La gata blanca

Hace muchos años, vivía en un pueblo una mujer de gran belleza, llamada Carmen. A pesar de su hermosa apariencia, ella había sido de salud delicada desde niña, por lo que rara vez se le permitía salir de casa. Eso no impidió que un día conociera a un apuesto joven llamado Felipe, quien se encaprichó de ella y comenzó a cortejarla. Con el tiempo, Carmen se enamoró de él, pues nunca antes había tenido un pretendiente que se tomara tantas molestias por ella. Con el tiempo se casaron y para su mala suerte, la novia cayó irremediablemente enferma. Su padecimiento (…) Leer Cuento de Terror >>

Cine snuff en Bogotá

Aquella noche, Emilia estaba decidida a convertirse en la reina de la noche. Solo tenía diecisiete años, pero gracias al elaborado maquillaje de su rostro, las zapatillas de tacón kilométrico que calzaba y el sexy vestido que resaltaba sus tempranas curvas, había conseguido entrar en una de las discotecas más populares de Bogotá. Claro estaba que además, la identificación de su hermana mayor había ayudado bastante. Emilia era una adolescente muy impulsiva para su edad. Le encantaba vivir al límite y enamorarse de chicos interesantes, preferiblemente mayores que ella. Fue por eso que no tuvo prudencia alguna cuando, desde la (…) Leer Cuento de Terror >>

El Mohán

En un pueblito perdido entre los paisajes colombianos, vivía una muchacha muy hermosa, de piel canela y granes ojos negros. El pelo lo tenía oscuro como pluma de cuervo y su silueta era graciosa como la de un ángel. Esta muchacha tan bonita tenía muchos pretendientes y por lo mismo le encantaba darse a notar por los alrededores. Iba a todas las fiestas que se celebraban en su pueblo y todos los días, se acercaba hasta el río para lavar ropa en la orilla, sonriendo a todos los jóvenes que pasaban. Sus padres veían muy mal este comportamiento, ya que (…) Leer Cuento de Terror >>

MI AMIGO EL PAYASO

Cuento de: Kaar_Stark Eran casi las seis de la tarde. Un cielo anaranjado servía como telón en el epílogo de la gran feria: vendedores de todo tipo de dulces, estantes de apuestas, premios, atracciones mecánicas, animales, y… Carlos tenía 8 años, su obsesión eran los payasos, desde muy chico, desde que su padre le regaló en su segundo cumpleaños, un muñeco de un hombre maquillado y regordete que le miraba con ojos de infinito. La familia estaba por marcharse, habían pasado toda la tarde en el evento y su madre debía preparar la cena, sin embargo, los esposos se miraron aterrados (…) Leer Cuento de Terror >>