El Dolor de la Noche

Publicado por Un Fan del Blog

Cuento enviado por Mari Pau

Hace tiempo tuve un aborto espontáneo, mi pareja y yo estábamos muy felices con la llegada de ese pequeño ser que venía alegrarnos la vida sin embargo cuando entraba al tercer mes de gestación, en una noche cuando él y yo discutimos se fue a pasar la noche con su familia me quedé completamente sola en el apartamento y de pronto tuve un dolor muy fuerte y el sangrado no se hizo esperar, había perdido a mi hijo.

Fue lo más doloroso que he enfrentado en mi vida, poco después de este suceso mi pareja consiguió otra mujer que lo hiciera feliz, sin embargo yo me quedé en el apartamento que compartíamos. Lidiaba mis días entre pesadillas y sueños donde compartía con ese pequeño ser, que en mis sueños se presentaba como un niño llamado Valentín al que cuidaba y oía llorar pero eso no era todo a cada sueño dulce con ese niño le seguía una parálisis del sueño siempre a las 3am seguida por un par  de golpecitos en la puerta que podían haber sido mi imaginación debido a la parálisis.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Tuve esos sueños durante casi 6 meses pero si pensaba que iban a cambiar o mejor aún a terminar me equivoque, una noche muy similar a la que perdí el bebé no podía conciliar el sueño así que me puse hacer ejercicio no sé cuánto tiempo llevaba haciendo ejercicio pero empecé a sentir un fuerte dolor en la parte baja del vientre así que me recosté y debido al cansancio me quedé dormida, desperté a las 3am como acostumbraba pero esta vez podía verme dormir desde el techo del apartamento y horrorizada vi como un ser similar a un bebé deforme con garras largas llenas de sangre y colmillos en lugar de dientes, arrancaba a Valentín de mi lado y lo arrastraba fuera del apartamento, diciendo con voz irónica:

–          Este es el dolor que deja la oscuridad…!

Entonces realmente desperté y había tenido mi período. Sin embargo, nunca podré olvidar el rostro de desesperación de aquel niño cuando este monstruo lo arrastraba, continuaba pensando en ese rostro y movía mi cabeza para tratar de sacudirme esa imagen de la cabeza cuando dos golpes bastante fuertes en la puerta del apartamento me espantaron pero la voz que vino después me tranquilizó era mi madre hace tiempo no la veía y estaba de visita. Le abrí la puerta pero no le comenté lo sucedido, a la mañana siguiente la note muy preocupada y apenas me vio entrar a la cocina me interrogó:

–          Has dormido bien?… escuchaste algo en la noche… tus vecinos tienen niños pequeños?

Estas preguntas realmente me preocuparon así que algo nerviosa y asustada (sin saber porque) le conteste:

–          No, no tienen… y sii he… – me interrumpió muy asustada y dijo:

–          Hace cuánto que se escucha el llanto por las noches?

–          Algo impactada por la tranquilidad con que lo dijo contesté… hace como 6 meses…

Mamá me miró aterrorizada y me obligó a empacar, conociéndola como conocía a mi madre no me atreví a preguntar porque, sim embargo tres días después cuando viajaba de regreso a casa de mis padres ella me dijo:

–          Tú bisabuela sabía una vieja historia en la que se detalla que cuando mujer pierde a su hijo en completa soledad a este se lo lleva el demonio…

No miré a mi mamá pues notaba mucha seguridad en el relato y aún me costaba mucho hablar de ese tema, mi madre continuó…

… ella también decía que si el niño muere en soledad, se debe dejar un vaso de leche con agua bendita sobre la tumba de un niño menor a los 5 años decir el nombre que se había planeado por si es niño y por si es niña para que el alma del no nacido se pueda alimentar y el demonio no se lo quiera llevar….

No volvimos hablar durante todo el viaje y mientras vivía con ellos las pesadillas parecían haber desaparecido, solo quedaban los sueños dulces junto a Valentín pero una noche cuando mi hermana y yo nos preparábamos para dormir oímos dos golpes muy fuertes en la puerta seguida del llanto desgarrador y estrepitoso de un bebé. No había sido mi imaginación pues mi hermana se quedó estática y me miró muy asustada, eso fue lo último que recuerdo pues al parecer me desmayé al oír eso.

Mi madre y mi hermana me contaron que trataron de despertarme varias veces sin éxito, cuando desperté a la mañana siguiente mi madre me llevó al cementerio de mi localidad natal y noté que llevaba el pequeño vaso junto a una par de botellitas, la leche y el agua. Cuando llegamos al cementerio buscamos una tumba con las características mencionadas y me entregó el vaso con la leche lo coloque sobre la tumba y le di la espalda de inmediato como ella me dijo entonces ambas escuchamos el llanto y luego como la leche se derramaba… iba a voltear cuando de manera muy tosca mi madre me haló del brazo y me sacó del cementerio…

Después de esto no he vuelto a tener pesadillas y ya han pasado dos años… Estoy embarazada nuevamente y ya sabemos que es un varón… creo que lo llamaré Valentín… tú que crees???

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (14 votos, resultado: 6,43 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (2) ¿Quieres dejar un comentario?