Historias Reales de Horror

El escalofriante incidente de Max Headroom

Las intrusiones en los canales televisivos, hoy en día son algo prácticamente imposible. Nadie cuenta con el equipo técnico ni los conocimientos necesarios para irrumpir así como así entre la programación de las cadenas televisivas; no al menos sin que las autoridades puedan dar con él. Sin embargo, el 22 de noviembre de 1987, los habitantes de la ciudad de Chicago fueron testigos de algo sumamente perturbador a través del Canal 9, de la emisora WGN-TV.

Ocurrió mientras el mismo transmitía el partido que se llevaba a cabo entre los Chicago Bears y los Detroit Lions. De un momento a otro, la pantalla se había puesto negra por completo. Unos segundos después, un desconocido apareció en escena y su aspecto era escalofriante.

Llevaba puesta una máscara de goma que imitaba a Max Headroom, un personaje muy popular por aquel entonces, gracias a su programa en Gran Bretaña. Cabello rubio, lentes oscuros y una inquietante sonrisa. Por un instante, los televidentes se quedaron paralizados. Detrás del sujeto, el fondo mostraba unas rayas diagonales que también eran habituales en la transmisión original de Max.

Por casi un minuto, ese desconocido se dedico a saltar y a moverse de manera incontrolable, sin que nadie pudiera entender lo que ocurría. Todo esto acompañado por un inquietante zumbido.

La señal volvió a interrumpirse de manera abrupta para regresar con Dan Roan, quien esa noche era el comentarista deportivo del partido. Se veía tan desconcertado como ese instante, debían estar todos los miembros de la audiencia.

—Si están preguntándose que fue lo que acaba de pasar —dijo, confundido pero de buen ánimo—, yo también.

Nadie en la televisora supo dar explicaciones de quien había sido el responsable de aquello, ni porque. Sin embargo, no sería esa la única vez que ocurriría.

Solo dos horas después, el misterioso Max Headroom volvió a aparecer en el Canal 11 de la WTTW, que se encontraba transmitiendo un episodio de la popular serie de ciencia ficción, Doctor Who. En esta ocasión, su aparición se prolongó por más de un minuto, en el cual se dedicó a decir una serie de frases sin sentido. Además de esto, se puso a parodiar un comercial de refresco New Coke, protagonizado en esa época por el Max Headroom original y tarareó una canción de caricaturas.

El colmo llegó cuando otra persona, a la que tampoco pudieron identificar, llegó junto a él para azotarlo en el trasero con un matamoscas, haciendo que se bajara los pantalones. Algo impensable en la televisión pública en plenos años ochenta.

La gente tuvo que esperar a que la señal volviera por sí sola, pues a esas horas de la noche, la cadena no tenía técnicos disponibles para componerla. Nunca nadie pudo explicarse lo que había sucedido, ni quien estaba detrás de ello.

El incidente de Max Headroom es, hasta la fecha, el más famoso de su tipo en toda la historia y sigue sin resolverse.

Hay quienes mencionan que el responsable pudo ser algún ex empleado vengativo y con un extraño sentido del humor.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (8 votos, Calificación: 7,50 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Erika GC