Historias Reales de Horror

Alguien entró a mi casa en Navidad

Esto ocurrió en el 2012, acababa de cumplir 16 años y se acercaba la Navidad. Mis padres solían esconder los regalos para mí y para mi hermana debajo de las escaleras, mientras que los que recibíamos de familiares, se quedaban en el árbol de Navidad,; ese año solo había una pequeña bolsa de regalos de una de mis tías.

Una noche me fui a dormir a la 1:30 am. Dejé mi computadora portátil en el sofá, apagué el televisor y las luces, fui a mi habitación y me dormí.

Era día de escuela y mi alarma me despertó como de costumbre. Me arreglé igual que siempre y bajé las escaleras. Entonces noté que la puerta de la cocina estaba ligeramente abierta, (la cerramos todas las noches para que no salgan los gatos), pero asumí que uno de mis padres habría ido a comprar algo. Así que la cerré y fue por mi computadora portátil, pero cuando entré en la sala de estar, no estaba donde la había dejado.

Miré a mi alrededor, sin saber si alguien lo había movido o simplemente la había dejado en otro lugar. Tampoco estaban el mi cargador, ni la bolsa del portátil.

Molesta, pregunté a mi madre si la había tomado, pero ella negó haberla visto. No había mucho que pudiera hacer, así que me fui a la escuela.

No fue sino hasta después de que llegué a casa, que mis padres me sentaron y me dijeron que alguien había entrado de noche a nuestra casa. Habían robado mi computadora portátil junto con la bolsa de pequeños regalos de Navidad debajo del árbol. También habían robado a uno de nuestros vecinos, que vivía un poco más arriba en nuestra calle. Un encapuchado en bicicleta le había pasado al lado.

El asunto se volvió más espeluznante, al enterarme de que la policía había encontrado huellas dactilares en la puerta trasera de la cocina. Estaba cerrada con llave, pero la llave estaba en el agujero (sí, sé que era muy tonto dejarla allí). Tenemos una puertecita para gatos, así que concluyeron que el intruso debía haber metido la mano para abrir la puerta desde adentro. .

Lo que de verdad me asustó fue que también encontraron en el piso un cuchillo, una cuerda y varias bolsas de plástico. Nunca atraparon al ladrón.

Como mi computadora portátil estaba asegurada, conseguí una nueva. Cambié todas mis contraseñas para mi correo electrónico, facebook, etc. Y, afortunadamente, nunca me ha pasado nada, aunque sigo teniendo dudas sobre si robaron mi portátil solo para venderla o usarla.

Aunque todos dormimos profundamente esa noche y no tuvimos que encontrarnos con el rastro que irrumpió en mi casa, todavía pienso en lo que habría sucedido de no haber sido así. ¿Qué intenciones tenía esa persona? ¿Y por qué llevaba esas cosas al momento de entrar en nuestra casa? ¿Realmente las habría usado contra nosotros?

Hoy en día mantenemos la llave de la puerta trasera arriba y tenemos una nueva alarma de seguridad. Todavía siento escalofríos cuando me levanto por las noches.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (19 votos, Calificación: 6,00 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Avatar

Erika GC

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar