Historias Reales de Horror

La Invitada Sorpresa

Siempre veo en las noticias que ponen que las madres solteras son mujer luchadoras y todo eso, bueno no lo pongo en duda pero, ¿Y los hombres? ¿En dónde quedamos?  Hay hombres que no somos muy buenos con los niños pequeños solemos ser un poco brutos, desde mi experiencia puedo decir que me ha costado bastante trabajo poder cuidar y criar a mi hija. La diferencia de todo esto que con mi ex esposa nos separamos cuando Elizabeth tenía cinco años, así que puedo decir que mi hija supo lo que era la felicidad y el amor que le entregaron sus padres. A pesar de eso a sido bastante difícil la situación ¿Cómo le explico a mi hija que su mamá ya no está?

A veces me pregunta si su mamá la dejó porque ya no la quiere… Haber ¿Cómo le puedo decir que eso no es así? ¿Cómo le digo que por un error mío ella ya no está con nosotros? Lo peor de todo esto es que el día de mañana está de cumpleaños mi pequeña y oí que le decía a su osito de peluche que el único regalo que ella quería era volver a ver a su mamá. Oír eso me destrozó el corazón.

Cuando desperté vi a mi pequeña Liz acurrucada al lado mío con una foto de su mamá. De verdad que no aguanto más la desesperación.
Bajé al sótano para poder llamarla, me llené de valor y la llamé, costó bastante que respondiera a mi llamado pero después de un par de minutos e intentos, ella contestó y fríamente me dijo: “A la noche iré, ¿Sigues viviendo en el mismo lugar que recuerdo? Un poco nervioso conteste: “Sí”

Estuve todo el día muy nervioso por la visita que llegaría en la noche, mientras que la cumpleañera estuvo todo el día triste por no poder ver a su madre. Terminada la pequeña fiesta que le hice con algunos primos y amigos mi hija recolectó todos sus regalos y se fue a su habitación. Yo me quede en el living de mi casa ordenando un poco para que al día siguiente no me tocara tan pesada la mañana, cuando de repente oí que mi hija me gritaba desde su habitación: “¡Papá! ¡Papito! ¡Ven rápido, mira quien vino a verme! Al escuchar esas palabras salir de la boca de mi hija, sentí como una fría sensación se apoderaba de mi cuerpo. Cuando subí a la habitación de mi Liz escucho que dice: “¿Mami, por qué nunca me visitas? ¿Acaso no me quieres? La mamá la mira con los ojos llenos de lágrimas, se agacha, la abraza y dulcemente le dice: “Hija llevó tres años muerta, si quieres verme ve al cementerio”.

foto-de-fantasma5

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (40 votos, Calificación: 8,33 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Catt

Tengo 19 años y me gusta mucho lo que es dibujar, pintar, ver fútbol, escuchar música que es parte de mi inspiración y por supuesto escribir, esto último lo llevo haciendo un buen tiempo pero no me había atrevido antes a mostrar algún cuento por vergüenza o por miedo a la crítica negativa.

¿Te gustó mi Cuento de Terror?
Para leer otra Historia de Terror mía, haz clic aquí:
Historias de Miedo de Catt