Otros Cuentos de Miedo

Suerte que no encendiste la luz

Era bastante tarde cuando Melissa regresó a su dormitorio de la universidad, recién llegada de una fiesta. Los chicos de la fraternidad habían ofrecido otra velada salvaje y ella, con unas cuantas cervezas encima y el cansancio acumulado por haberse desvelado para los exámenes esa semana, no daba más de sí. Se retiró de la celebración mucho antes de lo acostumbrado y entró en su habitación arrastrando los pies.

Pensó en prender la luz por un momento pero luego desistió. Jessica, su compañera de cuarto, seguro ya debía estar durmiendo y no quería despertarla. Ella no era de las que iban a fiestas, sino todo lo contrario. Estudiaba tanto que casi no le quedaba tiempo para hacer vida social. Únicamente se relacionaba con dos amigos y su novio, un chico tímido e igual de estudioso que ella.

Melissa se tumbó en la cama tal como estaba, tapándose con las sábanas hasta la cabeza. Antes de quedarse dormida, escuchó unos ruidos extraños al lado. Se escuchaban como gemidos ahogados, provenientes de la cama de Jessica.

Al parecer esa noche había decidido traer a su novio para tener un poco de acción; y ella que pensaba que todavía no habían llegado a esa etapa de la relación.

“Pillina”, pensó Melissa y enseguida se sumió en un sueño reparador.

Al día siguiente, Melissa se revolvió en su cama y se desperezó como de costumbre. Luego miró su dormitorio y liberó un grito de terror.

Jessica estaba en su cama, con un rictus de sufrimiento en el rostro y los ojos vidriosos y desencajados. Su cuerpo, o más bien su cadáver, se encontraba repleto de sangre al igual que las sábanas. Alguien la había apuñalado sin piedad. Y en la pared, con la misma sangre de la muchacha, yacía un mensaje escalofriante:

“Suerte que no encendiste la luz”.

Los médicos forenses determinarían más tarde que Jessica había sido asesinada la noche anterior, justo en el momento en que Melissa entraba en el dormitorio para acostarse. Los gemidos que había escuchado no eran ocasionados por sostener relaciones con su pareja, sino gritos ahogados de dolor, pues el asesino le había tapado la boca con una de las frazadas. Y luego, lentamente, se había deleitado al torturarla justo al lado de su compañera, que dormía sin enterarse de nada.

Lo único que había salvado a Melissa de no correr con la misma suerte, había sido precisamente el hecho de no oprimir el interruptor de la luz. Saber que de haberlo hecho podría haber muerto en ese instante, no le ayudó a sobrellevar el enorme trauma que supuso dicho acontecimiento.

¿Por qué el asesino no la mató también mientras dormía? Posiblemente por morbo, le había gustado el hecho de dejar un testigo en la escena del crimen de una manera tan subrepticia.

Aquel homicidio desató una ola de terror en los dormitorios de las chicas y en todo el campus, provocando que varias muchachas se mudaran por miedo. Melissa fue una de ellas.

Nunca encontraron al asesino.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas (16 votos, Calificación: 8,06 de 10)
Cargando…

Acerca del autor

Erika GC

DESCARGA GRATIS: 20 EJEMPLOS DE CUENTOS DE TERROR

RSS Leyendas de Terror y Urbanas

  • La casa en el bosque
    Muchas personas que viven en las cercanías de la Sierra de Sintra, en Portugal, cuentan esta leyenda a sus hijos para que sean precavidos cuando salen de casa, pues nunca saben con lo que se pueden encontrar en las afueras. Dicen que en el bosque que rodea a esta localidad, existe una casa abandonada y en […]
    Erika GC
  • El colegio maldito
    Esta es una de las leyendas urbanas más populares de Latinoamérica, aunque nadie sabe con exactitud en donde fue que se originó. La historia comienza en un pueblo pequeño, el típico lugar en donde todos los habitantes se conocen y que no cuenta con grandes atracciones. Este poblado poseía unas cuantas casas, además de un […]
    Erika GC
  • El callejón del muerto
    La ciudad de Puebla en México, es una de las urbes más encantadas del país, con su centro histórico lleno de leyendas y las calles por las que nadie se atreve a deambular de noche. Es una de estas calles precisamente, angosta y fría, la protagonista de una de las leyendas más aterradoras del lugar: […]
    Erika GC
  • La niña desaparecida
    En nuestro mundo ocurren a menudo fenómenos inexplicables y hechos insólitos, que de vez en cuando pueden originar los mitos urbanos más escalofriantes. La leyenda corta que estás por conocer a continuación, es una de las más populares y extrañas que se han pasado de generación en generación. Quienes lograron escucharla de fuentes fiables, aseguran […]
    Erika GC
  • El sillón del diablo
    Andrés de Proaza era un médico que vivió en la España del siglo XVI, cuando muchos inocentes eran juzgados por brujería y torturados hasta la muerte por la Inquisición. Aquellos eran tiempos oscuros y muy turbulentos. Desde niño, Andrés había tenido fascinación por la anatomía humana. Ansiaba convertirse en un gran médico y hacer fortuna […]
    Erika GC

Fans que Enviaron sus Cuentos

¿Quieres aparecer aquí? Simplemente envía tus cuentos de terror a nuestro email y si eres perserverante, luego de un tiempo aparecerás.
  • Erika GC (231)
  • Eceba (107)
  • Pedro Luna Creo (43)
  • Carlos Ardavil barron (23)
  • beatriz llerena (22)
  • Mega (18)
  • Floribeth (17)
  • Nikky Gomez x3. (17)
  • Dana (16)
  • Ian Luciano (15)
  • Jonathan Moreno (13)
  • Hakeil Dhles (13)
  • Cony Vanessa (11)
  • Chava TaGU (11)
  • Anónimo (10)
  • Leunam Serrot (10)
  • JEAN PAUL ALEXANDER GUEVARA (9)
  • Alice Kuran (9)
  • Style (9)
  • Catt (9)
  • Heber Alturria (9)
  • kendall fuentes (8)
  • Mily S (8)
  • J.A. Camacho (8)
  • Leonardo (7)
  • Diego Judio (7)
  • Kaar Stark (6)
  • Miguel Angel Hernandez (6)
  • Wagner Geldres (5)
  • Canal Prohibido (3)