El perturbador caso de Doris Bither

Publicado por Erika GC

El caso que estás por conocer a continuación, es a la fecha uno de los más enigmáticos y aterradores que han ocurrido en relación a presencias paranormales. Hemos escuchado hablar de poltergeist, apariciones fantasmales en lugares extraños e incluso presencias demoníacas; pero ninguna historia es tan desgarradora como la de Doris Bither, una joven mujer que en los años 70 sufrió el acoso sexual real de un ente invisible.

Todo comenzó la tarde del 22 de agosto de 1974 en la ciudad californiana de Culver City. Kerry Gaynor y Barry Taff, dos expertos en temas paranormales, daban una conferencia sobre sus investigaciones. La charla transcurrió de manera normal hasta que al final del evento, una de los asistentes se acercó a ellos con inusual timidez.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Se trataba de la misma Doris, que desesperada como se encontraba, había acudido a la plática en busca de respuesta. Ella les reveló que hacía tiempo que era acosada por una presencia desconocida en su propia casa. Doris y sus cuatro hijos estaban convencidos de que el lugar se encontraba embrujado debido a los escalofriantes sucesos que habían vivido en las últimas semanas.

Golpes en las paredes, voces desconocidas y objetos que se movían, se habían vuelto algo relativamente normal en su domicilio. Pero lo peor no era eso, sino que la presencia la había atacado en frente de sus hijos, golpeándola de manera salvaje y llegando al punto de violarla con lujo de violencia.

De estos ataques, Doris conservaba marcas de mordidas y múltiples moretones en el cuerpo. Uno de sus hijos, al querer defenderla, incluso había sido arrojado con fuerza por el ente y terminado con un brazo fracturado.

Al principio ni Kerry ni Barry le creyeron una sola palabra. Ellos sabían por experiencia que las energías que se manifestaban en casos paranormales casi nunca usaban la fuerza contra las personas, mucho menos aparecían de forma prolongada.

Cuando Doris los invitó a entrar en su casa para comprobarlo, no tenían idea de los instantes tan oscuros que presenciarían de ahí en adelante.

Durante su primera visita ambos pudieron darse cuenta de como las luces se ponían a parpadear sin explicación alguna. Más tarde quisieron entrevistar al hijo adolescente de Doris mientras estaban en la cocina, y para su sorpresa las puertas de los gabinetes se abrieron bruscamente, cayendo ollas, sartenes y demás cosas al suelo sin que nadie los hubiera tocado.

En el momento en que los hombres quisieron fotografiar el interior de la casa para registrar evidencia mientras ocurrían estos fenómenos, la Polaroid que llevaban con ellos dejó de funcionar. Las imágenes salían borrosas o completamente en blanco.

Comprobaron con sorpresa que al sacar a Doris de la casa, el movimiento paranormal cesaba completamente y la cámara fotográfica volvía a funcionar normalmente.

Convencidos de que estaban ante un caso insólito en su campo, Kerry y Barry extendieron la investigación por diez semanas. Acompañados por más de treinta expertos presenciaron las brutales agresiones sexuales a las que la mujer era sometida por algo a lo que no podían ver.

Doris afirmaba que en cada violación, era capaz de percibir a una especie de hombre de gran tamaño, acompañado por otras dos criaturas más pequeñas que la sujetaban mientras él usaba su cuerpo.

En un momento dado, mientras ella gritaba e insultaba a las apariciones, los hombres observaron como unas luces se manifestaban en su dormitorio. En una de las esquinas surgió un vapor verde entre el cual alcanzaron a distinguir la parte superior de un cuerpo masculino bastante musculoso. El impacto de la escena fue tal que uno de los presentes se desmayó.

A pesar de que colocaron cámaras de vídeo en la habitación, estas fallaron de tal manera que solo fue posible obtener una foto. En esta se puede observar a Doris sentada en su cama, mientras es rodeada por un espeluznante arco luminoso que por su ángulo y posición, no pudo haber creado con ningún proyector o luz artificial.

Estas son las escalofriantes declaraciones del equipo que estaba de testigo esa noche, sobre lo que ocurrió en la casa:

“Aquella noche decidimos hacer una sesión en la recámara. Le dije al ente que si de verdad estaba allí, que se manifestara y entonces una luz blanca salió de uno de los muros y fue hasta el centro del dormitorio. Entonces comenzó a girar y a expandirse. Nueve fotógrafos profesionales estaban con nosotros, capturando imágenes desde cada ángulo. Era increíble, ¡aquella cosa estaba flotando en el centro de la habitación y era dimensional! Las cámaras captaron arcos de luz pero nosotros vimos esferas luminosas: una de color verde amarillento y las otras dos blancas”.

Al final de la investigación, Doris tomó el consejo de los especialistas y optó por mudarse a Texas con su familia, esperando que abandonar su casa fuera la clave para que los ataques cesaran. Pero esto no solo no sucedió, sino que cada agresión se volvió más salvaje.

Parecía como si el ente hubiera seguido a Doris hasta su nuevo domicilio.

Llegados a este punto los investigadores decidieron mandar a Doris a la Universidad de California, donde en pleno laboratorio le construyeron un apartamento con paredes de vidrio, en el que estuvo viviendo bajo la vigilancia de cámaras de seguridad y doctores distintos.

Una noche ellos atestiguaron la violación más terrible sufrido por Doris: el cuerpo de la mujer empezó a moverse violentamente, como si alguien la estuviera empujando y la sujetara al mismo tiempo. A continuación, como si el hecho de ser observado le produjera un perverso placer, el ente sometió a su víctima a tener relaciones sexuales en diferentes posiciones que podían apreciarse entre las páginas del Kamasutra.

De aquel momento tan terrible no quedó la menor evidencia, pues las cámaras de vigilancia volvieron a fallar.

El caso se complicó cuando un hipnotista profesional tuvo una sesión con Doris y descubrió que había sido abusada en su niñez. Esto dio pie a que algunos científicos afirmaran que todo era producto de su mente, la cual de algún proyectaba a esos grotescos seres que la atacaban con su propia energía.

Otros no obstante se mantuvieron firmes en creer que la situación era completamente paranormal. Una presencia exterior debía estar acosando a la pobre mujer, ya fuera demonio, fantasma o incluso extraterrestre.

Si bien las violaciones continuaron, la familia de Doris fue pasando al anonimato en los años siguientes. La mujer se mudó varias veces, recorriendo distancias cada vez más lejanas en un intento por escapar del hombre fantasmal que la perseguía y del cual, llegó a jurar haberse quedado embarazada. De hecho, los médicos comprobaron con estupefacción que su cuerpo presentaba todas las características de un embarazo en regla, a pesar de no tener ningún embrión en su vientre.

Con cada mudanza las agresiones sexuales se repitieron con menos frecuencia, como si el ente también se estuviera cansando de seguir a Doris, hasta que un día, sin explicación aparente, se detuvieron por completo.

Doris Bither murió el 25 de julio del 2006 a causa del cáncer, después de vivir sus últimos años con tranquilidad.

Su escalofriante caso si bien nunca fue resuelto, pasó a la historia como uno de los más perturbadores y fue inmortalizado en el cine con la película “El Ente”, un clásico del género de terror.

¿Qué era lo que estaba acechando a la pobre Doris y por qué la atacaba de esa manera? ¿Sería todo aquello producto de su imaginación, o existirán en otros planos presencias oscuras de las que tengamos que proteger nuestros cuerpos?

Tal vez pienses en eso esta noche, mientras recuerdas que a pesar de las apariencias, nunca estamos completamente solos.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (6 votos, Calificación: 9,50 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Erika GC

Loading...