Cuentos de Terror de Estados Unidos

Escuché por teléfono como intentaban asesinar a alguien

Era Año Nuevo, hace algunos años, y mis amigos y yo conseguimos entradas para una gran fiesta en la ciudad. La noche comenzó estupendamente. Bailé con muchas chicas y me besé con una de ellas justo antes de la media noche. Incluso fui capaz de obtener algunos de sus números de teléfono.

Horas después me encontraba acostado en la cama mirando hacia el techo, cuando escuché que mi teléfono sonaba. Eran más de las tres de la madrugada, pero decidí responder, pensando que tal vez fuera alguna de las chicas.

—¿Hola?

—¡¡¡AYUDA !!!

Confundido y asustado, volví a hablar.

—¿Hola, quién eres?

Se escucharon fuertes sonidos de golpes en el fondo y a esta chica, que estaba llorando y gritando a todo pulmón por ayuda.

—Hola, ¿qué es esto? ¿Qué pasa, estás bien?

El teléfono colgó. Inmediatamente devolví la llamada y se fue al correo de voz, no había ningún mensaje de configuración.

La muchacha llamó de nuevo y al contestar, me percaté de que los gritos seguían:

—Hola, ¿quién eres? ¿Dónde estás? ¿Qué pasa?

—POR FAVOR, AYUDA. POR FAVOR, AYUDAME. ¡AHHHHHHHHH!

Todo el tiempo había sonidos de golpes en el fondo.

El teléfono volvió a colgar.

Intenté volver a llamar 10 veces y solo fui al correo de voz. Revisé para ver si era una de las chicas a las que había enviado mensajes de texto y ninguno de los números coincidía. Llamé a la policía, les conté lo que había ocurrido y les di el número.

Mis nervios se calmaron a medias, tratando de convencerme de que debía ser una broma. Me desmayé. Al despertar esa mañana, la resaca no me había permitido olvidar el incidente. Rápidamente saqué mi teléfono, volví a llamar al número y me dirigió al correo de voz. Dejé un mensaje explicándole que me había llamado y preguntando si se encontraba bien.

Poco tiempo después recibí un mensaje de texto. ¡Era la chica! Ella me contó que había querido enviarme un mensaje de texto, pero nunca se había atrevido. Debo mencionar que ninguno de nosotros se conoce y ella no está segura de cómo obtuvo mi número. Ella creyó que había estado llamando a un amigo todo el tiempo. Durante Año Nuevo, habían organizado una fiesta en un hotel, no muy lejos de donde yo estaba celebrando, y después de que todos se fueron, un chico regresó. La muchacha me dijo que él la atacó y la golpeó con violencia. Medio estrangulada, de alguna manera consiguió escapar y se encerró en el baño. Él estaba tratando de entrar a la fuerza, eso fue lo que escuché. Fuera de sí, la chica solo estaba llamando a cualquier contacto en su teléfono para pedir ayuda. Finalmente, alguien en el hotel la escuchó, llamaron a la policía y arrestaron al hombre.

Ella me dió las gracias por mi preocupación y planeamos reunirnos un día, pero nunca ocurrió. Es muy fácil pensar que cosas como la que acabó de contar pueden ser falsas. Me alegra que ella esté bien.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (12 votos, Calificación: 8,33 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Avatar

Erika GC

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar