Diario de una chica gorda

Publicado por Erika GC

Querido diario:

Se supone que es así como debo iniciar con todo esto, ¿verdad? Es gracioso, nunca antes he tenido un diario. Pero en la clínica me recomendaron hacerlo como parte del tratamiento.

Vamos a empezar por el principio.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Desde pequeña fui una chica con sobrepeso y aunque ningún niño en la escuela me molestaba por eso, una aprende a darse cuenta de que están mirándote por tu grasa. Llegué a creer que tal vez mejoraría cuando creciera un poco, pero no fue así. Era como si me expandiera hacia todos lados, menos hacia arriba. Así que para empeorar las cosas, ahora no solo estoy gorda, sino que también soy muy bajita.

La escuela para mí era un infierno, especialmente la clase de Educación Física. No soportaba ponerme una camiseta y pantalones cortos para hacer ejercicio, porque adonde quiera que miraba, veía que las otras chicas eran más hermosas, más delgadas que yo.

Lo peor era sentir sus ojos sobre mí, juzgándome. Tratar de correr los cien metros sin lograrlo por culpa de esta grasa, que me hacía doler el pecho. Nadie nunca me elegía para estar en ningún equipo, de todos modos.

Así que decidí dejar de quejarme y adelgazar de una vez por todas.

Busqué dietas. Las probé todas. Dieta de Atkins, de la sopa de repollo, de los puntos… tú solo menciona cualquiera que conozcas y es seguro que la he probado. Pero ninguna funcionó. Siempre que perdía un par de kilos volvía a engordar el doble.

Hace dos años las cosas se pudieron extremadamente difíciles.

Los dolores de pecho se volvieron insoportables y me internaron en la clínica. Dijeron que mi sobrepeso ponía mi salud en peligro y que debía cambiar mis hábitos. Mis padres me compraron los alimentos indicados y me suplicaron que lo hiciera. Pero no podía parar de comer. Como la maldita glotona que siempre he sido.

Tal vez te preguntes como puedo hacerme esto a mi misma. Es porque no tengo ni un poco de maldito autocontrol. Odio estos rollitos de grasa, odio no encontrar ropa de mi talla y tener que hablar con psicológos a causa de mi gordura. Pero no puedo evitarlo, supongo que yo siempre seré así.

Hola, usuarios de Reddit.com. Soy el papá de Eva, la chica que escribió este diario.

Nuestra familia está destrozada y atravesando por la más terrible situación, ya que hace solo unos días, Eva murió en la clínica. Padecía un caso muy extremo de anorexia nerviosa. Hacía años que su cuerpo rechazaba la comida y finalmente, su corazón colapsó.

No fue sino hasta que leí su diario, que me di cuenta de que también padecía un trastorno dismórfico corporal muy grave, el cual le hacía creer que tenía sobrepeso.

40 kilos. Ese era exactamente el peso que tenía al fallecer.

No fue fácil para mí tomar esta decisión, pero quise dar a conocer este diario para concientizar sobre la dismorfia corporal y la anorexia. Esto podría salvar vidas.

A veces tu mente puede ser tu peor enemiga.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (17 votos, resultado: 9,18 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Erika GC

Te Recomendamos: