La gata blanca

Publicado por Erika GC

Hace muchos años, vivía en un pueblo una mujer de gran belleza, llamada Carmen. A pesar de su hermosa apariencia, ella había sido de salud delicada desde niña, por lo que rara vez se le permitía salir de casa. Eso no impidió que un día conociera a un apuesto joven llamado Felipe, quien se encaprichó de ella y comenzó a cortejarla.

Con el tiempo, Carmen se enamoró de él, pues nunca antes había tenido un pretendiente que se tomara tantas molestias por ella. Con el tiempo se casaron y para su mala suerte, la novia cayó irremediablemente enferma. Su padecimiento era tal, que todo el día tenía que permanecer postrada en la cama.

Al principio, su esposo se quedaba a su lado y la cuidaba con toda la devoción del mundo. Más poco a poco se fue cansando de esa rutina y comenzó a ausentarse de casa por largos períodos de tiempo.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

No pasó demasiado hasta que a Carmen le llegaran rumores de que ahora tenía una amante, a la que veía por las noches aprovechando su convalecencia. A pesar de que la noticia destrozó a Carmen, ella seguía adorando a su marido por lo que no quiso renunciar a él.

Mientras tanto, Felipe se citaba en casa de su querida cada vez que se ponía el sol y los dos hacían el amor por largas horas.

Una de aquellas noches, la amante notó que en la ventana había una hermosa gata blanca, la cual los observaba fijamente. Mientras estaban juntos, el animal emitía unos maullidos horribles y ella podía jurar que la miraba con odio.

Esto se repitió todas las noches siguientes, cada vez que los infieles estaban juntos. La misma gata blanca subía al alfeizar de la ventana y maullaba con sus ojos fijos en ellos.

Sus ruidos eran tan estridentes, que la amante se sentía a punto de perder los nervios.

Le comentó esto a Felipe, pero él no le dio ninguna importancia, comentándole que la gatita sería de algunos de sus vecinos y que ya se cansaría de ir.

Varias noches después, Carmen fue presa de una fiebre terrible y le suplicó a su marido que se quedara con ella. Él no obstante, se excusó diciendo que tenía algo importante que hacer y la dejó sola. Carmen se sintió más desgraciada que nunca.

Mientras Felipe se encontraba con su querida, la gata volvió a presentarse y loca de nervios, su amante le pidió que la matara. Él tomó entonces un puñal y lo clavó en el pecho del animal, quien emitió un chillido ensordecedor y casi humano, provocando escalofríos en ambos. Cuando la gata se escapó, moribunda, Felipe tuvo un mal presentimiento y volvió a casa.

Allí encontró a Carmen, tendida en el suelo sin vida y con la misma daga clavada en su pecho.

Presa del remordimiento, su marido no pudo tener un solo día de paz a partir de entonces.

Este cuento está basado en una leyenda de terror colombiana, que por años se ha encontrado entre las más populares de dicho país.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (11 votos, Calificación: 8,45 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Erika GC

Te Recomendamos: