La Procesión del Silencio

Oriunda de Galicia, Alicia había crecido en un pueblito muy tradicional y supersticioso, donde las fiestas religiosas estaban a la orden del día. Allí, eran muy conocidos los relatos sobre fantasmas, brujas y la Santa Compaña, una fantasmal procesión que vagaba ciertas noches del año, en busca del alma de los vivos que estaban llegando al final de su existencia. Ella desde luego, hacía mucho tiempo que había dejado de creer en tales palabras. No se había ido a Madrid a cultivarse y estudiar psicología para dejarse engatusar por chismorreos de viejas. Aquel fin de semana, el motivo que la (…) Leer Cuento de Terror >>