La Vereda Olvidada

Publicado por Un Fan del Blog

Cuento enviado por CHRIST VIVEROS (fan del blog)

Mi nombre es Andrés Camilo Flores tengo 16 años y vivo en un pequeño pueblo llamado vera cruz, donde es muy visitado por sus paisajes y clima, situado a  dos horas de encontrar otra ciudad, con todas las comodidades y actualizaciones que el mundo tiene para mostrar por ello es difícil estar en situaciones de quedar sin nada de alimento, medicinas y todo ello se debe a que siempre se está bien abastecido proveniente de las ciudades a su alrededor y comerciantes que viajan mucho para ello.

La razón por la que escribo esto no es para hablar solo del pueblo, si no algo que sucede mucho en una de sus veredas  y que las personas que habitan en ella cuenten sobre lo que sucede, creyendo así como si fuera una historia poco creíble o con sentido de asustar, pero para desgracia mía también fui víctima de estas historias que envolvían dicha vereda y todo por mi ego de no creer en este tipo de cosas y para los que no creen como lo hacía yo déjenme decirle que lejos de la realidad humana hay cosas extrañas que aunque no las vemos están ahí para tratar de comunicarse o simplemente para atormentar a los que se interponen en su camino, y que los que hacen brujería y ese tipo de cosas son envueltos con el mal y afectan a los que le rodean sea lugar, persona o cosa.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Todo esto empezó cuando estaba en casa viendo tv y un amigo de la familia “llamémoslo pipe”, llega con una enorme sonrisa y con mucha intensidad por querer decir algo, al entrar en casa se sienta, se ríe y con una alegría inmensa en su rostro dice tener una sorpresa y si quería que fuera, mirándolo con duda le respondo que primero tenía que saber para poder dar el sí, pero pipe sin cambiar su expresión insiste en que dijera que sí y que sería muy divertido ir, ya que la desesperación a la insistencia termine diciendo que sí, y en el momento luego de responderle salto dio una palmada sobre su mano y frotándola dijo –Que bien esta noche será intensa-, yo que aún no comprendía nada, le insistí en que me dijera el motivo, a lo que me cuenta todo y era sobre una casa a las afueras del pueblo que le habían prestado para ir a quedarse y ya había reunido varios amigos y que yo no era la excepción así que se despidió diciéndome lo bien lo íbamos a pasar y arreglar equipaje, puso una hora para pasar por mí y desapareció en poco tiempo .

Mi maleta ya estaba lista esperando en casa a que llegaran por mí teniendo una charla con mi madre, tomando café debido al frio, eran los pasatiempos que tenía mientras llegaba la hora de mi salida. Al terminar mi último sorbo de café tocaron a la puerta  mama abrió y se escuchó mi nombre nombrar, salgo de la cocina y con un beso en la frente me despido de mi mama y pipe con palabras alentadoras dice –Tranquilo señora él estará bien se lo prometo, mañana estará aquí sano y salvo- con una sonrisa de ella en su rostro me voy alejando de la casa tranquilo hacia donde estaban reunidos los demás chicos, tomamos la ruta que lleva a la vereda, y al verdad es un vehículo un tanto viejo porque según los choferes es un camino muy difícil de transitar debido a que no tiene asfalto si no tierra con mucha probabilidad de lluvia ya que se encuentra a una hora y media del pueblo y todos los días llueve  y eso afecta la carretera y hace que este con pantano, al escuchar todo eso pensé que era una mala idea ir, pero pipe con su ansiedad solo insistía en que estaba súper y no esperaba para llegar a la casa.

Tomábamos el carro y en todo el viaje los chicos y yo solo reímos, cantamos, hablábamos de muchas cosas y entre ellas historias de terror y las mujeres que estaban asustadas solo pedían que cambiaran de tema para pensar en otra cosa, los hombres solo nos causaba risa ver las expresiones en sus rostros y la forma en como decían que paráramos de hablar de terror, yo me fije por el plástico transparente que tenía el carro como el cielo se tornaba oscuro a medida que íbamos avanzando y la temperatura caía muy fuerte recurriendo así a los trajes más abrigados que teníamos y si no era suficiente un abrazo de una de las compañeras de viaje para estar aún más confortables, la carretera era horrible hasta se podía pensar que era imposible cruzar o que en uno de las trampas de lodo nos podríamos quedar, pero se pudo cruzar con dificultad y demora llegando así a nuestro destino –Por fin- grite al bajarnos del carro con mucho frio y con el alrededor mojado.

Al bajar mire a mi alrededor y es hermoso lo que vi, un lugar totalmente verde con el sonido del agua corriendo a lo lejos el ganado como pequeños puntos al otro lado, una caída bastante alta, el aire más puro que el mismo pueblo, una entrada de reja color rojo acompañándolo un cerco que no se veía donde terminaba en sus lados, y a lo lejos una cabaña de aspecto tradicional: troncos que hacían camino hasta llegar a la cabaña pisos de tabla con sus paredes embutidas (paredes hechas con materiales del mismo campo), troncos que hacían de pilares para sostener el techo, el techo cubierta con tabla más delgada aunque un poco viejo y lleno de telarañas, y las tejas de barro que cubrían la casa para protegerse de las lluvias.

Pipe emocionado entra corriendo y haciendo mucha algarabía de la emoción, los demás que íbamos a sus espaldas solo nos reíamos y lo seguimos. La casa estaba sola como si nadie viviese ahí por el aspecto de suciedad y falta de aseo, además de la hierba que estaba un poco crecida, algunas puertas del exterior en estado de deterioro con muchas dudas solo miraba alrededor de la entrada y mirando el fogón de leña que estaba construido a unos metros de la casa me preguntaba – ¿dónde había sacado pipe esta casa? o ¿quiénes son los dueños y porque no han venido a darle un vistazo?, porque nota que lleva un buen tiempo abandonada, di la vuelta y me reuní con los chicos que estaban parados en la puerta principal viendo como pipe trataba de abrir el candado, solo de verlo como sufría y como peleaba con la llave le dije que me dejara intentar algo, me dio la llave se hizo un lado y con mis trucos urge la chapa del candado con la llave y abrió al primer intento, todos reímos y pide solo alegaba solo y le echaba la culpa a la llave.

Entramos a la casa y dentro estaba llena de muebles en buen estado, limpios como si hace poco hubieran estado en ellos, cuadros, un reloj de pared, bombillos, televisor y un equipo de sonido, eran las cosas que rodeaban la sala, pero todo muy limpio, al avanzar a la cocina estufa, cubiertos, platos, ollas, licuadora y nevera estaban todos ahí en buen estado, las habitaciones eran tres y cada una de ellas con dos camas y un espacio no muy grande, así que para un grupo de nueve personas se tomó la decisión de por dos en una habitación y el resto en la sala ya que la sala era amplia, pero todo, todo en un estado muy limpio como si fuera la estuviesen habitando, esto llamo mucho mi atención generando así más preguntas y parece que no era el único pero nadie decidió tocar el tema en ese momento.

Se habían repartido las habitaciones de forma grupal, conforme tome mi maleta y fui hacia la que me habían asignado, caminando lento no dejaba de pensar en todo lo que estaba pasando, al llegar a la habitación después de pisar la puerta hacia dentro sentí un escalofrió que bajo desde la punta de la cabeza hasta la punta del pie, me sentí raro y encendí la luz cuando vi en las camas muñecas, juguetes, todos floreados por el alrededor de la cama, así que los tome los puse al costado de la cama y cuando cogí una almohada con el centro de una muñeca sentí mucho más escalofrió y sentía como si me estuviera viendo y en el rostro de la muñeca una sonrisa que me dejo perplejo al instante lo que me hizo lanzarla hacia los demás muñecos y sin mirarla fingiendo que nada pasaba y que la sensación que tenía era algo extraño además del ambiente que sentía a mi alrededor era pesado como si el aire fue más pesado y que no corría bien por el lugar. No quería estar ahí pero tampoco quería contarlo a nadie porque sabía que si lo hacían bromearían conmigo y me tratarían de miedoso, así que salí y fingiendo que no pasaba nada me senté en la sala con los demás chicos.

Mientras terminaba de caer la tarde no dejaba de pensar en la sensación rara que había sentido en la habitación, estaba en la cocina con unos de los muchachos preparando la cena mientras los demás riendo y divirtiéndose en la sala, hasta que paula grita – no puede ser… no hay señal y mi mama quedo de llamar para saber cómo habíamos llegado – a lo que los demás responden – es cierto no tengo señal, pero cuando estábamos llegando tenía toda la línea – es raro pero pensé que esto se debía a la lejanía así que ya sabía eso de antemano y no me preocupe pero era importante por si alguna emergencia se presentaba, dando todo por resignado seguimos en la comodidad de la casa lejos de la civilización como si nada malo podría pasar. Al servir la cena se escuchó la lluvia acercarse y poco a poco se fue tornando muy fuerte pensando que esta zona es normal ese tipo de cosas.

Cenamos, recogimos la mesa y los que no cocinaron se encargaban de limpiar la cocina, al terminar el plan de salir hacer una fogata se había apagado debido a la fuerte lluvia así que abrimos espacio en la sala y nos sentamos en círculo y empezamos a reírnos escuchar música cuando uno de los chicos corto la conversación e intervino para preguntar sobre el misterio de la casa a lo que muchos lo acompañamos y apoyamos en la pregunta.

Por la presión pipe pide espacio y acepta contarnos, primero que la casa hace un tiempo los dueños se mudaron a la ciudad porque se habían aburrido del campo y querían progresar y darle a los hijos mejores vidas, así que habían puesto la casa en venta, los tíos de pipe querían una casa en el campo para construir una quinta y venir de vacaciones a descansar, y unos días atrás los tíos le habían contado algo muy superficial y el insistió en que lo dejaran venir hasta que los tíos aceptaron y dieron el permiso, por eso ese día fue hoy pero no quería venir solo quería venir con mis amigos y pasarla bien. Al escuchar eso se me salió la pregunta sobre él porque si hace ya un buen tiempo los dueños se fueron y los tíos no vienen por acá la casa por dentro porque se ve tan bien conservada, limpia como si estuvieran viviendo aquí. Pipe piensa mucho y su respuesta es que no sabe tal vez alguno de los vecinos le da ronda o los tíos contrataron a alguien para que les haga aseo una vez a la semana.

Paula asustada con el tema interrumpe y saca de su maleta una botella de ron y grita – vinimos fue a pasarla chebre no creen – todos los demás saltaron pusieron música, trago iba y trago venia porque ella no era la única que había llevado. La mayoría habían sacado el licor a escondidas de los papas y todo se volvió una fiesta en ese momento, hasta tal punto de caer ebrios entre esos yo. Me llevaron a la habitación entre dos y dejándome en la cama se fueron a seguir con el festejo.

No sé cómo acabo ni a qué horas termino todo pero un silencio quedo total en la casa y ahí fue donde mi terror me abatió.

En mi sueño pude ver la misma casa mis amigos y yo, todos estaban sentados en la sala tomando un vaso de leche riendo y hablando, afuera a lo lejos solo escuchaban perros y ganado haciendo ruido, todo normal y yo acostado boca arriba escuchando música cuando de la nada todo se quedó quieto como cuando le pones pausa a una película quedando todo en silencio y a lo lejos unos pasos de algo pesado se acercaba de la pieza de enseguida y con los pasos lentos cada vez más cerca, sintiendo así el miedo recorrer mi cuerpo y mirando la puerta vi una silueta negra grande pero solo lo podía ver de la cintura hacia abajo, mi mirada no se podía centrar aquella silueta era como de un hombre grande, fornido, vertido de pantalón negro con botas militares que cubrían hasta los tobillos y una bata de cuero del mismo color, mi desespero fue tanto que mi respiración fue muy agitada y no sabía cómo reaccionar, cuando dio un paso más desperté, aún estaba mareado sin poder abrir los ojos cuando la risa de una pequeña entro en mi oído izquierdo al escuchar esto me quede congelado no podía moverme y con mis ojos cerrados vi a una pequeña con vestido rojo su cabello recogido en dos cola trenzadas medias blancas largas que cubrían sus rodillas y zapatos negros, la niña jalo ni cabello y me decía que la acompañara a jugar con ella, me jalaba de los pies y de la camisa yo simplemente le decía con la cabeza que no, pero me insistía y veía como jugaba a la rueda con música de roles, pero no sé porque esa niña se parecía mucho a la muñeca de la almohada, y entre más desesperado más congelado me sentía hasta que entre mí mismo me dije – debo calmarme tener serenidad no pensar en nada – así fue como poco a poco salí del shock y pude moverme hasta tal punto en que agite mis manos y con los ojos cerrados porque no quería ver si lo que estaba viendo con los ojos cerrados fuese real, en ese momento grito paula y los muchachos reaccionaron aprovechando esto abrí mis ojos y salí detrás de mi compañero para ver qué pasaba.

PN07102014094956

Paula estaba en su cuarto bañada en sudor asustada y me miro y me pregunto por si estaba bien, a lo que todos me miraron y yo le respondí que a que se debía la pregunta y me dijo con lagrima en sus ojos – tú también lo viste el hombre de negro que salía de esta habitación y se entraba a la tuya, y la niña de las colas que quería que llamaba a jugar, yo sé que la viste porque vi como estabas congelado en la cama – al escuchar todo eso de ella me asuste más porque era cierto y es algo que estaba pasando, le llevaron agua y con palabras la tranquilizaban pero ella seguía asustada y sabía que no era una pesadilla, que no estábamos solos en la casa y que más podría pasar en el transcurso de esa noche.

Yo estaba sentado en el borde de la cama pensando en porque ella vi todo eso sin explicaciones de repente se escuchó un ruido extraño como el aullido de un animal pero este diferente más agudo y no era un animal si no varios, las luces se fueron y la lluvia seguía por el alrededor de la casa todos se pusieron alertas y uno de los chicos tomaba todo esto como una broma pero paula sabia más que yo que esto no era normal, todos salimos a la sala y nos sentamos en círculo, con celulares linternas y velas iluminamos la casa pero un frio empezó a invadir la casa ya los abrigos y las cobijas eran inútiles porque era extraño el frio que se sentía ahí dentro, las velas se apagaron y las linternas empezaron a fallar solo teníamos los celulares cuando paula le da un ataque de pánico y empieza a llorar y diciendo muy fuerte – no estamos solos hay algo aquí y nosotros al llegar aquí lo molestamos – tratamos de calmarla y yo que era la segunda persona que había sufrido un ataque de estos empezaba a creer en las palabras que paula decía.

Nos juntamos todo lo que pudimos un abrazo grupal para poder aguantar el duro frio cuando por un momento las luces del celular se apagaron y una silueta negra se veía pasar de habitación en habitación esto hizo que los demás empezaran a creer lo que paula había dicho y con miedo solo pensamos en no hacer ruido cuando una vos de una niña empieza a cantar y a decir nuestros nombres ahí todas las mujeres caen en pánico lloran, tiemblan y gritando dicen – para que nos llamas que quieres – todo se quedó en silencio cuando no duro mucho la voz de la niña cambia por la de un hombre y dice – quiero jugar con ustedes – se ríe y calma otra vez.

Esto hace que todos caigamos en el miedo, los más valientes creían que hacerse los más rudos los haría menos vulnerables, pero entre tiempo pequeños caían cosas y se escuchaban pasos en el techo esto hizo que la desesperación llegara hasta lo más alto y todos queríamos salir de la casa pero el próximo lugar donde encontrar civilización estaba lejos y con la lluvia no aguantaríamos tanto… con una canción infantil que se escuchaba por toda la casa decía claramente que no podríamos salir que no nos iban a dejar y que se iba a divertir mucho con nosotros.

Al escuchar esto salimos corriendo a la puerta y estaba atrancada como si la hubiesen cerrado por el otro lado, uno de los chicos corre a buscar algo en la cocina y para sorpresa no había nada como si hubiera desaparecido todo lo que habíamos visto, esto ya era de locos y tuvimos que pensar en romper esa puerta como sea y salir a exponernos al agua así que con golpes tratamos de abrirla pero era inútil, hasta que alguien saco una navaja y sacamos una tabla del piso para poder forzar la puerta, al hacerle un hueco a la puerta forjamos lo más que pudimos sentimos como poco a poco abría y eso nos dio esperanza hasta que una de las chicas grita y decía suéltame y la jalaban a una de las habitaciones esto me sonaba a distracción con cabeza fría decidí en decirles a dos de los muchachos que fueran por ella que no nos dejáramos vencer dos de ellos fueron a por ella y los demás forjamos duro cuando abrió la puerta procuramos en dejarla abierta gritando que salieran rápido los de la habitación tardaban mucho en medio del susto tome el valor para ajustar la puerta y entrar a ver qué pasaba entre al cuarto y estaban desamarrando a Carol ya que era sus nudos estaban difícil, saque la navaja y corte llorando Carol corre y nosotros detrás cuando sentí que me tropecé y en la caída me arrastre me incorpore y corrí como pude salieron los muchachos y apenas pasaron la puerta vi como la puerta estaba forcejeando para cerrarse me lance y salí por fin afuera y para no mojarnos nos hicimos en el fogón que tenía su pequeño techo a esperar a que saliera la luz del día, con frio y el pequeño espacio la noche termino y el día llego asustados y con ganas de largarnos entramos todos en grupo recogimos nuestras cosas y salidos de inmediato.

Al salir a la carretera uno de los vecinos que pasaba a recoger la leche vio en el estado en el que estábamos se acercó a nosotros y pregunto como estábamos, nosotros fingimos que solo fue una noche de borrachera entre amigos, el hombre con su cara de no les creo mucho no pregunto más, simplemente siguió y antes de hacerlo nos dijo tienen suerte en esta casa pasan cosas raras por eso los dueños se fueron, se cree que aquí practicaban la brujería…

AUTOR: CHRIST VIVEROS

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (86 votos, resultado: 8,44 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos: