres dejar un comentario?

  1. si . mira se supone que los cuentos deben ser originales , no te preocupes quizás en ocasiones uno no sabe que escribir pero para evitar ciertos comentarios , es mejor se original , 😀 . descuida .se que tendrás muy buenas ideas para tus cuentos . espero volver a leer otro de tus cuentos ,y recuerda , se siempre original . y suerte .

    Respóndele

    ó Reportalo si es insultante