Cuentos de Terror muy Cortos

Las moscas de Año Nuevo

Me llamo Mike Fishbergs y hoy les contaré una de las anécdotas más repugnantes y asquerosas de mi vida.

Era 2017 en Año Nuevo, un día antes del 2018. Yo estaba emocionado porque sabía que mis tíos regalarían dulces por montones para mí y mi hermano, pero era tan mentiroso, que no le dije a él.

Mi madre me había dicho que no los comiera todos, pero yo no le hice caso y los devoré de un solo bocado, seguidamente me quede dormido con manchas de miel y chocolate en la cara. ESE FUE EL PEOR ERROR DE MI VIDA. Desperté rodeado de moscas y abrí la ventana para que salieran… creo que esa fue la única acción realmente buena que hice en este periodo de tiempo. El primero de enero del 2018 fui con mi madre a desayunar, ella obviamente se dio cuenta de que me comí los dulces, por lo cual me regaño. Días después empecé a sentir fuertes dolores en mi cabeza, le dije a mi mamá y ella me dio una pastilla, pero las molestias perduraban. Me llevó al hospital donde me hicieron radiografías, confirmando que dentro de mi cabeza había huevos de moscas. Eso me hizo vomitar. Los doctores dijeron que habían entrado a través de mi oído, algo que me provocó mucho más asco. Me tuvieron que internar en el hospital para lograr sacar esos asquerosos bichos, advirtiéndome que de lo contrario moriría.

Supuestamente lograron quitarlas, por eso escribí esto. Todavía las oigo, siento que están dentro de mi… ¡las veo!… ¡nooo!… ¡NOOOOO!

Esas fueron las ultimas palabras de mi hermano. Yo lo escribí como si fuera él. Lo hice por venganza, él siempre recibía atención, yo siempre era el excluido y el castigado por mis padres, al que golpeaban todos en la escuela por culpa de sus mentiras. Yo fui quien le puso los huevos de miles y miles de moscas porque quería deshacerme de el… y lo logré.

***

Después de encontrar esta nota, el hermano de Mike, cuya identidad sigue siendo desconocida, huyó de ahí para no volver nunca. De acuerdo con las noticias, miles de personas murieron a causa de diversos bichos en la corteza cerebral, dando pistas que él se había vuelto completamente loco. Así que tengan cuidado chicos pues cuando duerman, no saben… si volverán a despertar.

Enviado por: Anonymus demonic (fan del blog)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (9 votos, Calificación: 7,33 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Un Fan del Blog