Otros Cuentos de Miedo

Leyendas de terror de Guerrero

El estado mexicano de Guerrero, se ha caracterizado desde siempre por sus hermosas playas y su cálido ambiente. Pero como suele ocurrir en todos los lugares del mundo, no todo aquí es mar y diversión. Ya que detrás de sus paisajes festivos, se oculta un lado siniestro que solo sus habitantes conocen.

Las siguientes leyendas de terror de Acapulco, narran historias escalofriantes sobre fantasmas y criaturas sobrenaturales, que hasta la fecha siguen deambulando en el estado.

La mujer de blanco de la Feria de Chilpancingo

Índice

En la colonia Indeco, donde se lleva a cabo la tradicional Feria de Chilpancingo, en el nombre de la misma ciudad, existe una aparición que le ha puesto los pelos de punta a numerosos habitantes. Una mujer vestida de blanco que ronda por las calles.

Su historia se remonta por lo menos a hace 25 años, cuando un habitante de la ciudad se dirigía hacia Indeco. Todavía no se realizaban los preparativos para la feria, el terreno que suelen ocupar las instalaciones, estaba protegido por una valla de alambre y lleno de arbustos.

Era muy tarde. El hombre cuenta que abordó un taxi y justo cuando estaban tomando la calle Iguana, el sonido de los grillos que inundaba los alrededores se detuvo abruptamente, sumiéndolos en un escalofriante silencio. Él presintió algo a sus espaldas, como si lo estuvieran vigilando y al voltear, se llevó el peor susto de su vida.

Una mujer de blanco flotaba detrás del vehículo, al fondo del terreno. Su cabello, negro y largo, le ocultaba el rostro. El taxista también se dio cuenta y ambos se quedaron paralizados de terror. Solo reaccionaron cuando la mujer subió por el tronco de un árbol y entonces, llenos de miedo, se marcharon del sitio a todos velocidad.

No transcurrió demasiado tiempo, antes de que el protagonista de esta historia comprobara que la mujer había sido vista por otras personas. Así surgió una de las leyendas más tenebrosas de Chilpancingo, de la cual hasta el día de hoy, sigue habiendo avistamientos.

El Diablo

En el estado de Guerrero vivía un campesino de nombre José, el cual era muy borracho y descarado. Un día, después de terminar de arar al campo, decidió ir al bar a por su acostumbrado tequila. Ahí, mientras estaba bebiendo, escuchó a una hombres que hablaban acerca de unas misteriosas apariciones que comentaban las mujeres del pueblo:

—Dice Lupita que el diablo anda suelto y que ella lo vio cerca de la playa.

—María también lo vio y ya fue a buscar agua bendita a la iglesia.

—Mi madre me advirtió que seguramente trae asuntos pendientes por aquí.

—¡Bah! —dijo José, desdeñoso— ¡Puros chismes de viejas! Yo no creo nada en esos cuentos del diablo y mucho menos creo en él.

Y dicho esto, se puso su sombrero y se fue a casa. En el camino escuchó el llanto de un bebé. Desconcertado, miró a un lado del sendero y se encontró a un pequeñito envuelto en sábanas, que al parecer había sido abandonado. Maldiciendo la crueldad de la madre, José lo recogió y decidió llevarlo a casa. Sin embargo, a medida que avanzaba con él más pesado lo sentía, hasta llegar al punto de no poder sostenerlo sin que le dolieran los brazos.

Grande fue su sorpresa al destaparlo y ver que su rostro había tomado un aspecto demoníaco, y le sonreía mostrando dos hileras de afilados colmillos.

—¿Ahora si crees en mí, José?

El campesino arrojó al diablo y huyó corriendo, mientras la risa de Satanás resonaba a sus espaldas.

La Aparecida

Un joven se fue a vacacionar con sus amigos a la playa de Acapulco. Entraron a una discoteca y allí conoció a una guapa y alegre muchacha, con la que se entretuvo bailando toda la noche. Cerca de la madrugada, debía retirarse al hotel con sus amistades, de modo que la chica le dejó su número de teléfono y su dirección para que volvieran a verse.

A la mañana siguiente, el muchacho se regresó a la Ciudad de México, de donde era oriundo, pero no dejaba de pensar en ella. Intentó llamarla de vuelta en casa, pero nunca le contestó.

El verano siguiente regresó a Acapulco con su familia y decidió ir a ver a la jovencita. Su casa estaba muy cerca de la playa. Una mujer de edad avanzada le abrió, sorprendiéndose con su visita.

—Aquí no vive ninguna joven.

—¿Está segura? Nos conocimos el año pasado, era alta, morena, muy parlanchina…

—La única muchacha que vivía aquí era mi hija, que murió hace más de veinte años —la mujer miró con nostalgia un cuadro que colgaba en la pared—. Se ahogó en el mar.

Entonces, el joven palideció al ver la fotografía y darse cuenta de que la difunta, era la misma chica de la que se había enamorado.

La Boca del Diablo

En Taxco, cerca de la carretera que conduce hasta Iguala y a poca distancia del Puente Campuzano, existe un lugar que está maldito. Se trata del pozo Meléndez, también conocido como Boca del Diablo, debido a que parece un sótano sin fin. Nadie ha logrado determinar cuan vasta es su profundidad y todo lo que en él ha caído, no se ha sido devuelto nunca a la superficie.

Hubo una vez en la que el cuerpo de bomberos de la localidad tuvo que acudir para buscar el cadáver de una persona, que después de haber sido asesinada, fue arrojado al pozo. Desplegaron cuerdas y escaleras de cientos de metros de longitud, pero nunca lograron llegar al fondo. La misión se dio por perdida.

De la misma manera, las compañías mineras que han intentado penetrar en la grieta se han encontrado con un viaje sin final. Lo único que han logrado determinar, es que debe haber un río subterráneo.

La gente cuenta que en la época de la revolución, un regimiento entero de jinetes desapareció en la fosa, con todo y caballos. Quienes vivían en la localidad nunca llegaron a notar los hedores que debían desprender sus cadáveres en descomposición, aunque sí que llegaron a escuchar, varias noches después, el eco de gemidos, gritos y lamentos que provenía desde algún punto lejano del interior.

Ya desde tiempos antiguos, la Boca del Diablo gozaba de una fama siniestra. Piratas, salteadores y criminales, la usaban para hacer desaparecer a las víctimas de sus atracos. En la actualidad lamentablemente, se cree que sigue siendo un lugar idóneo para que la gente de la delincuencia organizada se deshaga de sus enemigos. Numerosos asesinatos y hechos violentos han acontecido en torno a él.

Algunos dicen que el diablo habita en las profundidades y que de tanto en tanto, se alimenta de los cuerpos que son arrojados desde la superficie.

La mujer del candil

En la Costa Grande de Guerrero, se aparece un espíritu al que se puede distinguir por su vestimenta blanca, que parece hecha de espuma de mar y el farol que lleva en su mano, del cual se desprende una luz intensa. Es la mujer del candil.

Tiempo atrás, a principios del siglo XIX, una mujer muy devota y humilde decidió ir hasta el Vaticano para conocer al Papa. Cada moneda de oro que ganaba trabajando, la guardaba con el gran anhelo de cumplir este sueño. Cuando finalmente logró acumular la cantidad necesaria, anunció a todos en su pueblo que estaría una temporada lejos. Tomó su bolso de viaje y una lámpara de petróleo, y se fue caminando a la ciudad de Acapulco, desde la cual podría trasladarse a Europa.

La noche cayó, las estrellas no brillaban y la luna yacía oculta tras unos negros nubarrones. La única luz procedía del candil de la mujer. Atraídos por ella, unos hombres se interpusieron en su camino, la hirieron y le robaron. El mar se llevó su cuerpo.

Hoy, su espíritu vaga dolido, algunos dicen que busca venganza.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (8 votos, Calificación: 7,63 de 10)
Cargando...

Acerca del autor

Eceba

Eceba

Desde pequeño me han gustado las peliculas, cuentos e historias de terror. Soy de las personas que se mete en la trama. Me gustan mucho los cuentos de Horacio Quiroga y Stephen King. Bueno un saludo a todos, y gracias por la oportunidad, y por leer mis cuentos.

¿Te gustó mi Cuento de Terror?
Para leer otra Historia de Terror mía, haz clic aquí:
Historias de Miedo de ECEBA.

También pueden visitar mi sitio web de Historias de Horror donde podrás conocer un poco más de mí y leer mis últimos cuentos.

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar