El caballero del traje

Publicado por Eceba

Hay ciertas normas de vida que nos enseñan desde pequeños, cosas como siempre ser amable, o tenderle la mano al necesitado, costumbres que Ricardo lastimosamente no tenia, ya que era una persona que aunque joven, muy solitaria y amargada. No era para mas, trabajaba en una morgue, era ayudante a la hora de hacer las autopsias y guardando los cadaveres que la gente no reclama.
Aunque parezca increible, Ricardo se sentia bien rodeado de los cadaveres, ya que casi no tenia muchos amigos, por ser una persona amargada y grocera.
Una noche saliendo de la morgue, Ricardo se dirigia a casa, era apenas unas cuadras de distancia, asi que podia ir y venir caminando, pero esta noche seria diferente, porque un hombre estaba siguiendolo mientras caminaba.

9ea9a_morgue

– Vaya, que raro, quien sera ese tipo, no logro verlo bien, mejor me apuro un poco, ya estoy de mal humor, lo menos que necesito es que me asalten…

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Aunque Ricardo acelero el paso, a este hombre no parecio importarle, seguia caminando, pero lentamente, como si no le importara lo que hiciera Ricardo, el al final lo alcanzaria….

Al llegar a casa, Ricardo encendio el televisor, calento la cena del dia anterior, y se sento en su silla favorita, pasaron las horas y el sueño se fue apoderando de el, cuando en ese momento escucho que tocaban a la puerta.

-Pero quien demonios me llama a esta hora, por eso prefiero estar en la morgue, alli nadie me molesta…

Muy malhumorado se levanto a abrir la puerta, y al hacerlo, alli estaba parado un tipo muy elegante, vestido con saco y corbata, el traje parecia muy elegante, sin embargo, tenia un sombrero, el cual no permitia verle el rostro claramente, ya que no levantaba la cabeza, le hablo a Ricardo mirando hacia el piso.

-Quien rayos es usted, estoy ocupado, acaso esta perdido?

-Buenas noches caballero, siento molestarlo, no voy a demorarlo, solo le quiero hacer una pregunta, y dependiendo de su respuesta, le hare una propuesta.

-Usted esta loco que quiere?

-Caballero, tengo mucha hambre, hace mas de un mes que no como nada, ni he bebido nada, podria usted por favor dejarme pasar a su casa y comer algo de su cena?….se lo agradeceria mucho.

-Pero que demonios sucede con usted?…un mes que no come ni bebe nada?…y esta vivo?…le pido que se largue de mi casa, no estoy para bromas…vayase o llamo a la policia…

-Siento haberlo molestado Ricardo..

-Un momento, como sabe mi nombre?….

-Le decia…que le iba a proponer algo segun su respuesta, le propongo invitarlo yo a cenar a usted…y no aceptare un “no” por respuesta…

-Le digo que se largue maldito loco…

Ricardo tiro la puerta de su casa en el rostro de aquel misterioso caballero que le pedia comida, pero al observar por el mirador de la puerta, ya no habia nadie alli, le parecio muy extraño todo el suceso, pero se olvido rapidamente y se fue a dormir, a la mañana siguiente, se levanto para ir a trabajar en la morgue, se comio su desayuno y salio de casa, pero al llegar a la morgue, Ricaro aun tenia hambre, era como si no hubiera comido nada, asi que salio nuevamente a comprar algo de comer, volvio a desayunar, mas el hambre no se le quitaba, para el mediodia, cuando era el almuerzo, Ricardo hizo un pedido de una cantidad de comida como para tres personas y se fue a la morgue a comer, pero todo era inutil, por mas que comia y comia, su hambre no se saciaba..

-Que me esta pasando…porque tengo tanta hambre?….

the-living-dead-at-manchester-morgue

Ricardo se estaba austando, pero su orgullo y mal caracter no le permitia pedir ayuda a sus compañeros, y simplemente seguia comiendo, si barriga se estaba hinchando de tanta comida, corria el peligro de morir intoxicado, pero el hambre no se le quitaba. Pero no solo eso le estaba pasando, tambien comenzo a ver al tipo de la anoche anterior por todas partes, pero nunca le podia ver el rostro, Ricardo asustado corrio y se encerro en la morgue, no dejando entrar a nadie, al estar alli, unos ruidos extraños se escucharon, voces y gruñidos, provocando aun mayor terror en el, y derrepente, todos los cadaveres que estaban en las mesas de autopsias se sentaron, estaban cubiertos por sus sabanas, se pusieron de pie, y caminaban en direccion a Ricardo, el cual ya estaba debil por el hambre. El no podia creer lo que estaba pasando, y tomando un cuchillo intento defenderse, de estos “zombies” que parecian atacarlo..

-No me comeran, a mi no, ustedes ya estan muertos, que sucede aqui?

Mientras Ricardo atacaba a los muertos defendiendose, unos trabajdores lograron abrir la puerta de la morgue donde se habia encerrado Ricardo, pero lo que vieron jamas podran olvidarlo, Ricardo estaba alli, en el suelo, cuchillo en mano, cortando pedazos de los cadaveres y comiendolos para saciar su hambre, el alucinaba que lo atacaban, cuando en realidad el los comia para calmar su hambre, tanto fue asi, que empezo a vomitar por estar tan lleno de la carne muerta, escupiendo las entrañas y la sangre.

Intentaron detenerlo, pero logro escapar, hasta llegar a un bosque, en el cual podia esconderse en la oscuridad de la noche, su hambre no paraba, se estaba arrastrando por el piso, sin fuerzas, su mente estaba tan confundida que comia insectos, tierra, piedras pequeñas, lo que sea que encontrara. Mientras se arrastraba, tropezo con unos zapatos muy elegantes, al levantar la cabeza, ya casi muribundo, reconocio que era el mismo tipo que habia ido esa noche a su casa.

-Es….es usted…que me hizo?…ayudeme….ayudeme, por mas que como mi hambre no desaparece, necesito comer mas, deme algo de comer y beber, por favor se lo pido…estoy muriendo…

-Buenas noches señor Ricardo, realmente veo que ha tenido un dia dificil, comer carne muerta puede ser muy peligroso, se lo digo por experiencia…pero no se preocupe, yo le dije que lo invitaba a cenar, asi que lo llevare a mi casa, esta por aqui cerca, pero veo que no puede ni caminar.

-Muchas gracias….es..es verdad, no tengo fuerzas…ayudeme a levantarme, cargueme por favor..

-Señor Ricardo, lo siento, pero no pretendera que yo ensucie mi elegante traje con su asqueroso cuerpo lleno de sangre y carne podrida, sujetese de esta cadena, lo llevare arrastrandose como un perro, yo debo estar bien vestido siempre.

images

Ricardo apenas si estaba conciente de lo que pasaba, trataba de abrir los ojos mientras era arrastrado por el caballero del traje hasta una pequeña, pero elegante casa en medio del bosque.

-Hemos llegado señor Ricardo, este es mi hogar, ahora entremos a cenar, mi familia espera, ellos tambien tienen hambre.

Al entar, habia una mesa algo grande, muy bien arreglada, con velas, manteles muy finos, los platos, tenedores y cuchillos parecian de plata, todo era muy refinado…pero…sentados en la mesa, estaban una dama muy elegante, con el rostro cubierto, y una chica adolecente, tambien con el rostro cubierto.

-Por…por favor…comida…quiero comida…decia Ricardo

El caballero del traje solo sonrio al escuchar a Ricardo, lo levanto con gran fuerza y lo puso sobre la mesa para dirigirse a el…

-Ya no necesitara comer Ricardo, usted me nego comida y agua, ahora su carne que aun esta viva sera nuestra comida, y su sangre, nuestra agua, un mes sin comer ya es demasiado…

-Pero que hacen….yo…lo siento..perdoneme

La familia del caballero se descubrio el rostro, revelando unos ojos amarillos llenos de maldad, y una boca enorme, llena de colmillos, tan grande que casi cubria la mayor parte del rostro, al igual que el caballero que finalmente se quito el sombrero, y todos al mismo tiempo, comenzaron a comer a Ricardo, cortando sus pedazos y bebiendo su sangre.
En la oscuridad del bosque solo se escucharon brevemente sus gritos de dolor y terror, dandole fin a su vida de amargura, y a su hambre perpetua.

AUTOR: ECEBA

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (57 votos, resultado: 9,56 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Eceba

Eceba

Te Recomendamos:

Eceba

Publicado porEceba

Desde pequeño me han gustado las peliculas, cuentos e historias de terror. Soy de las personas que se mete en la trama. Me gustan mucho los cuentos de Horacio Quiroga y Stephen King. Bueno un saludo a todos, y gracias por la oportunidad, y por leer mis cuentos.

¿Te gustó mi Cuento de Terror?
Para leer otra Historia de Terror mía, haz clic aquí:
Historias de Miedo de ECEBA.

También pueden visitar mi sitio web de cuentos de terror: Historias de Horror donde podrás conocer un poco más de mí y leer mis últimos cuentos.