ALMA, CUERPO Y FUEGO

Publicado por JEAN PAUL ALEXANDER GUEVARA

Cuento enviado por: Jean Paul Alexander Guevara (fan del blog)

“Esta historia es pura ficción, espero que disfruten de lo paranormal Atte: Jean Paul Alexander Guevara”

Desde el infierno se escuchan voces en nuestra alma, desgracias vienen vinculadas a ellas y demonios vinculados a esas desgracias, desde tiempos antiguos los demonios se aprovechan de nuestro sufrimiento, ángeles caídos inmaduros que solo buscan la atención de su padre y que nos ven como sus juguetes…

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

¿Hay que tenerle miedo al infierno? No… Pero si a los demonios que viven en el.

 Patricia Mancini una Venezolana de padres Italianos vive en el castaño en el sector norte de la ciudad de Maracay en una residencia con unos amigos Cheo Lizandro y Irma Rodriguez, Patricia conoció a Cheo en una obra de teatro en el centro de Maracay ambos se empezaban a burlar del mismo personaje y desde ese día tuvieron una amistad inseparable pero, Irma sin duda alguna es su mejor amiga, se conocieron en la universidad, Irma siempre fue tímida pero Patricia se acerco a ella desde el primer día de clases, desde ese día ambas supieron que serian mejores amigas si acaso hermanas un día en una reunión familiar Patricia invito a Cheo e Irma para el restaurant de su familia, todos estaban disfrutando Irma conoció a Cheo, en ese mismo día el padre de Patricia estaba borracho y le dijo.
-. ¡Mi hija no es una puta!
 
Cheo con toda autoridad le responde.
-. Lo se, por eso es mi mejor amiga.
 
El padre con el fin de buscar polémica le dijo a Cheo.
-. ¡Fuera de mi restaurant! ¡Un morenito como tú no puede ser amigo ni pareja de mi hija! 
             Gracias a  esas palabras Patricia decide levantarse tomar sus cosas y decirle a Cheo y a Irma el mudarse juntos, al principio, Cheo no se hacia la idea de vivir con dos muchachas el solo en una residencia, las dos son muchachas muy guapas, con el tiempo se mudaron juntos y de hecho todo fue como anillo al dedo hasta que un día Irma se le ocurre la brillante idea de ir al cementerio metropolitano de Aragua en plena noche.
Un lugar donde hasta el ultimo pedazo de tierra tiene esencia a muerte, donde los muertos ya no tienen cabida de la cantidad de tumbas por muertes diarias que ocurren en el estado, un amigo de la universidad le comento a Irma que aparecen espíritus en la noche y solo las personas valientes y los brujos tienen los guaramos de ir a esas horas, Irma intrigada con lo paranormal reta a Cheo y a Patricia a ir al cementerio toda una noche en eso Cheo con una sonrisa y mirando hacia los lados con un poco de miedo le dice a Irma.
-. ¡A mi los muertos no me dan miedo! pero… Luego le tiembla la voz. ¡Pero! los ladrones y matones que rondan por el sitio ¡Si!
 
Patricia se anima y les dice a ambos.
-. ¡Vamos debe de ser interesante! ¿Te imaginas a Cheo atemorizado en pleno cementerio? Jajajajaja 
          Patricia se ríe hasta reventar, en eso Cheo e Irma se apuntan viendo las risas de patricia, los tres toman sus cosas empiezan a empacar comida, agua y por supuesto linternas, pilas y lo principal valentía.
          Los tres salen de la residencia y toman el primer taxi que ven por la vía, se montan, le dicen la dirección al taxista y este pone su salsa vieja Hector Lavoe – Juanito Alimaña. 
 
         30 minutos de ruta y los tres se bajan apurados del automóvil porque ya no aguantaban escuchar la misma cancion una y otra vez, por fin llegan al cementerio a los tres se les hace un nudo en la garganta eran las 7:00pm y ya todo estaba todo solo no se encontraba ni el vigilante del cementerio, Cheo inflando el pecho y con una sonrisa dándoselas de fuerte les dice a las muchachas con mucho afán.
-. ¡Bueeeno ya estamos acá, vamos a darle como quien dice con todo! 
 
          Las muchachas se ríen porque saben que esta más asustado qué ellas dos pero eso las reconforta y siguen hacía adelante, van por la parte de la entrada y de pronto ven una luz en las oficinas en donde se hacen los papeles para enterar a los muertos y hacer los epitafios de las tumbas, Cheo se agacha levanta su dedo indice y chita a las muchachas para qué guarden silencio y así adentrarse al cementerio, con solo pasar la oficina, ya empezaron a pisar y tropezarse con las tumbas debido a la cantidad de lapidas que hay en el suelo, siguen caminando agachados, pasan 25 minutos y ya las muchachas empiezan a sentir un miedo como si algo malo les fuese a ocurrir el cementerio te estaba tornando cada vez más y más oscuro a pesar que hay faroles en todo el cementerio, en eso se explota un transformador de la zona y se va la luz en el sector, todo se puso negro solo se veían entre ellos a simple vista así que deciden encender  su linterna y podían ver aunque sea un poco más en eso a 3 metros de ellos pasan unas sombras, Irma se asusta y le pregunta a Cheo
-. ¿Viste? ¿No serán paleros o ladrones?   
Cheo con su cara toda seria
-. palero no son, fuesen corrido hacia afuera del cementerio y no creo que sean ladrones en esta zona atracan directo, se llegan hasta caminando y con un cartel que dice. ¡A que te robo! 
Patricia pega un grito y les dice a los muchachos que le susurraron en el oído.
Irma y Cheo se miran el rostro con cara de anonadados y le dicen ambos al mismo tiempo.
 
-.¡Cálmate esos son los nervios!
-.¡Cálmate esos son los nervios! 
 
        En eso los tres empiezan a sentir frió en toda la espalda y empiezan a escuchar ecos de voces en el cementerio, los muchachos empezaron a sentir como respiraciones fuertes rozaban sus oídos y como entre los arboles y las tumbas empezaron a salir las sombras, estas se iban moviendo rápido y cada vez más rápido, en eso los tres se ponen pálidos y echan correr hacia dentro del cementerio, pisando todas las tumbas en eso patricia se tropieza con una lapida y se lastima Irma se voltea de forma inmediata y ayuda a Patricia, esta le pregunta si esta bien y esta asiente con la cabeza.
        Al rato Cheo les dice a las muchachas que es hora de irse, este se empieza a preocupar porque esas sombras no eran algo normal como un espíritu o algo y les comenta a las chicas.
-. Muchachas, no creo que esas sombras sean espíritus buenos, yo no soy espiritista ni mucho menos babalao pero si les puedo asegurar que siento que si no nos vamos algo malo nos va a pasar.
 
       Irma con una cara seria mientras Patricia se quejaba del dolor le dice a Cheo que le ayude con Patricia, Cheo asiente y se acerca y en eso Patricia grita, Cheo se asusta y le pregunta.
-. ¿Qué paso el pie esta peor? vamos a llevarte al hospital
Patricia asustada le contesta
-. ¡Algo me mordió Irma, Cheo! 
       Irma le pide a Cheo que se voltee y en eso ve que tien una mordida en todo el costado como si la fuese mordido una persona con mucha hambre ya que le dejo sangre y todo, en eso Cheo también echa un grito y siente un arañazo en su tobillo, en eso ve que tiene una marca como de garras y se asusta, agarra a Patricia en brazo como si fuese una princesa y salen del cementerio despavoridos.
        Los muchachos con todo el miedo que cargaban toman el primer taxi nocturno y piden ir al hospital, en eso los atiende el Doctor que casualidad era muy devoto a lo paranormal, los muchachos le cuentan la historia y el Doctor les dice, tengan cuidado no vayan a esos sitios solos, les dio su reprimenda les mando una medicina y luego se fueron a casa.
       En eso llegan a casa a horas de las 2:00am todos se echan una ducha te toman la medicina y luego a dormir.
       A los días empiezan a tener peleas tanto como Patricia con Cheo, Cheo con Irma, Patricia con Irma y siempre tanto Patricia como Cheo andaban insoportables, Irma nota algo curioso las heridas no se les cierran siempre tienen las marcas y lo más tenebroso es que cada vez que discuten todo se torna frió, en eso un día Irma se queda sola en la residencia y en eso toma una siesta boca abajo en plena tarde y siente como algo le susurra en el oido, siente como si algo se le subiese al cuerpo, algo muy pesado y de pronto esta voltea y ve una especie de espectro, una criatura que su rostro estaba demacrado, arrugado, se veía claramente que esta no tenia ojos, un aspecto parecida a la parca, esta no tenia un manto, parecía tener una especie de cuerpo etéreo, el olor era a humedad, azufre y se podía oler todo el olor de rosas muertas como las flores en el cementerio.
Esta criatura empieza a susurrarle algo y le dice…
-. El infierno esta en su hogar, la muerte los acompaña…
 
       Irma decide llamar a un espiritista y una especie de exorcista a la residencia para resolver el problema de inmediato, al rato en la noche llegan ambos y ya Irma los esperaba con los exorcistas, Patricia se sintió incomoda con las visitas.
-. ¿Se puede saber quienes son estas personas? ¡Irma que carajo estas haciendo!
En eso Cheo tambien con una voz fuerte.
-. ¿Porque tu no avisas que vas a traer gente?
 
Irma con una voz asustada pero con convicción le contesta a ambos.
-. ¡Esta es mi solución a los problemas! ustedes muchachos creo que tienen un muerto encima y capaz algo peor
 
Cheo se enoja y le dice
 
-. ¿Tú eres bruja acaso para saber si eso es verdad? 
 
Irma se enoja pero en eso el espiritista los calma y les dice
-. Primero que nada mucho gusto Enrique Piñeda ¿ustedes están peleando y se sienten furiosos desde el día que fueron al cementerio? 
 
Cheo y Patricia se calman se miran los dos a los ojos y le responden con suma sinceridad a Enrique, con un si en eso Patricia voltea hacia donde esta el otro señor y le pregunta.
-. ¿Quien es usted? 
 
El señor con una sonrisa muy serena le responde.
-.  Arturo Figueroa y soy el que va a limpiar su hogar.
        Ambos tanto Patricia como Cheo se sienten incómodos pero aceptan porque de alguna manera sienten que puede llegar a ser una solución, en eso el Sr. Enrique los mira a los dos y les dice.
-. Muchachos siento una fuerte presencia, Irma nos dice que una especie de espíritu maligno la ataco estando acá sola mientras ustedes no estaban y cuando ustedes llegaron todo se puso más frió, es algo que se anclo a ustedes, déjenme ver las heridas que tienen.
       Los dos jóvenes muestran sus heridas y el espiritista les dice con un rostro muy serio y sorprendido.
-. Chicos esa mordida y ese rasguño solo lo puede hacer una entidad maligna un demonio, por si no lo sabían y ya se le apareció a su amiga lo único que les puedo decir es que hay que hacer una limpieza si o si, por la gravedad del asunto hay que hacerlo ya antes de que el demonio tome poderío en ustedes.
En eso Patricia preocupada le dice al espiritista.
-. ¿En serio la situación es tan grave? 
El Sr. Arturo le contesta con suma seriedad, si.
         De pronto el ambiente se puso más frió y empezaron a salir objetos disparados por toda la sala, los muchachos se agacharon y en eso Arturo levanta su mano con una biblia y empieza a citar una oración en latín, la situación se torna cada vez más y más difícil al punto en que hay trozos de vidrio en todos lados en eso el señor termina y todo se calma, el ambiente pesado se calma y los muchachos sintieron como si un peso se les fuese quitado de encima.
        Pasan los días los muchachos dejaron de discutir todo volvía a la normalidad al menos eso creían y de pronto una noche los muchachos jugando monopoly ven como una sombra esta parada entre la cocina y la sala como mirándolos estos se asustan dejan de jugar y se acuestan a dormir en la misma habitación, en la noche más tarde, Patricia esta acostada y de pronto ve como unas manos la están tomando del cuello ahorcándola, y los muchachos dormitan como si no hubiese un mañana, Patricia no podía respirar y en eso se le ocurre estirar ambos brazos para despertar a Irma y Cheo y lo logra, la entidad desaparece y de pronto ambos despiertan y ven como Patricia esta llorando los toma a los dos y les dice.
-. ¡Alg.. Alg.. Algo me estaba ahorcando! ¡Vayámonos! 
 
         Cheo ya obstinado de la situación se enfrenta al espíritu, grave error este le aparece de frente y lo empieza ahorcar, Cheo lucha para liverarse, siente como la sangre se le sube a la cabeza y la peste del demonio al acercarse cada vez más en eso a Cheo le sale de sus labios con el poco aire que le queda.
-. ¡Dios ayúdanos! 
 
         En eso les aparece una silueta en la esquina de la habitación iluminada por una especie de luz con una gama de colores que antes no habían visto y se escucha una voz solemne y pura grita
-. ¡Deja a mis hijos demonio al fuego del infierno te vas!
 
          En eso todos asustados se vieron al rostro tomaron sus cosas y se fueron por un tiempo a la soledad por las delicias, cada uno se fue mudando en zonas cercanas y desde ese día los muchachos siempre le piden a Dios, nunca dejan de pedirle y su amistad se fortaleció Cheo tuvo un romance con Irma y se casaron, Patricia se caso con un moreno llamado Juan Pedro.
¡A veces cuando estamos en lo profundo de la oscuridad solo hace falta la luz en un instante para salvar nuestra alma, aprovecha esa luz y líbrate de todo mal!
Atte: Jean Paul Alexander Guevara

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (42 votos, resultado: 8,07 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por JEAN PAUL ALEXANDER GUEVARA

Te Recomendamos: