PROBLEMAS DE FAMILIA

Publicado por Kaar Stark

Cuento enviado por Kaar_Stark (fan del blog)

El primero de marzo de 1770, en el pequeño pueblo de Nueva inglaterra llamado Salem, una mujer de 58 años llamaba allie Mcburn, madre de un pequeño hijo, esposa de un borracho y ladrón, fue enviada a la horca acusada de brujería.

Las brujas de Salem, no fue una película, fue un hecho real que marcó a la humanidad con un tatuaje siniestro e imborrable que se perpetuará por siempre como recordatorio de la infinidad de nuestra estupidez. aquella mujer había sido acusada porque le debía dinero a Samanta Witmar, hermana del reverendo Montgomery Witman, y no halló una mejor manera de cobrar sus acreencias que cotorreando en el pueblo que Allie ,  (sobre todo al terminar la misa): era una blasfema, execradora de la fe católica, malviviente y bruja.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

La locura colectiva propia de las secuelas de la inquisición no se hicieron esperar mucho tiempo, solo tres días después del rumor, y con un juicio tan inverosímil como ridículo: Allie fue sentenciada a pena de muerte por ser una “emisaria de satanás”.

El la turba humana respiraba soporosa y ansiosamente el momento, merodeantes cual hienas con morbo como hambre, esperando la llegada del verdugo para ponerle fin a la “endemoniada hija de puta”.

Así pasó, el verdugo con su indumentaria de cuervo acudió a su siniestra cita, dijo las palabras de protocolo y antes de que corriera el asiento en donde Allie seguía en pie, ella gritó:

 

-Tú, Samanta Witman, te maldigo a tí, a tus ancestros, a tus descendientes, y a toda la sangre de tu sangre y a quién tenga algo que ver contigo; jamás volverás a ver un día feliz, y tus hijos te pedirán que los mates antes que soportar lo que padecerán por culpa tuya, te veo en el infierno, hija d….

 

Un sonido seco y casi imperceptible después del discurso dantesco y siniestro se escuchó.

 

Todo quedaría allí, <<no sabes con quién te metiste>> pensaba Samanta, sonriendo en sus adentros pero santiguándose socarronamente. lo que Samantha jamás imaginaría es que, Allie, en efecto:era una bruja, y nada de lo que decía, eran palabrerías. Samantha Witman asesinó con el mismo cuchillo con el que preparó la cena dos noches después de la muerte de Allie, a dos de sus hijas, mientras  la tercera escapaba.

ahorcada

En febrero 15 de 1985, una joven llamada Sara de 17 años tenía la peor de sus pesadillas, sufría de terrores nocturnos  al igual que su bisabuela ( según le contó su madre antes de ser consumida por una indigesta enfermedad en la piel  llamada porfiria, que la llevaría a suicidarse por el dolor cuando ella tenía 12).

 

A Sara la metían en aceite hirviendo (se dice que es la forma de morir más dolorosa), y ella, no moría, ella sentía como cada nervio de su cuerpo absorvía el dolor como algodón; se revolcaba, gritaba, pero cuando abría la boca solo lograba que el aceite inundaba sus entraña, sentía como se quemaba desde adentro. Sara no podía padecer un dolor peor, pero Sara no moría, solo sufría.

Sara abrió sus ojos y se secó el sudor con ambas manos <<fue una pesadilla!, otra vez…>> pensó.

 

Sara corría, movía cada articulación de sus extremidades inferiores, sentía que se desgarraba por las flexiones exageradas que hacía para procurar ser más veloz que un grupo de mujeres sin rostro y con crucifijos gigantes que pendían de sus cuellos, trataban de alcanzarla con hachas ;entre ella más rápido corría, más cerca estaban las mujeres. Sara fue torturada, despellejada, mutilada, decapitada, sin que ninguna de las mujeres dijera una sola palabra, pero…Sara no moría, su cabeza que ya estaba viendo cómo cercenaban el resto de partes de su cuerpo, seguía observando con horror y sintiendo cada punzón aunque.

 

Sara despertó y tocó su cuello, seguía ahí, sus manos no tenían sangre, y no había mujeres sin rostro en su habitación; Sara seguía viva, era otra pesadilla.

Los días de Sara transcurrían así. a veces se ahogaba con su propia sangre luego de que la metieran degollada en una tumba diminuta; otra vez sufría mil, dos mil, quizás más puñaladas propinadas por unos niños que para ella lucían como duendes, dentro de una iglesia; otra vez era ahorcada, y la gente veía, y pensando que estaba muerta se marchaban, pero ella seguía ahí, sin respirar, sin que su sangre circulara, viendo cómo empezaban a llegar los insectos y las aves de carroña, sin morir. los sueños de Sara eran bastante realistas.

 

La madrugada del 28 de abril de 1986, Charles Madison, médico neurólogo, tomaba los signos vitales y chequeaba  a una paciente dormida en una camilla. dio indicaciones a la enfermera nueva ,quién no tenía mucha experiencia con este tipo de casos. la enfermera revisaba el diagnóstico que le había dado el doctor:

Paciente: Sara Dawson Witman.

Diagnóstico:  Estado de coma Neurológico indefinido provocado por razones espontáneas

-no se observan lesiones

-no se detectaron tumores

-no presentó sintomatología previa


Sara Dawson Witman, era hija de Helena Witman, la única hija sobreviviente del infanticidio perpetrado por Samanta Witman en 1770. Sara estaba en coma. Sara siempre tendría esas pesadillas. Sara jamás iba a despertar, aunque tuviera dos meses de embarazo

 

Click aquí para más: Historias de terror de Kaar

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (53 votos, resultado: 9,57 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Kaar Stark

Kaar Stark

Te Recomendamos:

Kaar Stark

Publicado porKaar Stark

Soy un aficionado desde niño al misterio y al terror. Stephen King es mi autor preferido.Canal de youtube: www.Youtube.com/KaarStarkSi quieres tener un contacto directo conmigo, puedes escribirme a mi página A oscuras con Kaar también a Twitter en: Twitter.com/Kaar_stark ¡ Gracias por ser testigo de la transmutación de los demonios residentes en mi cabeza a letras!