Media Noche

Publicado por beatriz llerena

Era media noche cuando diana salía de la universidad espero el autobús en la calle de siempre, aquel día  tuvo que salir más tarde de lo habitual porque le tocaba ayudar a la maestra de computación a pasar unas notas de sus compañeros…

Hacia un poco de frió, la calle parecía más desolada de lo normal estaba  asustaba, las luces del alumbrado público comenzaron a parpadear, por un momento se sentía en aquellas típicas películas de terror…

Movió sus manos como en señal de persignarse, pidiendo a dios que no le sucediera nada cuando de repente vio un autobús aparecer, ya estaba cerca, cuando subió al autobús habían tres personas dentro una pareja de jóvenes en la parte trasera y una anciana sentada en la parte media del autobús.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Diana se sentó en la parte media del lado del conductor que daba al frente de aquella viejecita que  parecía muy amable.

-hola jovencita le dijo la anciana… ¿Cómo te llamas?

-diana un poco asustada, y algo confusa le dijo su nombre.

Aquella viejecita  miro hacia la pareja de novios quienes parecían devorarse a besos en la en la parte de atrás.

Con una expresión  enojada y con voz gruesa – estos jóvenes creen que esto es un hotel, ya nadie respeta

Diana no sabía si responder o solo quedarse callada. Así que solo miro hacia la parte trasera y se sonrojo para luego pedirle a la pareja que se comportasen.

La anciana que se encontraba  sentada hacia el lado derecho cerca de la ventana se levanto y se sentó a lado de diana.

-sabe jovencita usted me agrada mucho que tal si le cuento una historia no la voy a incomodar y no será muy larga seré lo más breve posible

Diana no tuvo opción  y escucho con atención a la anciana.

-Hace mucho tiempo había una pareja de recién  casados deseaban  tener un hijo pero al pasar el tiempo la mujer se entristeció al ver que todas sus amigas tenían hijos, se desesperó  tanto que se aisló de sus amistades y familia, busco una bruja para que le ayudara a tener el hijo que tanto anhelaba.

La hechicera le pidió tres cosas como favor pues ella no cobraba dinero sino que pedía cosas fuera de lo normal.

-diana la miro atenta ¿Qué podría pedir que fuera extraño?

-pidió una botella de sangre de una serpiente venenosa

– y lo más difícil llevar la piel de una mujer…

Diana la miro de una manera aterrorizada.-La piel a que se refiere a la piel-no me estará diciendo que pidió que despellejara a una mujer?

Si exactamente eso le pidió contesto la anciana muy segura de lo que contaba. El bus hizo una parada y subió un hombre un poco borracho que caminaba tambaleante, que luego se sentó en la parte delantera.

-como te iba contando querida…continuo la anciana.- la mujer estuvo tan desesperada que consiguió  lo que la bruja le exigió.

La sangre de serpiente la consiguió de un hombre que traficaba con animales, al cual le pidió que se la entregase la serpiente muerta e introducida dentro de una botella de vidrio.

Excepción sobre el cuerpo de una mujer ¿no sabía qué hacer? pensó en esperar que algún familiar o desconocido muriera para poder ejecutar su plan pero se le haría complicado y no podría esperar tanto, tendría que hacerlo ¡ya!

Publico un anuncio en el diario en el que solicitaba una asistente domestica  como su esposo salio de viaje y nadie la solía visitar como – te dije ella se aisló de todos.

La anciana volvió hacer una pausa…Pues esta vez subió  al bus una mujer muy bonita,con un vestido rojo muy corto y de cuerpo exuberante de esas mujeres que cautivan a cualquier hombre.

Diana la miro con un desprecio y detrás de la hermosa chica subía un hombre mayor que ella se podría decir que su padre pero al verlos tan abrazados y agarrados de la mano. Supuso que aquella joven era su amante.

La anciana continúo…su  historia al ver que el auto prosiguió su marcha

-En la noche cometió el asesinato mato a su empleada  cortandole la garganta mientras dormía.  Logro despellejar el cuerpo  de una manera fina y meticulosa dejando solo músculos y sangre. limpio toda evidencia fragmentando en pedazos el cuerpo y lo metió en un saco tirándolo en el botadero municipal.

Fue donde la bruja para que realizara trabajo, esta  le dio un brebaje algo azulado, amargo y de un fuerte olor que no pudo deducir que era, la bruja  le pidió que volviera después de dos días.

Esos dos días fueron desesperantes para la mujer pero logro olvidarlo con la felicidad de tener un hijo…

Cuando llego la hora de ir donde la hechicera, la esperaba con otro brebaje más fuerte que el anterior su sabor era más amarga que el primero que logro que se desmayara por unas horas. Cuando reacciono se encontró acostada en una mesa, la bruja le dio un frasco con otro brebaje pero que este era para el esposo le  explico que cuando estuviera en el lecho con su marido ella concebiría.

Y  así sucedió que después de un mes  el doctor les dio la buena nueva, la esperanza se veía en él y todo lo que ella realizo daba sus frutos.

Pasaron nueve meses y la mujer comenzó a tener los dolores de parto, aquella noche fue más oscura, un silencio sobrenatural quizás, pero en la  puerta de su casa llego una mujer,  era la bruja. Quien entro a la casa sorpresivamente y asistió en el parto, pero lo que nació aquel día no fue un niño normal, fue un niño con ojos de serpiente, colmillos grandes como perro  el esposo no entendía lo que sucedía,  no soporto el ver tal monstruo y se disparo  en la cabeza que hizo que su sesos mancharan el rostro del pequeño con su sangre.

A la mujer no le importo que su hijo fuese un monstruo ella lo quería desde que estuvo en su vientre la bruja lo acerco a ella y esta le dio de lactar en sus brazos. Con el tiempo el bebe aprendió a controlar  sus enormes dientes pero no su hambre…

El autobús detuvo su marcha y Diana la miro asustada.-

-si querida se puede decir que aun necesita de comer algo mas, la comida normal no le ayuda pero la sangre el devorar personas lo mantiene fuerte, antes la vieja bruja me ayudaba consiguiendo niños tontos y malcriados pero ella murió hace mucho y la verdad yo no estoy tan joven para seguir ayudando a mi bebe, los tiempos son cambiantes.

– tengo que bajar este es mi parada querida.

-como te dije es una historia muy breve

-cierto no te he contado mi hijo es el conductor de este bus.

Diana miro hacia la parte delantera donde se encontraba el conductor y vio aquellos ojos tan profundos como una serpiente, la anciana bajo del autobús el conductor  cerro sus puertas y unos grandes colmillos se divisaron.

Aquella noche no se volvió a saber de diana… Ni de aquellos otros ocupantes del bus…

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (40 votos, resultado: 9,50 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por beatriz llerena

Te Recomendamos:

Publicado porbeatriz llerena

hola mi nombre es beatriz llerena. Me gustan los cuentos, películas, series de terror, historias paranormales. Me encanta escribir espero seguir mejorando con el tiempo, muchas gracias por su atención y por darme esta oportunidad de leer mis historias…

¿Te gustó mi Cuento de Terror?
Para leer otra Historia de Terror mía, haz clic aquí:
Historias de Miedo de Beatriz