La noche en la funeraria

Publicado por Un Fan del Blog

Enviado por Bork (fan del blog)
Esto es un anécdota como ex tanatopraxista (trabajo que consiste en preparar a los difuntos para ser velados). La funeraria donde trabaje era como cualquier otra donde muchos de sus trabajadores contaban sucesos extraños ocurridos sobre todo en la sala manantial del segundo piso, al principio fui escéptico en el tema pero todo cambio son gajes del oficio trabajar a cualquier hora, la gente muere en el momento menos esperado, una noche que jamas olvidare tuvimos que trasladar un cuerpo de una lejana provincia cabe decir que fue un viaje bastante incomodo con lluvia y para variar la familia fue muy extraña mas de lo habitual, tanto que parecían felices que el cuerpo seria retirado de su hogar.

Al llegar hicimos los preparativos rutinarios, ropa quirúrgica guantes botas en fin medidas de seguridad, me proponía a leer el certificado medico del difunto para estar enterado de las enfermedades que tenia y podrían significar un riesgo cuando escuche pasos en la segunda planta, al estar ahí el cuarto de insumos supuse que mi compañero estaba adquiriendo algún instrumento o liquido que faltaba en la sala de tanatopraxia, mi sorpresa fue verlo entrar por la puerta de mi derecha dirigiéndose a mi con un “escuchaste eso?¡”
ambos sabíamos que la funeraria estaba vacía no había familiares descansando ni cuerpos reposando en las salas de arriba, soltamos una carcajada para calmarnos y especulamos con el viento un gato o tal ves el guardia de la puerta que aprovecho nuestra ausencia para coger algo de arriba,
esto era poco probable el guardia nocturno era alguien supersticioso y por las noches no salia de su cabina mas que para abrir las puertas.

después de un momento incomodo fuimos a la sala de tanatopraxia donde esperaba el cuerpo siendo aun estudiantes de medicina nuestro deber era solo extraer líquidos y formolizar el cuerpo la estética del mismo corría por parte de otro personal que llegaría en la mañana, tal ves suene engreído pero este trabajo no es para todos las cosas que deben hacerse pueden llegar a ser indigestas y espeluznantes para muchos ensartar tubos en el abdomen, garganta, perforar pulmones, engrapar labios son solo algunos ejemplos del procedimiento, solo lo digo para que entiendan que tanto yo como mi compañero estábamos psicologicamente muy preparados.
el cuerpo se hizo especialmente difícil no solo las maquinas fallaban la sangre del cuerpo era espesa y obscura como si llevara días muerto pero el certificado ponía que solo habían pasado 12 horas desde su deceso, el ambiente se hacia pesado si no que ademas fue el cuerpo con mayor cantidad de espasmos posmortis que había visto…

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Suturar los orificios por donde se extrajo todo es el punto final del trabajo ya estábamos cansados y soñolientos me percate que no teníamos hilo de sutura mire a mi compañero, significaba que uno tendría que subir a por el hilo, ahora que lo pienso que era peor quedarse a solas con el cuerpo, o salir a la obscuridad y caminar por los pasillos.

Decidimos que yo lavaría los instrumentos mientras el salia, me di la vuelta al fregadero que se encontraba al otro extremo de la sala cerca a la puerta, mi compañero, o al menos eso creí, me dio unas palmadas en la espalda y escuche un leve y rápido “bueno me voy” luego vi por el reflejo del los azulejos como salia por la puerta, en eso me di cuenta que un trozo de hilo y aguja estaban entre las productos de limpieza, me apresure a sujetarlos y salir de la sala a gritarle “ey no vayas acá tenemos”…

sala de tanatopraxia

Me quede perplejo cuando mi compañero que nunca salio de la sala me dijo, “a donde vas?? tranquilo solo me quitaba los guantes, ya voy desesperado”
un frió me recorrió el cuerpo, luego de explicarle por mi asombro me dijo que el no se había acercado a mi, y lo que es peor el pensaba que fui yo quien abrió la puerta y al girarse me vio salir apresurado.
fue una noche extraña pero no tan extraña como el día.

Ya estando todo iluminado y muchas personas trabajando en la funeraria le pedí a mi jefe si podía ver las grabaciones de esa noche, cuando al fin encontré la parte, se veía como la puerta de la sala se habría sola y una sombra negra abandonaba la sala de tanatopraxia
segundos después yo salia con una aguja eh hilo en mi mano hablándole a la nada…
gracias por leer

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (45 votos, resultado: 8,71 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (2) ¿Quieres dejar un comentario?