La bella Aurora

Publicado por Erika GC

Una de las leyendas más hermosas y terroríficas al mismo que hay en Ecuador, es la de la bella Aurora, que supuestamente transcurrió en la ciudad de Quito hace muchos años. Se dice que en aquel tiempo, vivía en dicho lugar una joven hermosísima, de nombre Aurora, a quien todos conocían por su belleza. Ella era hija de una familia muy adinerada, pues sus padres eran personas importantes dentro de la alta sociedad.

A pesar de ser una muchacha de orígenes envidiables y poseer un gran atractivo, a diferencia de las chicas de su edad, Aurora no había querido casarse con nadie. A todos los jóvenes que llegaban para pedir su mano los despreciaba sin más.

Muchas veces, su familia le aconsejó que se casara con un muchacho rico, aunque fuera tan solo para mejorar su posición, pero ella siempre se negó a saber nada del tema.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Nadie tenía idea a que se debía esta aversión al matrimonio. Pero Aurora era feliz y eso era lo único que interesaba a sus padres.

Un domingo por la mañana, Aurora se arregló como de costumbre y caminó rumbo a la plaza de la Independencia, en la cual se estaba celebrando una tradicional corrida de toros. Allí, ocupó su lugar habitual y disfrutó de la fiesta brava, hasta que soltaron a un enorme toro negro. El animal era imponente y aterrador, con sus grandes ojos inyectados en sangre y aquel vapor que salía por su nariz, cada vez que resoplaba con enfado.

Aurora vio como la bestia corría hasta la tribuna en donde ella estaba sentada y la miraba fijamente, con una expresión que la puso a temblar de pies a cabeza y provocó que se desmayara.

Sus padres, muy asustados por su reacción, la llevaron a cada mientras en la plaza intentaban contener al toro.

Un doctor revisó a Aurora y tras determinar que solo había sido la emoción del momento, recomendó a sus padres que la dejaran descansar. La muchacha fue dejada en su dormitorio, durmiendo. Un par de horas más tarde, la joven se despertó en medio de la oscuridad y a lo lejos, escuchó un sonido terrible. El toro negro mugía lleno de furia y ahora corría hasta su hogar.

De un momento a otro, la pared de su dormitorio fue destrozada y allí apareció él, grande y terrible como el mismo diablo. De algún modo había logrado seguir su rastro desde la plaza. Aurora gritó llena de horror, pero nadie pudo acudir en su auxilio.

Allí mismo, el toro la embistió con rabia y la muchacha quedó tendida en el suelo, herida de gravedad.

Por la mañana, cuando sus padres acudieron a ver como se encontraba, sintieron terror al ver la escena que se levantaba ante sus ojos. Su hija estaba pálida y sin vida, y cada una de sus pertenencias había sido destrozada. Pero del toro no había ni rastro.

Nunca nadie pudo explicar lo que había sucedido, ni porque la bestia se había ensañado con la bella Aurora.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (6 votos, Calificación: 9,50 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Erika GC

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)