Ojos Grises-parte 3

Publicado por Un Fan del Blog

Empezar desde la parte 1

Al doblar la esquina, a una cuadra de llegar a su casa, pudo ver que en la tienda de la acera de enfrente, se encontraba la misma niña de trenzas con su pelota roja, de la mano le sostenía quien parecía ser su madre, una mujer alta de pelo negro, tez blanca, labios rojos, era muy atractiva, vestía con un suéter verde, botas y pantalón de mezclilla. Era tan joven que pensó podría ser más bien la hermana de la niña, no se veía que tuviera más de 21 años. Estaban en una tienda de abarrotes, probablemente surtían un poco de comida para el desayuno, notó que solo llevaban una bolsa grande.

Al ver que salían de la tienda, rápidamente cruzó la calle, les dio alcance y se paró frente a ellas, la niña le observó fijamente y dijo:

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

-Mamá, mamá, mira, es el señor del que te conté, le pegué bien duro en la cabezota hace ratito en el parque – su madre sonrió dulcemente y agacho un poco la mirada, Nicolás sonrojado respondió – Ehm, si bueno, también deberías decir que fuiste algo descortés conmigo y ni tu nombre me dijiste, me sacaste la lengua y te fuiste corriendo… por cierto, mi nombre es Nicolás, ¿les puedo acompañar en su recorrido?, tal vez les venga bien la compañía. – Mamá, mamá, ¿puede?, después de todo le hice daño y es buena persona – su madre miró tiernamente a la niña y respondió – no lo sé Carolina, tu padre ya sabes cómo se pone en las mañanas cuando no nos encuentra y… y ya es algo tarde, Nicolás – lo miró fijamente y continuó – le agradezco su propuesta pero no creo que sea adecuado – la niña al escuchar esto se puso triste y metió las manos a los bolsillos como si buscara algo importante, agachó la mirada y dos chapitas rosas llenaron sus mejillas. Nicolás tenía un corazón enorme y francamente se había acercado sin maldad, le daba curiosidad la pequeña Carolina, sus ojos grises le daban una extraña sensación, de inocencia y pureza. Al ver a la niña apenada dijo:

-Bueno ciertamente no quiero retrasarlas, pero no veo que haya algo malo si camino a su lado, como sea ustedes no caminarán más lento y yo soy de paso ligero… además le puedo ser de utilidad con esa enorme bolsa, ya sabrá, un caballero siempre tiene que ver por una dama y – al instante, la madre de Carolina entendió su sinceridad y le interrumpió diciendo – Vamos pues, que se hace tarde – al decir esto Nicolás tomó la bolsa y se puso de lado de la niña, esto hizo sonreír mucho a Carolina quien dijo:

-¡Yupi!, un nuevo amigo y dice que es un caballero, ¡como los de las películas!, ¿tiene caballo, castillo y mata dragones? – mirando con sus enormes ojos grises a Nicolás esperó emocionada su respuesta:

– No, castillo no tengo y no se montar… lo de los dragones tal vez, pero más bien soy poeta y Cuentacuentos, les apuesto que las puedo entretener. Por cierto, ¿usted tampoco me dirá su nombre? Ya veo de donde viene la descortesía… – dijo mirando amablemente a la madre de Carolina, la cual le respondió – Fernanda, mi nombre es Fernanda de Velasco, soy esposa del Juez Alfonso Velasco, y como ya habrá notado el nombre de mi pequeña es Carolina, vivimos a un par de cuadras de aquí, le suplico por favor que nos demos prisa, mi marido no tarda en despertar y… bueno, ya sabe cómo son los hombres cuando no han desayunado – se dispusieron los tres a seguir caminando. La niña iba feliz, en instantes soltaba la mano de su mamá, corría juguetona alrededor de Nicolás y volvía nuevamente con su madre, Fernanda veía esto y le daba mucha risa, Carolina normalmente no se mostraba tan afectuosa con desconocidos, volteaba de reojo a ver la reacción de su caballeroso acompañante y al observarlo, notó que tenía una mirada muy dulce con su hija, esto le pareció muy atractivo y no pudo evitar sonrojarse un poco.

Leer la parte 4

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (9 votos, resultado: 8,22 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos: