Juego Incontrolable | 5ta parte

Publicado por Hakeil Dhles

Cuento enviado por Hakeil Dhles (Para leer la 1era parte de este cuento, haz clic aquí). Morgana era una chica tímida y bastante inteligente, aunque eso no la hacía diferente al resto de las chicas, su rostro alegraba
a cualquier cuidadano que tuviese de mala hostia, incluso al herrero, un hombre muy cascarrabias.

Su madre murió cuando esta nació y fue educada por Drak y Kaeli, su mujer. Kaeli no era muy buena madrastra que digamos, tenía celos de Morgana por su Belleza el don de gentes, pensaba que Morgana era mucho más beneficiada por Drak que sus dos hermanastras de las cuales sus nombres se desconocen y tampoco importan en la Historia.

En realidad al principio la menos beneficiada era Morgana, tras el fallecimiento de su madre su madrastra la trato de malos modos e intentar quedarse con la herencia que esta poseía de su tio Gwohes y dársela a sus hijas para quitarle poder y terreno.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Morgana fue feliz mientras fue una niña, aunque sabía que su madrastra no la quería sabia que era una egoísta queriendo solo a sus hijas en vez de cualquier otra persona, aprendió valioso valores escritos en el Necronomicon.

Valores Morales del Necronomicon, Línea 6 versículo 34

Loading...

“Es imposible madurar madurar sin experiencias, solo a través del daño”

“La familia no es solo un conjunto de lazos de sangre compartidos, todos somos iguales y tenermos que querer a cualquiera aunque no sea de nuestro apellido”

Siempre estaba con una radiante sonrisa, divirtiéndose con las demás chicas a pensar de su terrible enfermedad del corazón, no podía hacer grandes esfuerzo, comenzaba a sangrar por la boca pero aún así no dejo de divertirse aunque no pudiese correr tanto como los demás y así hasta los 14 años.

sus hermanas al cumplir los 21 años se fueron a diferentes reinos a recibir el legado de princesas en los reinos vecinos, curiosamente las hermanastras tampoco eran hijas de su respectiva “madre” y comprendía perfectamente el dolor de Morgana y lo que estaba pasando.

De vez en cuando iba al castillo de Morgana a comer, entre Kaeli y Morgana hay un bloque de hielo, no se hablan y no cruzan las Morganas al comer. Siento el silencio junto a drak y nos incomodamos ante la situación pero no podemos hacer nada, somos hombres y no comprendemos a que juego entraron ellas.

Al terminar Drak me dijo que le siguiera a la azotea para hablar de algo importante sobre el torneo que se organizaría en 8 semestres en el cumpleaños de Morgana cumpliendo sus 16 años.

Drak: “Dghel, conozco tu talento desde que te vi jugar junto a mi Hija por favor protégela de Kaeli , por favor”

Yo: Está bien, la protegeré, descuida Drak

NO SE PUEDE CONTINUAR ESTE TEXTO, LA PÁGINA ESTA ARRANCADA.

Me aprendí esta Historia de pequeño gracias a mi madre, a partir de los 12 años empezó a contarme la Historia del pueblo. Cada año que veníamos me la contaba desde el principio, no es fácil recordar tantas
Fechas y la Historia en sí que digamos,menos mal que me metí en el bachiller de ciencias porque en historia soy un poco paquete y para las canciones igual.

Hecho de menos a mi madre, sobretodo en la época que estábamos todos juntos: Mi hermana, mama y yo.

Este pueblo me trae muchos recuerdos buenos, me identifico mucho con el amigo de Morgana, a los dos nos gusta observar y aunque parezca que estamos bien por fuera por dentro no lo estamos. Empezé a ser nostálgico a los 8 años, mi madre no podía ocuparse de mi durante el día, me quedaba hasta las 6 de la tarde en casa de mis abuelos, en esas horas veía a los niños de mi edad pasárselo bien
jugando al balón, las fiestas de la cuidad y como es normal algún que otro borracho.

No vivía mal con mis abuelos pero, no era el ambiente en el que yo me esperaría ser feliz, me distancia mucho de lo que quiero , a veces me sentía fuera de lugar sin encajar en ningún sitio como el ver la televisión con mis abuelos. tampoco he tuve fácil lo de estar en clase, estaba en las nubes pensando en mi futuro ideal dejando de lado los estudios, tareas y otros asuntos. Valoraría mucho que un profesor me enseñase cosas útiles de la vida como unos valores de compañerismo, solidaridad y amistad antes de aprender cosas que olvidaría por mi escasa interacción con el mundo.

No es necesario tener unos estudios para ser feliz ni ser exitoso, en un futuro llegaré a ser un gran maestro y volcaré mis valores hacia los alumnos que tenga para volverlos mejores personas antes que ser competidores y ver solo por su propio bien antes que el colectivo.

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (10 votos, resultado: 6,40 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Hakeil Dhles

Te Recomendamos: