Teke Teke

En una ciudad de Japón, vivía una joven estudiante de secundaria, que todos los días para ir a la escuela tenía que pasar al lado de las vías de un tren. Al ir a casa volvía por el mismo camino, siempre teniendo cuidado de no acercarse mucho a los rieles pues los ferrocarriles pasaban constantemente. Lamentablemente, la jovencita sufría mucho de bullying en el colegio pues era muy tímida y retraída. Las chicas de su salón la señalaban y se reían a sus espaldas, sin que el profesor interviniera. Y es que en la institución los maestros tenían prohibido involucrarse (…) Leer Cuento de Terror >>

Okiku, la muñeca japonesa

Eikichi Suzuki era un joven de diecisiete años que habitaba en Sapporo, ciudad japonesa muy célebre de la isla de Hokkaido. Corría el año 1918 y transitaba por la calle de Tanuki-koji en busca de un regalo para su pequeña hermana, Okiku, quien solo tenía dos años. Al parar en una tienda, reparo en una hermosa muñeca que de inmediato llamó su atención. Su carita era muy fina y sus cabellos eran negros. Vestía un kimono tradicional en colores rosa y morado. A Eikichi le recordó muchísimo a la niña y decidió llevársela. Desde el primer instante en que la recibió, (…) Leer Cuento de Terror >>

Satoru Kun

El juego era muy sencillo. Usar un teléfono distinto para llamarse a sí mismo y una vez que se pronunciaran las palabras de la invocación, la magia comenzaría. Shinji nunca se había considerado miedoso cuando se trataba sobre leyendas urbanas, además, en aquel momento, necesitaba conocer respuestas. De modo que tomó en sus manos el teléfono de prepago que le había prestado uno de sus colegas, marcó cuidadosamente su propio número telefónico y espero a que el aparato pusiera el tono de marcar. Su smartphone no tardó en sonar en su bolsillo. Shinji lo sacó para contestar y mencionó las (…) Leer Cuento de Terror >>

Aka Manto, el fantasma del baño

El instituto de Midori era uno de los más reconocidos en la ciudad de Tokio. Profesores estrictos, un montón de actividades extracurriculares y canchas enormes junto con su propio auditorio escolar. Pero como suele ocurrir con cualquier escuela de secundaria, aquella tampoco estaba exenta de tener sus propias leyendas. Rumores inventados probablemente por los alumnos de último año, para asustar a los más jóvenes. Midori nunca había hecho caso de ellos hasta que un día, durante un receso, entró a los baños del segundo piso. Eran los menos frecuentados del lugar por una razón que ella no recordaba. Pero odiaba (…) Leer Cuento de Terror >>

Inunaki, la aldea maldita de Japón

Ichigo salió del auto frustrado y se mesó el pelo. Se suponía que aquel viaje a las montañas fuera una escapada idílica para él y su novia, Sakura. Pero en lugar de eso, habían terminado perdidos en quien sabía donde. No reconocía ninguno de aquellos parajes. Y para colmo, el coche había dejado de funcionar. —Vamos a pedir ayuda a ese pueblo que se ve a lo lejos —le propuso la muchacha, señalando los tejados en los que no había reparado—, a lo mejor alguien ahí nos puede reparar el carro. Ella e Ichigo se dirigieron hacia el poblado, pensando (…) Leer Cuento de Terror >>

Página 1 de 3123