EL BEBE DE A LADO

Publicado por J.A. Camacho

Mi nombre es Marco Roldan Posos les diré siempre fui una persona un poco supersticiosa y que le gustaban mucho esos programas de la tv que te hablan sobre fantasmas y cosas paranormales, hace unos cuatro meses me gradué de la carrera de medicina y mi primer trabajo consistía en ir a hacer campañas de vacunación y de exámenes médicos por toda la república. Por ésta razón me mandaron al Estado de México a un pueblito cerca de Texcoco muy bonito pero algo alejado de las grandes comodidades a las que uno está acostumbrado del D.F.

Rente un pequeño departamento en una zona muy poco concurrida en el centro de Texcoco, me quedaba cerca de una plaza y estaba como 30 minutos de mi trabajo, y pues bueno yo tenía que vivir allí por lo menos unos ocho o nueve meses así que no me quejaba mucho.

El primer día me sorprendió ser yo el único que rentaba en el último piso del edificio ya que la vista era increíble y me puse a recordar que el hombre que me rento el apartamento 5A me dijo que el único cuarto que tenia se encontraba en el segundo piso pero cuando me lo mostro estaba echo un asco, y estuve a punto de irme pero el sujeto me dijo que tenía este apartamento pero que realmente a nadie le gustaba vivir en este piso, me dio la excusa de que es muy frio y de que como se encontraba en el quinto piso pues la gente la sentía muy insegura en caso de temblores o un incendio, no me importo y lo acepte con gusto además de que el precio no estaba mal, realmente no era nada cara es más la sentí más que barata una gran ganga para vivir en el último piso era de 800 al mes y tenía un cuarto, comedor, cocina, un buen baño con regadera y una pequeña zotehuela donde poder lavar mi ropa. Pues si estaban un poco gastadas las paredes y el baño requería de una limpieza profunda, pero era mejor de lo que yo pudiera haberme esperado por esa cantidad.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Al principio me parecía un poco pesado estar en el departamento que rentaba puesto que me encontraba en el quinto piso el cual era el último del edifico y vamos que mi condición no es muy buena, no me malentiendan no soy gordo y menos invalido o algo por el estilo pero con el cigarro y el poco tiempo que paso parado bueno una escalera me costaba mucho trabajo.

Pero fue en la tarde, cuando salí a comprarme unas quesadillas en la esquina, que me di cuenta de que una señora que también era inquilina del edificio, mas especifico del 3B me reconoció y me empezó a hacerme la plática común y corriente y yo le pregunte si no sabía porque nadie quería rentar en el quinto piso, ella se puso un poco seria y me dijo que hace unos seis años un señor que trabajaba como policía municipal se mudó con su familia al edificio y rento el 5B, su esposa y un bebe de unos 3 o 4 meses, pero que a los pocos días el señor y su esposa discutían mucho , ella se quería mudar pero él no quería y nadie sabe si fue por una riña o porque el señor se volvió loco matando a su esposa y a su pequeño hijo, cuando la policía fue a buscarlo lo encontraron encerrado en el baño y se había metido un balazo en la cabeza, no dejo nota ni nada que explicara porque lo hizo, también nadie supo donde dejo los cuerpos ya que nunca los encontraron por más que la policía y los peritos buscaron, solo vieron unas manchas de sangre que venían de su cuarto hasta las zotehuela y de allí unas manchas en la pared que iban hasta el apartamento de al lado izquierdo, ósea el 5C, o a dos apartamentos del mío para ser exactos, y desde entonces todas la noches se escucha un bebé llorando, un llanto que muchos en el edificio conocen bien y es por eso que los inquilinos del quinto piso desalojaron el edificio y el casero a tratado de rentar ese piso pero nadie se queda más de unos cuantos días.

Esa noche mientras me encontraba acostado recordé la historia que me conto la señora horas atrás, no me asusto, pero me sugestiono un poco el hecho de que alguien haya matado a su familia y que se quitara la vida, así como si nada de un momento a otro y que todo pasara en el departamento de al lado, como ya dije yo soy una persona que cree en lo paranormal y esa historia me dejo pensando mucho. No pude conciliar bien el sueño por lo cual me levante fui a la cocina y me prepare un café mientras fumaba un cigarrillo, vi mi celular y ya eran pasadas de las 3 de la mañana, quise poner un poco de música, pero no quería hacer mucho ruido y opte por poner la tv y ver una película para bajar un poco mis nervios, pero cuando buscaba el control remoto en el pequeño sofá de la sala, escuche algo que al principio me desconcertó mucho pero que poco a poco me comenzó erizo la piel, francamente creí que se trataba de mi propia sugestión, pero no podía creer que fuese así, ya que se escuchaba cada vez más claro, se trataba de un llanto, un tenue pero muy marcado llanto que poco a poco se escuchaba más evidente que se trataba de un pequeño bebé, de inmediato se vino a mi mente la historia que me conto la señora del 3B y me retumbo en la mente la imagen de aquel bebé que fue asesinado por su propio padre.

Trate de tranquilizarme un poco, encendí otro cigarrillo y me puse a analizar lo que estaba pasando, era obvio que me estaba sugestionando y lo mejor era analizar la situación, me puse a pensar que yo no era el único que vivía en el edificio y que probablemente se trataba del bebé de alguna vecina que no podía dormir y que era pura coincidencia que escuchara su llanto después de que me contaron la historia, me tranquilicé más apague mi colilla en un cenicero que tenía en mi mesa de centro y le eche un sorbo enorme a mi taza de café caliente, no supe como pero me quede dormido en el sofá, la alarma de mi teléfono me despertó sin más me prepare para el trabajo.

Toda la mañana y la tarde no tuve ningún problema y me la pase asimilando que todo pudo haber sido producto de mi imaginación y que no tenía por qué preocuparme ya que probablemente se trataban de cuentos inventados para asustar a los niños que la gente se toma muy apecho eso. Pero esa noche mientras me preparaba para acostarme creí escuchar un ruido que venia del apartamento de a lado y me quede callado, incluso apague mi teléfono ya que estaba escuchando música, pero solo escuche unos leves golpes que atribuí a los muebles que probablemente por lo viejos crujían o algo por el estilo. Me metí a mi cama y me quede profundamente dormido, pero un sueño muy vivido me despertó, un bebé bañado en sangre llorando mientras un sujeto lo golpeaba una y otra vez con su puño hasta deformarle la cara pero el bebé no paraba de llorar y su llanto se hacía más y más grande hasta el punto en que me desperté, pero cuando me desperté empapado en sudor el llanto no salía de mi cabeza y parecía que no podía salir de esta ya que parecía que lo escuchaba en realidad. Al ver mi celular vi que eran las 4:27am, me levante de mi cama y de un momento a otro se apagó el llanto que comenzaba a hacerme un nudo en mi garganta, me senté en mi sillón de nuevo y me quede profundamente dormido hasta que mi alarma me levanto nuevamente.IMG_0426

En cuento regrese de mi trabajo busque al casero para preguntarle que si en el edificio se hospedaba alguna mujer que tuviera a un bebé, con la excusa de darle un cupones para una revisión general gratis, me comento que solo rentaba una chica con una niña de cuatro años pero que se encontraba en el 1D, cosa que me intrigo mucho ya que esto refería a que ella se encontraba en la planta baja del edificio y sería imposible que se escucharan los llantos de la niña hasta el quinto piso, además los llantos que escuche no eran de una niña de cuatro años si no de un bebe no mayor de cuatro meses, mi mente empezó a divagar más de lo ordinario sobre la historia que me contaron y una serie de preguntas me brincaron a mi cabeza ¿Qué fue realmente lo que escuche? ¿Sera verdad lo que me contaron? ¿Estará el alma de un pequeño bebé atrapada en el departamento de a lado? O acaso ¿Todo esto será causado por mi imaginación?.

No me pude quedar con la duda así que me puse a investigar en internet acerca de lo que paso en este edificio, y al principio me aparecían las mismas noticias que solo mencionaban el asesinato de Ana María Luna Gómez y el pequeño Alan Javier Garza Luna,  y suicidio del ex oficial Pedro Garza Nova, pero cuando entre a unas cuantas páginas más encontré un encabezado que me llamo la atención y la noticia sacio por completo mi curiosidad.

OFICIAL MATA A SU FAMILIA

Y SE QUITA LA VIDA.

“Ayer a las 8:43am fue encontrado en el baño de su departamento el cuerpo sin vida del oficial PEDRO GARZA NOVAde 38 años en el edificio Joyas de San Mateo N° 245 entre las calles Campaña y 5 de Mayo en el apartamento 5B. El cuerpo presentaba una herida de bala calibre 38 en la cabeza, bala que provenía del arma encontrada en sus manos, también se reportó, según los peritos, que su esposa ANA MARÍA LUNA GÓMEZ de 30 años de edad  y su hijo ALAN JAVIER GARZA LUNA de 3 meses y  2 semana fueron asesinados por el mismo oficial ya que se encontraron restos de sangre por todo su cuerpo además de que encontraron la mano de su esposa alado del cuerpo del oficial Garza.

Se presume que tanto su esposa como su hijo fueron asesinados por el oficial Garza ya que se encontraron marcas de disparos en la habitación y los vecinos reportaron a ver escuchado al bebe llorar y a la señora Luna gritar desesperadamente. Se cree que el oficial Garza desecho los cuerpos por el drenaje del baño ya que no se encontraron los cuerpos y la habitación estaba cubierta de sangre por todos lados, también se hayo mucha sangre en gran parte de la sala donde hay marcas y huellas de que señalan que arresto los cuerpos hasta el baño donde comenzó a deshacerse de los cuerpos desmembrados de su familia.”

El artículo terminaba con una foto del oficial Garza en la regadera del baño recargado de un costado y con un enorme agujero en el parietal derecho bañado de sangre y con la pistola en la mano.

Como dije la noticia que había leído sacio mi curiosidad pero me sugestiono más de lo que yo habría querido, en eso momentos reflexione un poco de las causas que lo habrían llevado a hacer tal acto de violencia y crueldad sobre su propia familia, pero también me puse a pensar que el mismo se quitó la vida y que tal vez el reflexiono sus actos y el mismo termino con lo que él empezó. Fue muy triste pero divague un poco y concluí que el llanto que escuche tal vez me lo imagine por mi sugestión.

Esa noche me desperté nuevamente como las 3:30 am, escuche un leve grito que se convierto en un leve llanto que venía desde mi ventana, la cual había dejado abierta por el calor que hacía, me asome por ella y note que el llanto provenía del apartamento de al lado, era un llanto leve pero claro y que esta vez estaba más que seguro que si lo estaba escuchado. Cerré mi ventana coloque mi oído en la pared que daba a la habitación de junto y escuche el llanto más claro, me incorpore y me quede atónito no supe que hacer en ese momento. Escuche el llanto hasta pasadas las 5 de la mañana y fue cuando por fin concilie el sueño no dejaba de pensar en ese pequeño bebé y en como debió de haber sufrido.

Ese día me toco descansar y decidí hacer algo que quise hacer hace muchos años pero la verdad no sé si habrá sido mi mejor idea, fui a ver a un “brujo chaman” y le conté lo que me estaba pasando. El chamán me  dijo que efectivamente el alma de un bebé se encontraba en encerrada en aquel departamento, todo me lo que él me dijo me pareció muy coherente así que si realmente yo quería ayudar a este bebé a tener un descanso y la paz eterna tenía hacer un ritual en lugar donde él bebé fue asesinado, este consistía en colocar una vela blanca e incienso de purificación y rodear todo en un círculo de sal mientras sonaba una campana apuntando a los cuatro puntos cardinales mientras con la otra mano lanzaba agua bendita a los alrededores mientras rezo el padre nuestro tres veces en cada punto cardinal, cuando vea que se apague la vela o esta se mueva muy agitadamente tengo que decir el nombre del bebé y decirle que descanse en paz y que vaya a los brazos de Dios.

Al principio me pareció mucho para darle descanso a ese bebé, pero luego medite un poco la situación y me puse a pensar que si de esa manera aquel pequeño podía descansar en paz entonces yo le ayudaría, compre todo lo necesario y me dispuse a esperar la noche para poder entrar y hacer lo que el chamán me dijo que hiciera.

Esa noche todo estaba preparado, puse todo en una mochila ligera y me senté en mi sillón viendo tv en lo que daban las 10 que era la hora en la que muchos ya dormían y no tendría problema puesto que me puse a investigar y solo vivía una familia en el cuarto piso en el 4D y no escucharían lo que haría.

De repente un llanto me despertó, esta vez el llanto era un poco más fuerte de lo normal, vi la hora en mi teléfono y note que eran las 3:58am, el chamán me explico que desde las 3 de la mañana hasta las 4 era la hora en que los espíritus se hacían más presentes y se podían manifestar más que cualquier hora en todo el día. Tome mi mochila y me dispuse a salir por la zotehuela para saltarme al departamento de al lado, pero cuando me acerque a mi puerta vi que estaba lloviendo muy fuerte cosa que me quito los ánimos para brincarme. No sé a qué hora cesaron los llantos ya que me quede dormido esperando a que la lluvia terminara, pero cuando desperté ya eran las 6:20am y la lluvia ya se había calmado, aun chispeaba pero no impediría que me saltara.

Tome mi mochila y me salte la barda de mi zotehuela hasta caer en la zotehuela de a lado, con un desarmador y un poco de fuerza logre abrir la puerta de la zotehuela, la cual note que ya había sido forcejeada anterior mente, me adentre a la cocina, parecía que nadie había entrado en mucho tiempo, la cocina no se encontraba desordenada solo parecía solitaria y de un ambiente lúgubre, las ventanas estaban tapizadas con periódicos pero tenían unas cortinas muy empolvadas por la parte de atrás, y el suelo se encontraba sucio y lleno de mucho polvo, pero lo que más resaltaba eran unas manchas de sangre como si alguien hubiese arrastrado algo y dejara las marcas en el suelo, marcas como las que dejas con los zapatos recién boleados y a lado de estas marcas se encontraban unas grandes manchas rojizas tenues pero al fin y al cabo manchas de sangre. Me adentre a la sala y me percaté de que en algunas partes también se encontraban manchas de sangre, pero lo curioso es que también encontré unas botellas de cerveza y colillas de cigarros en gran parte del suelo, además de encontrar unas cuantas prensas tiradas por allí, no sé si le pertenecían a las personas que vivieron aquí pero la escena me dio un poco de escalofríos, en algunas paredes habían pintado grafitis y uno que otro símbolo que parecía ser satánico, era obvio que ya habían entrado a este apartamento y eso me hiso razonar que tal vez alguien con un bebé viva escondido aquí y nadie sabe de eso o que me han estado jugando una broma, el hecho era que yo no era el primero en entrar.

Mi curiosidad me hizo revisar primero el baño al final del corredor, las marcas en el suelo seguían hasta por debajo de la puerta, desde que me empecé a acercar un tenue olor a orina y a drenaje me llego a la nariz y con un poco de nervios abrí lentamente la puerta que se encontraba sin seguro, al abrirla por completo vi unas grandes manchas rojizas en las paredes, grandes machas seguidas por pequeños pintos que parecían ser salpicaduras, y en la esquina donde vi la foto del cuerpo de oficial Garza una enorme mancha entre café y rojo tenue pintaban una borrosa y casi inexistente silueta humana y en el centro que intuí que era la cabeza de esta silueta se hallaba un enorme agujero de la bala, la cual segó la vida de este criminal, asombrado tome mi teléfono y volví a tomar una serie de fotos, la verdad es que no sé si lo que estaba haciendo era ilegal o no pero realmente quería de cierta manera presumir a mis compañeros del trabajo sobre esto.

Estuve a punto de irme de ahí al confort de mi departamento, eso y que la lluvia de nuevo ameno su caída y esta vez acompañada de algunos rayos y relámpagos que prendían por breves minutos los cuartos ensombrecidos por las nubes y los periódicos de las ventanas. Pero en cuanto salí del baño algo me erizo la piel y casi hace que me cagara del susto, un leve y tuene balbuceo retumbo el departamento, un sollozo y leve quejido de un bebé, saque las cosas de mi mochila y decidí entrar a la última habitación del departamento, el cuarto donde todo paso, pero al acercarme a la puerta esta se encontraba cerrada y al forcejearla un poco con el desarmador solo conseguí cortarme la mano, el pequeño quejido del bebe paro, prepare todo lo que me había dicho el chamán frente a la puerta de la habitación y comencé a realizar el ritual de purificación, cuando ya estaba por terminarlo la vela se apagó, pero fue porque la puerta inexplicablemente se abrió frente a mí, me quede perplejo y mudo, no supe que hacer pero instintivamente me eche unos cuantos pasos hacia atrás pero unos leves balbuceos de un pequeño bebé me sacaron de ese trance y comencé a acercarme hasta la puerta, saque mi teléfono y lo puse en modo de grabación, cuando la abrí vi que el cuarto se encontraba sucio y empolvado con marcas de que una violenta pelea se suscitó en este cuarto, incluso pude ver las cinco marcas de disparos en una de las paredes, el balbuceo del bebé venia de una cama King Size que se encontraba esquinada al fondo de la habitación, a lado de esta se encontraba un gran bulto de ropa sucia y unos cuantos zapatos y probablemente por el tenue olor que emanaba se estaban pudriendo.

Cuando estuve lo más cerca de la cama note las cobijas manchadas de una enorme plasta cabezuda lo cual solo indicaba que era sangre que ya se estaba descomponiendo en las cobijas y muy probablemente en el colchón. El balbuceo se hizo más presente cuando me acerque y de inmediato supe que este venia de debajo de la cama, cuando me asome vi más ropa pero lo que pude distinguir fue la clara imagen de un bebé que parecía estar acostado en posición fetal sobre un gran bulto de ropa, no lo podía creer, mil cosas pasaron por mi cabeza, deje el teléfono a un lado el cual seguía grabando y estire mi mano y lo pude sentir, el bebé no abrió sus ojitos pero empezó a balbucear y a mover sus manitas, su piel era un poco áspera y fría pero lo estaba sintiendo respiraba y balbuceaba, me estire un poco más para sujetarlo y este se movió un poco, su manita se dirigí a mi mano y me sujeto de un dedo y una hermosa mueca de felicidad se dibujó en su carita. No lo podía creer un bebé, ¿acaso este era el fantasma? O ¿es el bebé de algunos indigentes y lo dejaron escondido aquí?, esas eran las preguntas que revoloteaban en mi cabeza, casi se me salen una las lágrimas de todo lo que pasaba en mi mente.

Cuando me intente estirar más para poder sacar al bebé una enorme garra grisácea me sujeto del antebrazo izquierdo cubriendo todo este, me quedé atónito y forceje para zafarme pero fue inútil la garra me comenzó a jalar hacia a dentro, solté un inútil grito de desesperación, ya que sabía que nadie me escucharía, me forcé hacia atrás y lentamente empecé a retroceder ya tenía mi cabeza afuera y pude ver mejor la esquelética mano grisácea con enormes dedos deformes y unas uñas negras del tamaño de un dedo sujetando mi brazo, me sujete de la pata de la cama y con un enorme dolor que sentí que casi se rompía la muñeca  logre jalar y hacer que esa cosa, que me sujetaba saliera por debajo de la cama, mientras el bebé no paraba de llorar. Un ser humanoide, una criatura anormal, un monstruo sacado de las más oscuras cavernas, de las pesadillas que guardan el infierno estaba parado frente a mí, sus brazos largos grises de un metro de largo y de aspecto esquelético parecían ramas de árboles, media casi como tres metros, su piel gris y pálida parecía como trapos bajos, unas piernas o patas como los de un animal con las rodillas hacia atrás y dos enormes dedos con unas enormes garras negras eran sus pies, la cabeza ovalada con dos orificios  nasales sin orejas y con unos extraños ojos negros como el petróleo grandes y penetrantes, su boca parecía la de un tiburón blanco pero con los dientes de una tortuga de laúd, ya que al abrirla solo pude ver dientes grandes como del tamaño de un dedo pulgar seguido de pequeños y filosos que se encontraban alineados por toda la boca, pero lo más repulsivo de este ser fue que debajo de su pecho sobresalía el cuerpo del pequeño bebé que había sujetos mis dedos debajo de la cama, fue la cosa más aterradora y grotesca que pude haber imaginado.

Aun esa cosa me tenía del brazo y por más que golpeaba su huesuda mano no me soltaba, comencé a llorar desesperadamente y a gritar como loco, pero mis sollozos gritos fueron opacados por el llanto del bebe que sobre salía de su pecho, un llanto que retumbaba en toda la habitación que me ele la sangre y destrozo la poca cordura que me quedaba, entonces esa cosa me sujeto por el gorro de mi sudadera y mientras él bebe no paraba de llorar yo jaloneaba con todas mis fuerzas, pero esa cosa me iba acercando cada vez más a su boca y yo con el horror y la impotencia no podía hacer otra cosa más que gritas y tirarme de rodillas para tratar de forcejear un poco más, sentí como ese asqueroso y deforme ser apretaba cada vez mas de mi muñeca mientras emanaba unos horribles jadeos.

Sin más esa cosa me tomo de la sudadera y me acerco lo bastante para poder sentir un enorme escalofrió al ver su enorme boca abriéndose, me intente resistir pero esa cosa metió mi mano izquierda en sus fauces y me cerro su enorme mandíbula dejando me brazo completo en su interior, sentí como mi brazo se partía en pedazos dentro de su boca mientras yo gritaba de dolor y horror por lo que estaba pasando. No sé si fue por el instinto de supervivencia o por la simple acción del momento, pero con mi otra mano me quite la sudadera y me libere de sus manos y con todas fuerzas que me quedaban le metí un gran golpe a esa cosa en la cabeza, la cual no se inmuto pero fue lo suficiente mente fuerte para que pudiera abrir su boca un nos centímetros y sacar mi brazo de allí, lo que me colgaba no parecía ser mi brazo parecía un enorme bolsa de carne que me colgaba. Corrí lo más lejos posible hasta llegar a la puerta de la zotehuela y sin detenerme abrí la puerta de un tirón y la cerré, llorando y con mi brazo colgando empecé a gritar como loco esperando que alguien de los pisos de abajo me escuchara o almenas algún transeúnte de la calle; no podía creer lo que me avía pasado, escuche el llanto del bebe y note que se estaba acercando, como pude trepe el muro de la zotehuela y logre saltar hasta mi apartamento, el llanto del bebe se escuchaba claramente del otro lado, pero aun atrás de la puerta, corrí y atranque la puerta de mi zotehuela con una silla de metal que estaba en mi cocina, cuando cruce a toda velocidad mi sala escuche un enorme portazo, el tenue llanto del bebe que a hora escuchaba claramente en mi zotehuela abrí la puerta que daba hacia el pacillo del edificio y sin voltear a tras escuche como se rompían los vidrios de la pequeña puerta de metal de mi zotehuela, cundo logre salir de mi apartamento corrí lo más que pude hasta las escaleras, cuando llegue al tercer piso comencé a llorar y a gritar, pero fue hasta que llegue a la planta baja cuando me encontré a Selene una inquilina de la planta abaja, la cual llevaba a su hijo al quinde, vio mi brazo y se espantó tanto que dio un enorme grito, salió corriendo con su hijo y varios vecinos salieron ya con el cansancio me desplome en el patio y al ver mi brazo destrozado y con una enorme hilera de sangre que venía de las escaleras me desmalle, solo alcance a decir: -Viene atrás de mí.

Desperté en una habitación, aparente mente de un hospital a los tres días de lo que paso, me amputaron mi brazo derecho e investigaron mi caso, al parecer nadie cree mi historia y nadie puede corroborar lo que paso, según ellos un perro muy grande me ataco y por la pérdida de sangre me provoco la mordida  tuve alucinaciones y que según testimonios de vecinos y colegas de mi trabajo yo no estaba durmiendo lo suficiente y fue este el motivo por eso que tuve estas alucinaciones, además enfrento un cargo por “entrenar parros para pela de perros clandestinas”, porque según eso fue lo que dijeron algunos inquilinos, que yo tenía un porro bóxer y lo entrenaba para pelear.

Sé que nadie me cree, hasta donde yo se los peritos investigaron mi departamento y el de a lado, pero no encontraron nada, es ridículo porque si de verdad ellos fueron a realizar una investigación como tal ellos hubieran encontrado mi teléfono celular el cual se quedó grabando todo lo sucedido y es más creo que a ellos también hubieran visto a aquel se con el torso en forma de bebe, lo único que sé es que aquella cosa atrae a las incautos como yo con los llantos del bebe que está en su torso, eso explica porque en esa habitación estaban repletos de zapatos y ropa, ropa que apenas pude dilucidar y recordar tenuemente estaba rasgada y manchada de sangre seca. Lo más seguro es que el dueño del edificio paragua una buena feria para poder evitar que revisaron las habitaciones ya que según lo que me conto la señora del 3B, quien me visito para decirme que mi departamento fue desalojado y que vendieron todas mis cosas, la última vez perdió muchos inquilinos, y lo entiendo que quisiera retan en un lugar donde un tipo perdió el brazo según por un monstruo, suena ridículo ¿no?.

E investigado un poco y me percaté de que hay muchas experiencias de personas que escuchan llorar un bebe en terrenos baldíos y que creen que se trata de una creatura en apuros, pero la verdad ya no sé si se trata de otra creatura hambrienta, me da miedo si quiera pensar de nuevo en esa cosa, no he podido dormir en un buen rato y lo peor es que no puedo sacarme ese espantoso llanto del bebe, ese llanto que retumba en mi cabeza y que me se llorar en las noches, ese llanto infernal que sé que nadie más oye pero que dentro de mi mente grita y llora tan desesperado que me causa pesadillas todas las noches, pero de una cosa estoy seguro, voy a escapar de este manicomio saldré de aquí y probare la verdad, regresare a aquella habitación en aquel piso de aquel edificio y probare que todos están equivocados y esta vez taire pruebas para demostrar que no estoy loco que hay un bebe a lado del apartamento que rente un bebe en el torso de ese ser, el ser que me destoso el brazo y mi vida, prometo que sabrán de mí, y si no es así y algo me llega a pasar dejo esta carta para aquellos que quieran saber la verdad y dejar entendidas mis razones.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (44 votos, resultado: 9,84 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por J.A. Camacho

Te Recomendamos:

Publicado porJ.A. Camacho

Me inspiro mucho en situaciones de mi vida diaria, como por ejemplo al pasar por un pasillo obscuro o ir en una calle solitaria de noche y empiezo a imaginar el trama para mis relatos. Espero que mis historias y relatos sean de su agrado y gracias por brindarme este espacio de antemano muchas gracias.