La muerte

Publicado por Un Fan del Blog

Cuento enviado por Jazmin Garcia (fan del blog)……Bueno antes que nada les quiero avisar que este “Cuento” o mejor dicho relato es verdadero y que tan solo recordarlo siento feito y a la vez trIstesa.

Bueno, todo paso cuando yo tenia 9 años (ahora tengo 17) y fue cuando mis abuelitos, mi madre y yo fuimos a un viaje a Veracruz, todo era perfecto, viajamos en autobús con muchos más pasajeros, llegamos al hotel en la noche y nos dispusimos a dormir para que en la mañana visitáramos las primeras playas, en total visitaríamos 5 playas, pero nosotros no llegamos ni a la tercera, ya que mi abuelita se sintió muy mal en el autobús y se desmayo, la llevaron a un hospital y nos dejaron en él ya que las demás personas quería continuar con su recorrido ( y no los culpo 🙁 fueron $2000 como para no realizarlo por una señora); mi abuelo, mi mamá y yo nos fuimos a hospedar en un hotel que estaba justo en una cuadra después del hospital, bien me acuerdo de su nombre “El sol”, mi abuelo lo pago y nos quedamos en él, en la tarde mi mamá iba a visitar a mi abuelita y regreso en las noche como a las 12:40 am, mientras que yo me quedaba en el hotel (cabe mencionar que ese Hotel estaba completamente solo, solo estábamos mi abuelo, un señor en la recepción y yo), así fue como 3 días, los cuales se hicieron infinitos, mi abuelo se la pasaba dormido todo el día y yo me quedaba sola en el hotel lo cual fue muy aburrido, pero este relato no se enfoca en el hotel si no en el hospital, lo cual lo vivió mi madre, y me lo relato, al momento no le creí, pero al ver su cara al contármelo supe que no me mentía, desde ese día mi mamá ya no quiere volver a entrar en un hospital…

Bien mi mamá me relato que en la segunda noche que paso en el hospital cuidando a mi abuelita, convivía con varios viejitos y sus familiares, los cuales también estaban internados, estos se encontraban en una sala, en una fila de forma horizontal, en ese hospital se podía decir que era de mala muerte ya que las enfermeras no se encargan de nada y los que cuidan a los pacientes son los mismos familiares, por eso mi mamá se quedaba todo el día con ella, me contó que en esa noche a las 12:30 am se escuchaban solamente los quejidos de dolor de los enfermos.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Se contaba que en la calle que daba frente a la ventana de aquella habitación aparecían personas, las cuales desaparecían en cuestión de segundos, desgraciadamente a mi mamá le toco en la ventana donde se veía esa calle, mi mamá lo que hizo fue cerrarla y pasársela hablando con mi abuelita, pero esa noche fue algo fuera de lo común, ella cuenta que a esa hora se sintió bastante frió y cogió una cobija que una de las enfermeras les daban a los familiares cuando se quedaban hasta tarde, ella dice que mi abuelita, quien si estaba bastante grave, comenzó a quejarse a si como lo hacían los demás, al oír esto mi mamá se alarmo y comenzó a hablarle y preguntarle que le dolía, mi abuelita solo menciono algo de una sombra negra, a lo cual mi mamá por reflejo o por mala suerte volteo a ver a la ventana y justamente pudo ver a una mujer alta, china, con cabello largo y negro, que vestía de color negro y tenia una mirada fría, dice mi mamá que ella observo que miraba fijamente a mi abuelita, y por reflejo mi mamá comenzó a mover a mi abuelita pero della no despertaba, mi mamá regreso la vista a la mujer que se asomaba desde afuera, sintió como un escalofrió recorrió todo su cuerpo pero pudo decir:

– No te la lleves, aya hay más, pero a mi mamá no!

Dijo fuertemente señalando a un viejito que se encontraba hasta el final de la habitación, mi mamá entre lagrimas que salían del susto vio como desaparecía esa señora, realmente no pudo dejar a mi abuelita, así que esa noche no regreso al hotel, y cuenta que al amanecer escucho llorar al familiar del viejito que mi mamá había señalado en la noche anterior, él había fallecido, mi mamá se sintió terrible por esto, llamo a mi papá por un teléfono publico y le pidió que fuera a recogernos, ella primero intento hablar con mis tíos pero todos se negaban, lo cual enfureció a mi mamá y a mi abuelo, y hasta que mi papá llego por nosotros mi abuela salio del hospital y nos regresamos a casa.

Después mi papá nos contó que no supo como había logrado llegar, ya que la autopista estaba llena de una neblina muy intensa, y nos contó muy seriamente que realmente era un milagro que él haya podido llegar ya ni a salvo, si no el llegar, ya que, era la primera vez que mi papá entraba por esa autopista, luego con neblina peor aún, pero bueno después de todo eso mi abuela se recupero de maravilla, lo cual alegro mucho a mi mamá pero meses después mi abuelo falleció y en 6 meses mi abuela también…..

No se si si cuenta como “Cuento de terror” pero al recordarlo yo siento muy feo ya que cuando se lo recuerdo a mi mamá ella se pone muy seria y como que si recuerda el comento en el que vio a aquella señora, que yo decidi llamarla “La muerte”, como dicen “nada es como lo pintan” por que tendría que ser una calavera la “muerte” si puede ser como una persona normal…….
FIN…..

Cuento enviado por Jazmin Garcia (fan del blog)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (60 votos, resultado: 7,95 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos: