Los ladrones de órganos

Mike no estaba de ánimo para celebrar esa noche. Su novia acababa de terminar con él, tenía el ánimo por los suelos y lo único de lo que tenía ganas, era de quedarse en su casa a pensar. Pero sus amigos, convencidos de que le hacía falta un poco de diversión, decidieron arrastrarlo con ellos hasta una de las discotecas más festiva de la ciudad. Allí, lo convencieron de relajarse, beber y sacar a bailar a alguna chica guapa. Aquello era todo lo que necesitaba para superar su depresión. —No sé, muchachos —dijo él. —Tú haznos caso, hombre. Mira, en la (…) Leer Cuento de Terror >>

El caso de Duhart McTwain (Segunda y última parte/Día de ejecución)

No los aburriré con los tediosos procedimientos judiciales, desgastantes audiencias y exhaustivas jornadas en las que el juez Thompson tumbaba todas mis defensas. Me aferré a un estado de salud mental inestable de mi cliente para salvarlo de un letal final, al final y en fecha veintidós de septiembre del presente año, fue sentenciado a la silla eléctrica por el asesinato de Victor Welber. En la noche del dos de Octubre estaba todo listo para el proceso de ejecución. El despacho estaba muy decepcionado de la resolución, pues sentían que mi actuación había sido de lo más acertada. Phillip Dukarkis (…) Leer Cuento de Terror >>

El caso de Duhart McTwain. (Primera parte/Phillips y Duhart)

Seré lo más breve posible (veremos cómo termina) además de encontrar productivo relatar esto como ejercicio para drenar mis emociones. He decidido tomarme un descanso en la casa de campo que rentamos mi familia y yo en las afueras de la ciudad, como siempre hago después de aquellos juicios largos que me dejan completamente molido. Esta vez he decidido venir solo, creo que fue la mejor idea. Soy un nuevo elemento en la firma de abogados en la que trabajo desde abril pasado, generalmente a los de reciente ingreso se les asigna los casos que nadie desea. Esta fue mi (…) Leer Cuento de Terror >>