Un verdadero monstruo

Publicado por Un Fan del Blog

Cuento enviado por: Javier F. (fan del blog)

Nos ubicamos en una casa a las afueras de la ciudad, con un ambiente tranquilo y pacífico.

Allí se encontraba una pareja sin hijos que vivían como una familia ordinaria. Un esposo con un trabajo nocturno llamado Luís, y su esposa, una ama de casa llamada Gabriela

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Pero un día ese entorno se vería afectado….

-¡¡¡¡HAAAAA!!!! – Un tremendo grito se escucha desde la cocina. Era el grito de Gabriela.
-¿Qué pasa? – Pregunta Luís algo angustiado.
Sin embargo la mujer no paraba de gritar, pues en el lavabo yacía su gatito muerto con el tórax y las tripas de fuera, como si la piel y la carne fuesen una horrible máscara, con las piernas quebradas, todo ensangrentado.  Se alcanzaba a percibir una expresión de sufrimiento en su rostro aún con el hocico abierto.

sombra asesino terror
-Tranquila, tranquila, debió de haber sido un animal -dice el esposo tratando de calmarla.
Pero Gabriela no para de gritar y abrazando fuertemente a su esposo le dice -dudo que sea un animal, pues ¿qué clase de bestia haría esto sin comérselo?-
-Tal vez cuando llegó por la noche el animal se asusto y salió del lugar, sin poderse comer al gatito-dice aun acariciándola y tranquilizándola.
La esposa asiente con la cabeza aun con miedo, creyendo en sus palabras aunque en su interior no crea que del todo haya sido un animal. Sin embargo se tranquiliza un poco y le pide de favor que limpie eso. Luis lo hace con mucho gusto diciendo que olvidará lo de hoy y que pronto le comprará un gatito nuevo. Así transcurrió el resto del día y la noche… Y en la mañana siguiente…

-¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH! De nuevo se volvió a escuchar el grito de la mujer, pero esta vez con más intensidad.
Nuevamente Luís baja para ver lo sucedía y ahora Gabriela, al ver a su esposo bajó corriendo para abrazarlo, quería sentirse segura en sus brazos, saber que esta vez tomaría en serio lo que ocurría.
-Luís, porfavor, ¡llama a la policía! Tengo un mal presentimiento sobre todo esto.-
Pues ahora en la mesita de la sala, se encontraba un ratón totalmente destripado, la cabeza completamente volteada, sus patitas y cola habían sido arrancadas aparentemente  de un mordisco.
-Amor, tranquilízate, recuerda que vivimos fuera de la cuidad y cerca de un bosque, por lo tanto no faltará el animal que entre en busca de comida. – Dice un esposo con una sonrisa, manteniendo la calma y la serenidad.
-¡Pero mira como está! – exclama Gabriela. -¡¿De verdad crees que un animal hizo esto?! Debe ser un asesino que nos esta intimidando, ¡o aun peor! Un monstruo que nos quiere devorar! -dice angustiada y con ojos llorosos.
-¿Monstruos?¡Pfff! -Exclama Luís. -Ya estás grande para creer en esas tonterías, ya te dije, ¡cálmate ya! El fin de semana pongo trampas para cazar lo que sea que está entrando- El marido deja de abrazar a su mujer y comienza a limpiar el cadáver hecho trizas. Sin embargo, Gabriela no se quiere quedar con la inseguridad, así que mientras Luís duerme, Gabriela instala algunas cámaras en la casa que tenían guardadas. Antes de irse a dormir, cierra todas las ventanas y deja grabando las cámaras.
A la mañana siguiente, Gabriela encienderápidamente la computadora para checar lo que las cámaras grabaron la noche anterior, pues tiene miedo de encontrarse algo extraño.Siguió revisando, hasta que ve algo inusual. Aproximadamente a las cinco de la mañana se ve a un hombre entrando a la casa con un animal entre manos. Gabriela se asusta inmediatamente, siente como se acelera su corazón, pues entra por la entrada principal. ¡No solo es un sádico! Si no que también sabe forzar cerraduras. Gabriela no lo podía creer. ¡Ella tenía razón! Un sujeto estaba mandando mensajes de muerte.  En el momento que saca su celular, Gabriela es golpeada fuertemente con algo en la cabeza, dejándola inconsciente.

Cuando Gabriela despierta, se encontraba en el sótano amarrada de una silla.
La mujer no sabe cuánto tiempo lleva allí, ni que había sido de Luís, le atravesaba el corazón pensar que algo malo le había sucedido a su fiel y amado esposo.

Tal vez sería inútil perolo único que podría hacer es gritar desesperadamente -¡¡¡LUUIIIS AYUDAAA!!!

Grito tras grito se escuchaba en el sótano, retumbado en las paredes húmedas, pero no recibió respuesta alguna.

Las lágrimas salían de su rostro. Su corazón latía con una fuerza mientras el sudor recorría su frente y la angustia la mataba por dentro, pues el temor se había apoderado totalmente de ella, pero lo que escuchó enseguida le paralizó el alma. Una voz proveniente de la oscuridad le respondió –Tu Luís no vendrá-
-¿Qué le has hecho?- Dice la mujer con un miedo atrapado en su garganta, que apenas le permite hablar.
-¡Hay Gabriela! ¿Cuándo dejarás de ser tan ingenua?-
Se escuchaba la risa hipócrita y los pasos del asesino al acercarse a Gabriela.
-¡Porfavor! ¡No me hagas nada! ¡No nos hemos metido contigo! -Dice llorando y suplicando por su vida
-Sabes… Tal vez los verdaderos monstruos no son feos, asquerosos y aterradores por fuera–
En ese instante la tenue luz lo ilumina, mostrando su verdadera identidad – ¡Los verdaderos monstruos son personas comunes que hacen lo que muy pocos se atreven a realizar!-
Gabriela no podía creerlo, ¡era Luís!
-¡¿Luis?! ¿Por qué? …. ¿Por qué? tú…- Atónita solo le queda observar a su verdadero esposo -¡Por favor no me hagas nada!, no le diré a nadie que matas animales ni nada de esto… ¡Porfavor no me hagas daño! -dice suplicando con un lloriqueo desgarrador.
-Shhh, relájate amor.- Dice Luís tranquilamente acariciando el aterrado rostro de su esposa.-¿Por qué me suplicas, cuando todo esto es tu culpa?- Dice Luís con una mirada y una sonrisa asesina.
-¡Luís, por favor!- Sigue clamando Gabriela.
-Verás…  Hace tiempo dejaste de excitarme, cada vez que tenia relaciones contigo solo era un simple juego aburrido, así se tornaron con el tiempo. Así que tuve que buscar una manera de satisfacer mis necesidades ¡Y mira que la encontré! El escuchar gritos me prenden como no tienes idea, ¡oh si vieras como me prendías por las mañanas al escucharte gritar…!. Fue un placer indescriptible. ¡Pero tenias que echarlo aperder con tu maldita paranoia!
-¡Si quieres gritare para ti! Y no le diré nada a nadie… ¡Pero por favor no me hagas daño! -no deja de llorar y de sentir el verdadero horror.
-Ho amor… ¡Yo sé que no lo harás!- Dice su esposo sonriente.
De inmediato el esposo inserta un cuchillo sobre el estómago de su esposa, y jalándolo hacia arriba empieza a abrirle hasta donde el tórax lo permite, la mujer grita y llora de dolor.
-¡Siii!. ¡Grita amada mía, excítame como antes lo hacías!- Dice Luís con una cara sádica y llena de placer. Después desencaja el cuchillo metiendo sus manos en la herida, la abre permitiendo que sus intestinos se salgan para dejar un gran charco de sangre sobre el piso.

La mujer impactada por ver sus propias tripas tiradas en el suelo, sumadas por el gran dolor, grita tanto que hasta los vecinos la escucharon. Entonces Luís mete su mano hasta donde esta su corazón y agarrándolo con el puño, mete la otra mano con el cuchillo, saca de un tajo el corazón latente de quien había sido su esposa estos años.
-Dulces sueños amor-

Al siguiente día la policía entró al lugar encontrando a la mujer muerta en el sótano. Sin hallar ningún rastro de Luís.

Hasta la fecha Luís sigue siendo buscado por la policía, pero la pregunta no es donde estará, si no… ¿Qué tan fuerte gritas tu?

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (126 votos, resultado: 8,52 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por Un Fan del Blog

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)


Comentarios: (8) ¿Quieres dejar un comentario?

  1. me encanto tu historia, si fuera realidad no te preguntarías si realmente conoces a las personas que están a tu alrededor??? (claro esta que nunca dejas de conocer a las personas ni a ti mismo); quien sabe tal vez tu también tengas que preguntarte si te conoces realmente…

    Respóndele

  2. Muy buen argumento, mantiene el misterio hasta el final y eso engancha.
    Para mejorar ten en cuenta que alternas diferentes tiempos (pasado, presente) en diferentes párrafos del mismo relato y eso hace que pierda coherencia. También que algunas palabras no están separadas por espacios.

    Respóndele

    • gracias por la observación, y tienes mucha razón, tendré mas en cuenta esos detalles ^^, la verdad es que me importaba mas que sea una buena historia pero ship, mejorare esos puntos

      Respóndele