Gozu (Cabeza de Vaca)

Publicado por Erika GC

Existe una leyenda urbana en Japón, conocida como Gozu que quiere decir, “Cabeza de Vaca”. Esta historia es tan aterradora, tan perturbadora, que todo aquel que la escucha se sume en un trance total de pánico, a tal grado que luego de despertar es incapaz de recordar nada de lo que escuchó.

Es por eso que se dice que nadie conoce bien la historia. Nadie puede contarla de la manera correcta, ya que su nivel de miedo es tal, que podría dejarte sin dormir durante varias noches.

Aunque de vez en cuando, aparece alguien dispuesto a intentar contarla…

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Los alumnos de una escuela primaria de Tokio se dirigían en medio de la noche, a una excursión que iban a tener en el campo. Típico viaje estudiantil en el que los niños pueden estar en las afueras, armar casas de campaña y hacer fogatas, todo bajo la supervisión de sus maestros y con previa autorización de los padres.

El cielo estaba oscuro y el autobús escolar se desplazaba por la carretera, mientras los niños armaban un escándalo. No se podían estar quietos y el conductor estaba a punto de perder la cabeza.

Fue por eso que el profesor de la clase, el señor Aoyama sugirió a los muchachos que contaran cuentos de terror. Eso por lo menos, los mantendría controlados en sus asientos. Todos los estudiantes aceptaron con agrado la idea y le pidieron a su maestro que comenzara él.

—¿Alguna vez han escuchado la historia de Gozu? —preguntó Aoyama sospechosamente.

Los chicos se miraron entre sí, los unos a los otros, sin que nadie respondiera afirmativamente. Aoyama se dio por satisfecho.

—Pues bien, está noche se las voy a contar. Esta es una leyenda tan mórbida, tan oscura, que no todo el mundo conoce sus detalles. Pero una vez que la hayan escuchado, les aseguro que no podrán dormir esta noche…

Aoyama comenzó a contar su historia ante la mirada atenta de los niños. De repente no se escuchaba un solo ruido en el autobús, ni el más mínimo susurro. Pero conforme la leyenda avanzaba, un sentimiento de angustia empezó a hacerse palpable entre los niños.

Alguien le suplicó a Aoyama que se detuviera, que no querían escuchar el final de la historia, pero él no hizo caso. Cuando los demás niños, con lágrimas en los ojos y gemidos de miedo, le pidieron que parara, el hombre no se dio por enterado. Estaba tan inmerso en la historia, tan desbordado por lo que contaba, que su lengua parecía moverse por sí sola.

Y cuando Aoyama llegó al clímax del cuento, con sus alumnos chillando de terror, el autobús se volcó en el camino poniendo fin a su sufrimiento.

Las autoridades encontraron el transporte escolar a la mañana siguiente. Aoyama estaba inconsciente y sus pupilos en trance, expulsando espuma por la boca. Se los llevó inmediatamente al hospital y solo recobraron el sentido hasta horas después.

Ninguno de ellos recordaba la historia de Gozu. Y honestamente, era mejor que no lo hicieran.

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (6 votos, Calificación: 4,00 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Erika GC

Te Recomendamos: