YO NO FUI

Publicado por J.A. Camacho

Aproximadamente hace unas tres semanas y medía me despertaba bruscamente en medió de la noche a causa de una sensación extraña, ésa sensación de que alguien o algo te observa, a causa de esto me despertaba todas las noches, mi reacción eran siempre sobresaltos y unos extraños escalofríos que recorría todo mi cuerpo.

Por más de dos semanas de estarme despertando en la madrugada no veía más que la profunda oscuridad de mi cuarto, y así me la pasé horas de desveló tratando de conciliar el sueño, pero siempre que me quedaba profundamente dormir la misma sensación de que me observaban regresaba a los pocos minutos y me arrebataba el sueño que tanto me costaba conciliar; Hasta que una noche cuando me desperté no me sobresalte sino abrí mis ojos lentamente hasta que por fin lo vi, era el rostro de un ser humanoide con unos grandes y penetrantes ojos verdes fosforescente, de piel grisácea y grotesca, con una boca muy grande con dientes enormes como los de un sabueso que formaban una mueca muy rara, tenía pequeños y negruzcos pelos alrededor de su cara y parte de su cuerpo, también contaba con unas enormes manos esqueléticas como si fueran garras que se recargan sobre mi ventana, fue solo unos dos o tres segundos lo que lo vi antes de que se alejara de mi ventana y se agacharse y se perdiera de completamente de mi vista.

No pude ni moverme en varios segundos, pero cuando lo ice me acerqué a mi ventana lentamente con el afán de verlo una vez más, pero antes de llegar a mi ventana un temor me invadió y le grité a mi madre y a mi padre, los cuales acudieron a mi llamado, y cuándo les conté lo que avía visitó solo se vieron entre si y mi papá se asomó por la ventana verificando que no avía nada, después termino dándome un sermón sobre los videojuegos y los cómics, a los cuales yo no era muy apasionado, y regañándome de que desperté a mi hermano menor, claro que a mis diecisiete años mis papás no me hicieron tanto caso como yo quería, pero a hora creo que nadie me haría caso realmente, ¿Quién creería una cosa así?.

Antes de que leas el cuento, te recomendamos que te suscribas al Canal Oficial de Youtube para que recibas Videos Gratis de Nuestros Cuentos!!! Clic en el botón:

Después de lo que avía visto no pude dormir en varias noches, cada ruido o sombra me alteraban bruscamente y me mantenía en alerta toda la noche, solo pensar que ese ser fuera a aparecerse de nuevo me aterraba tanto que sentía como mi cuerpo temblaba y sudaba con el solo hecho de ver la ventana, haa… pero fue hasta que ayer en la tarde noche que después de mucho trabajó en la escuela y los estudios para mis exámenes finales, además del intenso calor que hacía, que me quede profundamente dormido.

Fue un ruido el que me despertó, pero no un ruido como el de las noches pasadas, fue sin duda una especie de pisadas como pies descalzos en un suelo de mosaico, unas pisadas tan fuertes que me despertaron, y cuando fui abriendo mis ojos las pisadas estaban acompañadas de una especie de respiración forzada, como la que hacen los perros cuando tienen moquillo. Cuando me incorporé y deslice un poco las sabanas que me cubrían la cabeza, pude verlo de nuevo, era el mismo ser que yo avía visto asomándose por mi ventana días atrás, pero esta vez estaba saliendo de mi cuarto por la ventana, cosa que me causo un horror que no puedo describir ni siquiera en palabras.

Media un poco más de dos metros y se veía espantoso, horrendo, ante la poca luz que entraba a mi cuarto por mi ventana del poste de luz de la calle pude ver lo delgado y mórbido que era, los peños pelillos estaban en todo su cuerpo desnudo, era abismal lo que estaba frente a mí, quise gritar pero no pude me quede anonadado y no pude hacer más que verlo salir en un completo silencio y temblando de pánico que sentía solo con verlo.

En cuanto se marchó me quedé sin palabras solo reaccione cuando sentí como unas lágrimas se deslizaban en mi rostro, me pare lentamente y cuando llegué a unos centímetros de mi puerta sentí una humedad en mis pies descalzos que casi hacen que me resbalara y callera de espadas, al prender la luz mi sorpresa fue aterradora cuando vi un ligero charco de sangre que se metía por debajo de la puerta, llame a mis padres pero no tuve respuesta alguna, al abrirla di un gritó al ver un charco ligeramente más grande que recorría todo en el pasillo y al final de este charco se encontraba mi madre, me acerqué muy lentamente hacia ella temblando y con mis ojos empapados en lágrimas y al llegar hasta donde se encontraba su cuerpo di un grito tan fuerte y profundo que sentí que retuvo en cada rincón de mi casa, pues mi madre ya no era nada de lo que recordaba, su mandíbula junto con su garganta y pecho ya no se encontraban, solo era un cascarón vacío, y alrededor de ella se encontraba un enorme charco de sangre con muchos de sus órganos regados por todas partes incluso del techo caía grandes gotas de sangre, con lágrimas en mis ojos corrí hasta su habitación solo para encontrar a mi padre muerto recargado en una esquina del cuarto, el cual estaba matizado de rojo, el cuerpo de mi padre se encontraba con el abdomen destrozado y sus intestinos se encontraban en sus pies, su rostro parecía haber sido arañando pues sus ojos salían de sus cuencas y la piel de la cara le colgaba además le faltaba el brazo derecho.

Al ver tal cosa sentí un mareo muy grande que casi me desmayo pero lo único que pude hacer fue correr con mi rostro envueltos en lágrimas y casi sofocado por el nudo que tenía en mi garganta, resbale en el pasillo con la sangre de mamá y al pararme toda mi ropa estaba cubierta de su sangre. Por mi mente solo paso un pregunta, ¿Cómo es que no escuche nada de lo que paso?

yono fui

Seguí corriendo hasta que llegue al cuarto de mi hermanito de 5 años y al abrir la puerta encontré solo una plasta rojiza y rosada en su pequeña cama con uno que otro hueso saliendo de ésta y vi su pequeña cabeza de mi hermanito que ya hacía alado de su cama, yo solo grite y me aleje de allí con dirección a al teléfono, pero en la sala avía un completo desastre como si alguien estuviera buscando algo, no distinguí el teléfono por ningún lado, pero si vi el brazo de mi padre con lo que parecía ser un cuchillo muy grande alado de un par de tripas regadas por la sala entonces escuché un ruido que venía de mi cuarto, ¿Era la ventana? Pensé, pero no avía olvidado cerrarla, eran unas enormes pisadas y un golpeteo muy fuerte, tome el cuchillo, que me costó trabajo zafar de entre los dedos del brazo mutilado de mi padre, y me escondí en una pequeña alacena que más bien parecía bodega la cual atore con una escoba de madera y me quede allí sollozando mientras abrazaba mis rodillas y pensado ¿Porque a mí no me avía matado?, alcancé a escuchar un gritó que parecía más un aullido como de un animal, un quejido que logro devastar la poca cordura que me quedaba.

No sé cómo me quede dormido, pero unos enormes golpes en la puerta de la alacena donde me encontraba me despertaron, no supe que hacer creí que esa cosa me avía encontrado y me mataría, solo sostuve el cuchillo muy fuerte y empecé a llorar y a gritar ¡FUE MI CULPA YO TUBE LA CULPA!, de pronto, unos policías lograron abrir la alacena, por el miedo de los golpes casi hiero a uno y me sacaron de allí bruscamente hacía una patrulla yo me encontré desconcertado sin saber que pasaba.

Yo sé que me encontraron manchado de sangre y con un cuchillo en las manos, que casi herí a un policía cuando me sacaron de la alacena y que toda la casa tiene mis huellas y pisadas con sangre además de que grite que fue mi culpa, pero le juró señor juez que esa es toda la verdad, por favor no me mandé a prisión, no lo haga se lo imploro por Dios, le juro que ¡QUE YO NO FUI!….
¡FUE LO QUE SE ASOMABA POR MI VENTANA!.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (43 votos, resultado: 9,74 de 10)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por J.A. Camacho

Te Recomendamos:

Publicado porJ.A. Camacho

Me inspiro mucho en situaciones de mi vida diaria, como por ejemplo al pasar por un pasillo obscuro o ir en una calle solitaria de noche y empiezo a imaginar el trama para mis relatos. Espero que mis historias y relatos sean de su agrado y gracias por brindarme este espacio de antemano muchas gracias.