Masacre en la Casa 10

Publicado por JEAN PAUL ALEXANDER GUEVARA

Cuento enviado por Jean Alexander Guevara (fan del blog)
La mayoría de las personas creen que el infierno se encuentra en las profundidades de nuestro planeta, en un lugar donde todos estamos por así decirlo “a salvo”, pues déjenme decirles que el infierno no se encuentra en el subsuelo, ni mucho menos en un mundo lejano, si no que ya estamos en el, solo que no lo vemos ni lo sentimos, pues debido que este se encuentra paralelo a nuestra realidad, en mi país natal Venezuela creemos que hay personas que pueden ver tanto a los muertos como esta realidad alterna que muchos no vemos.
Frank Richerson es un extranjero que vino desde Inglaterra ha Venezuela mudándose a Caracas, específicamente tenia un trabajo en la ciudad de Maracay que se encuentra ubicada en la región central del país a solo hora y media de Caracas.
Frank cree en todo lo sobrenatural, es un señor moreno oscuro con los ojos claros, su madre era africana y su padre era británico, Frank ve a los muertos, habla con ellos y hasta los lleva a la luz siendo tan solo una simple persona y no un sacerdote, un día conoce un compañero de trabajo llamado Jonathan Palacios, Este sujeto es una persona curiosa que le gusta mucho lo sobrenatural, este le cuenta a Frank que hay una casa en el castaño, la N°10 y hubo una masacre, vivía una familia con el apellido Briceño, eran puros jóvenes emprendedores, en total 9, Uno de los jóvenes se llamaba Jordano y asesino a todos sus compañeros, este sujeto era medico así que los mato de forma silenciosa deslizando su cuchillo en la garganta, creando así un baño de sangre por toda la casa para luego, suicidarse y quemar la casa, entre tanto cuento, Frank le cuenta a Jonathan que el cree en lo sobrenatural y que puede ver espíritus, este le dice a Jonathan que sería interesante ir a esa casa a curiosear debido que mediante que esa masacre no era lo que parecía que tenía algo más oscuro debido a los hechos tan tétricos y secos, Jonathan por su curiosidad le dijo, ¿porque no? ¡Vamos!.
Frank y Jonathan salen del trabajo todos los días a horas de la madrugada, precisamente a las 2:00am, estos trabajan a 12 cuadras de la casa N° 10, esa noche había una hermosa luna llena que alumbraba todo junto a los faroles de la calle, cuando al fin llegan, Frank le dice a Jonathan; ¡amigo mio esto es muy serio! Aquí se siente ¡mucha maldad, odio y desesperación! esto no es normal, creo que es algo demoníaco, Jonathan se ríe y le pregunta; Amigo, estamos los dos ¡ademas! ¿que puede pasar?, Frank le contesto; pues van a pasar muchas cosas amigo mio, así que no se separe de mi.
Frank y Jonathan entran a la casa, sienten el olor a cenizas, humedad pero, ¡todo estaba intacto! no había nada quemado, pero la electricidad no funcionaba y todo se veía más oscuro a pesar que los faroles de la calle estaban encendidos al llegar y que había una luna hermosa, no se veía ni un rayo de luz, Jonathan se trajo unas linternas y le entrego una a Frank, cuando la encienden, ven como sombras se empiezan a mover muy rápido entre los objetos de la casa, todo se empezó a enfriar y Jonathan se paralizo del miedo debido que es primera vez que ¡ve algo así en su vida! Frank empuja a Jonathan para que este se moviera ya que salio un cuchillo de la nada que iba directo a la yugular, este se tropieza con el borde de la pared y cae, Frank empezó a escuchar voces en un lenguaje extremadamente extraño, cuando de pronto vio por unos instantes, una gran sombra negra que estaba tomando forma, inmediatamente Frank susurro del miedo y tartamudeando, De-de-demonio, el demonio le dijo que se fueran y le mostró a Frank como lo iba a matar, le enseño como se le iba a caer la piel y de esta empezaban a salir gusanos, como se retorcía su cuerpo mientras sus huesos se veían por el reflejo de la linterna, el sonido de la sangre gorgoteando mientras que Jonathan estaba con las vertebras afuera tiñendo la madera del piso en rojo carmesí, mientras sus ojos empezaban a salirse, cuando por fin Frank reacciono, levanto a Jonathan y salieron aterrorizados del lugar.
Cuando llegaron a sus hogares ambos se llamaron porque encontraron una nota cubierta en sangre. ¿Les gusto lo que vieron? ¡Bienvenidos al Infierno! ¡Estaré esperando a que mueran!
Frank y Jonathan quemaron la nota y desde ese día juraron no meterse con lo sobrenatural, por desgracia Frank ve espíritus así que se volvió más sensible y ve cosas que no quisieras ver jamas en tu vida.
Esta es una historia ficticia todos los hechos y personajes no son reales, cualquier coincidencia con algún hecho o alguien es simplemente algo completamente ajeno.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (19 votos, resultado: 8,89 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por JEAN PAUL ALEXANDER GUEVARA

Te Recomendamos: