El fantasma del anciano

Publicado por Un Fan del Blog

 

Cuento enviado por Armand (fan del blog)

Esta es una historia real, a lo mejor han oído historias similares, muchas de ellas en pueblos antiguos, aunque otras de ellas en grandes urbes, como la mía, yo creo que esas historias son reales, esto me pasó a mi cuando tenía ocho años…

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Érase una tarde cualquiera en la cual yo pasaba mi domingo en la casa de mi abuela como de costumbre, en aquel entonces siempre solía jugar con un primo y a la vuelta de la casa de mi abuela, había una pequeña tienda en una esquina, en la cual nosotros siempre íbamos a comprar nuestros dulces y golosinas, en aquella tienda habían una pareja de viejitos los cuales eran los dueños de las tiendita y forman parte importante de esta historia.
Recuerdo muy bien a aquel anciano, sus ojos, su cabello plateado y su mala dentadura aun… pues resulta que aquel domingo, mi primo no estaba en casa de mi abuela, así que yo decidí ir solo a comprarme unas papitas para calmar mi antojo; resulta que cuando yo me disponía a pagar, algo llamo mi atención mientras entregaba el dinero a aquel anciano, detrás de él, en el mostrador en la parte de arriba en una repisa, había una veladora encendida y al lado de ella una foto de él.
En aquel momento yo pensé en mi inocente edad: ¿Por qué hay una foto de el con una veladora atrás?, aunque al final de cuentas no le di gran importancia en ese momento, el anciano me regresó mi cambio y regrese dispuesto a comer mis papitas en casa de mi abuela tranquilamente.

image (5)

Tres semanas después regrese pero ahora con mi primo a comprar más cosas a la tiendita, pero en esta ocasión nos atendió solamente la esposa del anciano, y detrás de ella seguía aquella foto con la veladora encendida aun, en ese momento pensé: ¿Porque ya no estaban ambos juntos atendiendo?, en mi pequeña curiosidad de infante le pregunte a mi primo que porque había una foto del viejito con una veladora, a lo cual el respondió que porque el viejito ya había fallecido hace tres meses y me quede sorprendido, no me asuste, aunque ahora que lo recuerdo si me estremece un poco, pero volviendo a la historia, me sorprendí en ese momento y le dije que se dejara de bromas si hacía tres semanas atrás el viejito me había atendido a mí, que eso era imposible, los muertos no pueden atendernos… ¿O sí?, a lo cual mi primo me respondió, si no me crees, pregúntale a su esposa si no me crees, a lo cual yo lo hice inmediatamente, disculpe… ¿Porque tiene una foto de su esposo con una veladora?, a lo cual ella me respondió: mi esposo ha fallecido hace tres meses, ¿Por qué?, ¿Qué pasa hijo?… yo me quedé atónito y respondí: no por nada señora…

Ahora en la actualidad solo me queda decir, pues si, los fantasmas existen… y a veces regresan a hacer sus deberes que hicieron algún día en vida…

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (70 votos, resultado: 8,96 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos: