1#PARTE | PAIN PAINT

Publicado por Hakeil Dhles

En la noche, las cosas que se ven son un 65% verdad y un 35% de imaginación o sospecha. La mente humana es capaz de crear problemas con el fin de resolverlos y crear confrontaciones.

 

Esta historia sucedió en un pueblo de Francia. bastante conocido por las desapariciones y la estética jardinera. Además de atraer a los aldeanos del pueblo también hacia que cada año viniese más extranjeros de todos los lugares a contemplar este tipo de arte nacional.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Aneu… que puedo decir de esta chica. Es encantadora y muy amable además del cariño que tenía por los animales. Cada vez que tenía que ir a trabajar un martes o un viernes, la contrataba con el fin de que cuidase de mis hijos. Cuando se acostaban, ella y yo aprovechabamos para irnos a un bar cerca de la galeria “Rogelio Spiker”. Pasábamos horas y horas conversando, riendo y pasándolo en grande, ella llenaba mi dolor que por aquel entonces tenía por el fallecimiento de mi esposa Iraís, Aneu supo suplirlo bien.

 

Después de haber hablado de quedar para otra ocasión, nos despedimos. No podía dormir,estaba nervioso por volver a quedar con ella, para relajarme sustuve el casco de buzo de mi mujer. Aneu es una chica bastante extraña, conozco poco de ella.. es bastante introvertida, su mirada refleja un gran secreto en la que en su brillo esconde algo importante. Mi trabajo me ha dado bastante experiencia al observar personas de todas las edades, se quien tiene la esencia del valor y un puro corazón ético, he visto de todo… desde niños sin inocencia hasta pocos abogados han defendido con justicia a sus contratantes, todo depende del nivel de consciencia de cada persona.

De pronto me vino a la mente, la película que vi por primera vez con mi mujer, Titanic. Ambos no nos podiamos contener, lloramos como dos almas viejas que se vuelven a reencontrar.

Salí a correr por la calle principal del pueblo, la única cercana a los mercados y la iglesia. Me gusta , de hecho lo prefiero. La gente me considera demasiado tranquilo, dicen la muchedumbre que mi sangre es de horchata por ser tan poco expresivo, pero no puedo evitarlo, siempre reflexiono. Todo esta y sigue estando igual por estas calles, recuerdo como venía aqui con mis padres de vez en cuando, jugaba mucho con una niña a las canicas y los trompos, creo que le gustaba pero un día se fue a vivir a Lerici, una cuidad al sur de Italia.

 

Esta iglesia era y sigue siendo mi lugar favorito, la comtemplé  un rato. Salté en las tejas de las casas, sacando fotos con mis gafas de visión nocturna desde diferentes ángulos, estas me permitian ver pequeños detalles en las rocas como grabados, símbolos ocultos y otras cosas como un sistema que permitía ver vida a través de un radio de 15 metros, en las colinas, vi un paisaje llamativo y atrapante en el que había distintos edificios dispersos.

Atándome los cordones vi un pequeño detalle en la cruz de la iglesia, cuando llegué a cogerlo vi que era un rubí, tan frágil..

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (15 votos, resultado: 7,60 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Hakeil Dhles

Te Recomendamos: