Cuentos de Terror de México

LA VIUDA NEGRA

Autor : Edward Rose Black

LA VIUDA NEGRA

Aracnofobia, es la palabra que se usa comúnmente para referirse al miedo hacia las arañas, muchas personas lo tienen, pero algunas no saben como superarlo.

Esta fobia la tenía un joven de 10 años llamado Miguel que vivía en México con sus padres Juan Carlos y María Fernanda, específicamente en La plata.

Lo más interesante de este lugar es que allí habitan las arañas más peligrosas del mundo, como las violinistas, las tarántulas o las viudas negras.

Además de que el joven Miguel le tuviera miedo a las arañas, su padre trabajaba en el campo de la zoología y las criaturas que más le interesaban eran las arañas, le fascinaba la forma en la que las arañas usaban sus telarañas para cazar a varios insectos.

En cambio su esposa, es decir, María Fernanda, trabajaba como doctora en el Hospital Médica Sur de la ciudad de México, le gustaba ayudar a las personas que tuvieran problemas de salud, era su sueño desde que era joven.

Mientras tanto el joven Miguel iba a quinto grado en la escuela número 40 de México, le costaba conseguir amigos debido a su carácter introvertido, le gustaba más estar solo y leer historias de terror.

Aunque su madre tratara de esconderlo, el joven siempre veía como su padre le golpeaba a su madre por las noches cuando llegaba muy ebrio a la casa después de tomar unos tragos con sus amigos, el pobre joven lloraba al ver estas escenas.

Hasta que, en una noche muy fria, donde la lluvia caía fuertemente desde los cielos, el joven se encontraba durmiendo en su cama después de haber cenado con sus padres, todo parecía andar bien, hasta que un sonido despertó al joven rápidamente.

Miró para todas partes preguntandose qué era ese sonido, no sabía que era, pero que mala suerte que tuvo, porque cuando observó a un par de arañas diminutas caminando por el piso de su habitación escuchó claramente que ese sonido provenía de las mismas arañas.

No lo podía creer, ese sonido le decía que siguiera a las arañas, y él que les tenía tanto miedo, ahora tenía que ir a donde iban ellas, a donde le indicaba el sonido.

Claro que el joven trato de liberarse de aquella voz y volver a su habitación, pero sus esfuerzos fueron en vano, ese maldito sonido controlaba todas las partes de su cuerpo, su ritmo cardíaco, su corazón, su respiración, su cerebro y todos sus sentidos, todo lo controlaba.

Al joven le pareció muy increible todo lo que le estaba pasando, tenía mucho miedo y no sabía que hacer, solo podía ver a las malditas arañas que caminaban hacia un bosque, el sonido le dijo que las siguiera, que no se detuviera.

El chico hizo caso y las siguió, y cuando entro a lo más profundo del bosque se topó con una mujer, tenía una vestimenta negra y un poco descuidada, era como un vestido, y si que pegaba muy bien con su maquillaje gótico.

Cuando la vio por primera vez en aquel bosque solamente penso que era una mujer común y corriente como cualquiera, pero pronto descubriría que estaba muy equivocado.

Lo único que le sorprendió en ese momento fue que todas las arañas se dirigían hacia la mujer, como si aquella extraña mujer tuviera algún poder para controlar a esas arañas.

La mujer lo miraba regalandole una gran sonrisa, se acercó al muchacho y le dijo que ella podía ayudarlo a vencer su miedo contra las arañas, que podía vivir una vida feliz sin tener miedo, solo tenía que tomar dos opciones, aceptar su ayuda o rechazarla.

Pero el chico rechazó su ayuda, no creía ni una sola palabra de lo que dijo, y que mala decisión que tomó, porque cuando le dijo esto ella le dijo que por tomar esta decisión tendra una vida llena de traumas psicológicos y mucho sufrimiento.

El chico no le creyó nada y solo la ignoró, le dijo que se fuera de su vida, y al oír esto la mujer dejó que se fuera de aquel bosque y que nunca más volvería a entrar en su vida… por ahora.

Cuando el chico volvió a su casa, abriendo la puerta de la entrada, se fue rápidamente hasta su cuarto sin hacer ruido, dirigiéndose a su cama y acostandose en ella, volviendo a dormir.

Mientras estaba durmiendo, el joven soñaba que se encontraba caminando en un bosque, era muy oscuro y profundo, no sabía en donde estaba, se encontraba un poco asustado, mirando para todos lados.

Y de pronto observó como detrás de el lo estaba persiguiendo una araña gigante y espeluznante, al verla el joven corrió rápidamente hacia delante, cada vez sentia más miedo y su ritmo cardíaco aceleraba cada vez mas, no paraba de correr.

Hasta que en un momento resbaló contra algo y, justo en ese lugar donde se había caído, había un cuchillo muy afilado de cocina que lo agarro para defenderse de la araña y sin pensarlo dos veces atravesó el cuchillo en el estómago de la araña, atacandola varias veces.

Pero la sorpresa que se llevó al hacer esto cambiaría su vida para siempre, porque en realidad, esa araña a la que había atacado no era una araña, era su padre y su madre, todo fue una ilusión.

El chico no lo podía creer, había matado a sus padres, lloraba y no paraba de llorar, gritaba fuertemente, se culpaba por lo que había hecho, pensó que era una araña a la que había atacado, pero no.

Al sentir tanto miedo y tanta culpa dentro de el se fue corriendo de su casa y nunca más volvió a ella.

El joven terminó durmiendo en las calles, día y noche estaba pidiendo limosna, sin poder hacer nada.

Hasta que un día encontró un trabajo en una tienda un poco pequeña, no les importó que el chico fuera menor de edad, lo dejaron trabajar.

Pero estas personas si que le hacían trabajar muy duro, eran muy exigentes, y esto hacía que el chico no tuviera ni un descanso y su vida fuera todo un sufrimiento.

Pasaron los años, los meses y los días y Miguel ya tenía 25 años, ya era un adulto y podía valerse por si mismo.

Y cuando llegó a esa edad se convirtió en un maldito don juan, empezaba a salir con varias mujeres, hasta con las de sus amigos.

Había dejado de ser aquel niño que era antes y ahora era un mujeriego, saliendo con quien el quisiera.

Pero hubo una noche, una noche muy calurosa en la ciudad de México, donde Miguel conoció a una hermosa mujer vestida de negro, tenia una cabellera negra y según el era muy hermosa, estaba hipnotizado por su belleza.

Aquella mujer lo miro con una sonrisa muy grande y lo llevó hacia un bosque, un bosque muy oscuro.

Miguel no podía parar de mirarla, estaba hechizado, no podía liberarse de ella.

La mujer se acercó a el y lo besó en la boca, haciendo que Miguel se pusiera muy excitado y quisiera tener relaciones sexuales con ella.

Y fue así como Miguel y aquella misteriosa mujer tuvieron sexo hasta morir, no paraban de hacerlo.

Pero no se dejen engañar por las apariencias, porque cuando Miguel terminó de tener sexo con ella la mujer reveló su verdadera identidad, era una araña, la misma araña que había visto aquella fatídica noche cuando mato a sus padres.

Miguel se horrorizó por la verdadera apariencia de la mujer y trato de salir de ahí pero no pudo, trato de correr pero ya era imposible, la mujer araña lo tenía amarrado con varias telarañas, preparada para comerselo.

La mujer araña le dijo que ella era la misma mujer que había visto cuando era niño en aquel bosque, y en ese momento fue cuando Miguel recordó a esa mujer, sabía muy bien quien era.

También le dijo algo mas aterrador, le dijo que por tener sexo con ella ahora podrá tener crias y que cuando estas nazcan se comeran las sobras de su cuerpo, porque ella se lo comera primero.

Miguel quedó totalmente en shock, su mente estaba en blanco y no sabia en que pensar.

La mujer araña, o mejor dicho, La viuda negra, le dijo que esto se lo había buscado él mismo por no aceptar su ayuda de hacer que deje de tener miedo hacia las arañas, ahora que no quiso escucharla pagará las consecuencias.

Y entonces la viuda negra se acercó a Miguel y comenzó a comérselo sin piedad, sacándole las tripas, la carne de su cuerpo, comiendo sus ojos, destrozando sus piernas y sus brazos, haciendo que Miguel gritara de dolor.

Al día siguiente el cuerpo de Miguel yacía tirado en el bosque terminando de ser comido por las crías de la viuda negra que ya habían nacido.

Así es la viuda negra, arrastrando a los hombres hacia su bosque de placer, teniendo relaciones sexuales con ellos para que después pueda tener a sus crías y que estas hagan lo mismo cuando empiecen a crecer.

Y cuenta la leyenda que todo aquel que le tenga miedo a las arañas y vaya al Bosque de Chapultepec en México a las 3 de la madrugada tendra la mala o buena suerte de encontrarse con la viuda negra.

Y esta le dará dos opciones a elegir, dejar que lo ayude a superar su miedo a las arañas, o por el contrario, rechazar su ayuda y sufrir las consecuencias como le pasó a Miguel.

Así que por esa razón es recomendable que no vayas al bosque de Chapultepec a las 3 de la madrugada, porque si no sufrirás las consecuencias de ser comido y devorado por la viuda negra.

Enviado por: Gonzalo (fan del blog)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (4 votos, Calificación: 8,75 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Avatar

Un Fan del Blog

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar