El juego de la ventana

Publicado por Erika GC

Ahora escúchame con atención, es muy importante que recuerdes todos los pasos si quieres jugar correctamente. Una vez que inicias con “el juego de la ventana” no hay marcha atrás. Por eso piénsalo dos veces antes de hacerlo, porque no todos los que se han involucrado han terminado bien. Pero si tienes suerte de llegar hasta el final, bueno… será otra experiencia que contar a los tuyos.

Lo primero que tienes que hacer es dirigirte hacia la ventana de tu habitación, cerrarla y correr las cortinas con mucho cuidado, como si sospecharas que hay alguien afuera que puede estarte observando. Esto justamente, es lo que atraerá la atención del “otro participante”.

Recuerda que solo puedes practicar el juego a fin de mes, por lo que puedes tardar bastante en lograrlo. Normalmente, se necesitan hasta doce intentos para entrar el juego, (sí, puede llevarte todo el año), pero con un poco de suerte, (sí es que se le puede considerar así), podías conseguirlo alrededor de los seis intentos. Así que no lo olvides, cierra tu ventana y corre las cortinas como si tuvieras miedo de algo allá afuera. Mira hacia ambos lados del vidrio con desconfianza. Compórtate como un paranoico.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

¿Qué pasará una vez que lo consigas? Que bueno que lo preguntes. Aquí empieza lo interesante.

Para empezar, despertarás una noche tras escuchar un golpeteo en la ventana. No es una casualidad. No se trata de un sueño, ni tampoco de un ruido al azar. El “otro” te está observando ahora. Es así como sabrás que lo has logrado.

No te muevas, ni te levantes de tu cama. Quédate quieto.

Al principio, notarás que los golpecitos son muy suaves y lentos, pero luego se volverán más fuertes e insistentes. Él intenta asustarte.Golpeará tan fuerte que parecerá incluso que va a romper el vidrio, pero no te preocupes. No lo hará. Tampoco hay nadie que pueda escucharlo. Solo tú.

Y de todas maneras, tampoco es como si alguien te pudiera ayudar. Insisto, una vez que estás dentro del juego, no hay salida hasta el final.

No lo olvides, tienes que seguir haciéndote el dormido. Si te mueves, el otro conseguirá atravesar la ventana… y no querrás averiguar lo que sucederá entonces. Así que ten cuidado de no delatarte. Hay muchas cosas que lo pueden hacer. Moverte demasiado por ejemplo, taparte la cabeza con tus sábanas o abrir los ojos. Así que por nada del mundo te descuides.

Habrá un punto en el que dejes de escuchar que toca. No te dejes engañar, ¡es una trampa! Quiere que creas que se ha marchado, pero no es así. Nunca es así.

El juego concluye cuando sale el sol, solo entonces podrás considerarte a salvo. Comprobarás que tu ventana sigue intacta y que nadie en casa se ha dado cuenta del escándalo.Y que tienes más suerte de la que pensabas.

Si después de saber todo esto, aun te sientes con ánimos para jugarlo, estás bajo tu propia responsabilidad. No te lo recomiendo si no eres valiente.

Buena suerte.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (8 votos, Calificación: 7,13 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Erika GC

Loading...