Juego Incontrolable | 3era parte

Publicado por Hakeil Dhles

Cuento enviado por Hakeil Dhles (Para leer la 1era parte de este cuento, haz clic aquí).Apenas podía moverme de aquel lugar, de repente la cabeza empieza a dolerme, comienzo a ver todo borroso cuando antes veía nítidamente, sin saber lo que me ocurría mi cuerpo no reacionaba como yo quería, me movía de un lado hacia otro como si en ese momento me hubiese tomado tres litros de vodka. unas extrañas voces comenzaron a hablarme en los oídos, desde luego no eran corrientes, me hablaban por debajo del umbral humano, las voces ultratumba tenían un susurro semejante al eco de los ventiladores, esas insistentes voces solo decían mi nombre.

Mientras leo me miraba con cara de poseído me mordí sin querer la lengua por los nervios e impotencia que esto me acarreaba, ya podía correr y me dirigí hacia la puerta pero estaba cerrada, no tenía tiempo para buscar las llaves, la casa estaba desordenada y encontré una ventana cerrada por un cerrojo, lo quité y pude salir fuera de allí.

Me alejé lo más rápido que pude, me costaba trabajo mantenerme firme pero la tierra húmeda me estabilizaba y me despejaba un poco, tuve que atravesar 2 o 3 km de campo de trigo, no vi a nadie que pudiese llevarme a la cuidad.Me puse a contemplar las estrellas tumbado en el suelo y me puse a recordar los mementos que vivé con mi Madre y mi hermana en el pueblo, pude tranquilizarme un poco, dejé de escuchar en mi oído aquellas voces, recordé la leyenda que perdura por tanto por tanto tiempo

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

La casa de Leo era la única que estaba encima de la colina Glahes en la que esta el castillo del Conde Beyhau, cuenta la leyenda de que en esta colina hace 9000 años perduran las almas de las niñas que se sacrificaban al Dios Teutates, en esos tiempos las cosechas no iban bien y derramaban la primera sangre el 29 de Agosto de cada año. Esta Leyenda no se queda solo aquí, aún hay bastante más.

Se hicieron todos los sacrificios menos uno, el eclipse no tapo del todo a la luna roja y la niña pudo salvarse, esta se vengo por todos los sacrificios inútiles que hicieron, nada cambio en el pueblo: las cosechas seguían igual, apenas llovía y cada vez había menos animales que cazar.

176973 300px-Patio-armas

Al parecer Morgana era hija de un comerciante éxitoso, hizo tratos en todo el mundo con las mercancías que este extraía de sus ayudantes Miles y Edgar, deslumbraban por su enorme carisma consiguiéndose a los aldeanos, el pueblo empezó a gozar de las mejores delicias mundiales, equipamiento militar, prostitutas y el tránsito desmesurado por la aldea.

Eran bastante machistas por aquel entonces, Drak Hekel vendió la mano de su hija al luchador mas feroz, además de ganar un rango militar mayor y dejar de ser luchar para alcanzar el reconocimiento de ser Guía Ghelhlico .

Drak, era un hombre cruel, no tenía en cuenta los sentimientos de su hija y la caso a la fuerza con Aladon, el rey de la villa. Cuando ya había un ganador en el torneo que este organizo. Floe Ihulo II, ganó el torneo, no se sabía mucho por aquel entonces, hay muchos rumores de él, los más conocidos son que era mago y vampiro.

Para leer la 4ta parte de este cuento, haz clic aquí.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (26 votos, resultado: 6,85 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Hakeil Dhles

Te Recomendamos: